25 noviembre, 2015

Una Aplicación Imprescindible para Tu Boda

Como organizadora profesional de bodas y eventos, sé que las parejas de novios cada vez apreciáis más las herramientas que os facilitan las cosas y que os permiten personalizar todo lo relativo a vuestra boda. 


Y os gustan mucho más si esas ayudas vienen en forma de aplicación, lo que implica un acceso rápido, en cualquier lugar y en cualquier momento a los distintos aspectos de la organización.


Por eso hoy quiero proponeros una aplicación para bodas que se llama Emocket. Con esta herramienta podréis facilitar los datos del evento a vuestros invitados y compartir fotos, tanto vuestras como de ellos, creando una comunidad alrededor de vuestra boda. Y eso no es todo, esta aplicación no tiene coste para vosotros.


Una aplicación imprescindible para tu boda. Emocket
Autor foto base de la imagen: Alejandro Mármol


Estas son algunas de las ventajas de Emocket...


Agenda


Esta aplicación os permitirá compartir información importante con vuestros invitados, como:


  • La fecha.
  • Los horarios.
  • Los lugares de celebración del evento.
  • Las direcciones.
  • Mapas de las ubicaciones, tanto para localizar el lugar como para calcular la ruta más conveniente.


Logo EmocketEsta herramienta permite complementar la invitación en papel o, incluso, prescindir de ella, puesto que toda la información necesaria estará en el teléfono de los invitados. Eso es muy útil, puesto que la mayoría de nosotros solemos olvidar la invitación en casa cuando nos dirigimos al evento, por no hablar de si se pierde incluso antes. 


Invitación


Vosotros, como anfitriones, podréis enviar las invitaciones a vuestra app Emocket a los invitados a través de e-mail o WhatsApp


Una vez que los invitados acepten esa invitación, se instalará en el teléfono del invitado un icono que le dará acceso a la aplicación... ¡y que tendrá la foto o imagen que vosotros elijáis! Así siempre os tendrán presentes y se animarán a participar en esa pequeña comunidad que crearéis con vuestra app. 


Y no podrán olvidarse de vuestra boda, así no hay excusas.


Photo sharing


Pantalla de Emocket
Autor foto: Alejandro Mármol
Con Emocket no sólo podréis subir vuestras propias fotos (tanto las vuestras como las que suba vuestro fotógrafo), también los invitados que estén autorizados podrán subir sus propias instantáneas en tiempo real. Ano os perderéis ningún momento especial de vuestra propia boda


Podréis elegir qué personas pueden subir y visualizar vuestras fotos. Esta elección puede ser manual o automática desde vuestra agenda del móvil. 


Y, si queréis, vuestros invitados o vosotros mismos podréis adquirir esas fotos en diferentes formatos.


Vídeo


Otro plus al que tenéis acceso es la posibilidad de crear un video a partir de las fotos que elijáis de vuestro álbum. Una vez escogidas esas instantáneas, ya sólo tendréis que añadirle música... et voilà.


Comunidad


Con Emocket crear una comunidad alrededor de vuestra boda es mucho más fácil, puesto que no sólo os permitirá compartir fotos, además vuestros invitados podrán dejar dedicatorias y comentar las fotos.


Seguridad


Las fotos e información que subáis se almacenarán en la nube.


Seréis vosotros los que decidáis qué invitados tienen acceso para visualizar y compartir fotos, con lo que tendréis controlados los accesos.


Sólo se puede acceder mediante invitación, por lo que el acceso no es indiscriminado.


Cómo conseguirla


Si queréis acceder a Emocket como novios, podéis rellenar el formulario con vuestros datos y nos pondremos en contacto con vosotros para indicaros la forma de acceso. 


Pantalla demo de Emocket
Autor foto: Alejandro Mármol
Primero debéis descargaros la app "Emocket Galleries" desde vuestro móvil para poder ver vuestro álbum y la app "Emocket Celebrations" para poder acceder a la información del evento. Son, por así decirlo, dos aplicaciones en una, puesto que se complementan.


Descargas:



Una vez descargadas las aplicaciones, os facilitaremos un código de acceso y el nombre del álbum (para "Emocket Galleries") y del evento creado para vosotros (para "Emocket Celebrations"). En el caso de la app "Celebrations", además del código y el nombre del evento, también tendréis que introducir el teléfono del móvil para que tengáis acceso. Así de fácil.  


Banner Emocket

 
Si estáis interesados en utilizar Emocket como profesionales (organizadores de eventos, wedding planners, fotógrafos, fincas, restaurantes, hoteles...) podéis contactar con nosotros a través de nuestro formulario de contacto


Os invito a que veáis este vídeo de introducción a Emocket para organizadores de eventos y wedding planners.



También puedes acceder al vídeo en este enlace a YouTube.





La primera vez que apareció este artículo fue en El Blog de ¿Quien dijo boda?


Licencia de Creative Commons
Una aplicación imprescindible para tu boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.


Las fotos que aparecen en este post son creación de Alejandro Mármol y propiedad de Emocket

18 noviembre, 2015

Lo Que Necesitas Saber de Las Bodas Ante Notario

La Ley de Jurisdicción Voluntaria, la que permite (entre otras cosas) celebrar matrimonios a los notarios, entró en vigor el 23 de julio de 2015, aunque todavía sigue habiendo muchas dudas sobre este tema.


La principal cuestión que se plantea es si ya se pueden celebrar bodas en el despacho del notario, y la respuesta es sí. Aunque todavía son pocas las parejas que se han decidido por esta vía. En la mayoría de los casos por desconocimiento. 


Por si os interesa celebrar vuestra boda ante notario, en este post encontraréis información que os puede resultar útil.


Lo que necesitas saber de las bodas ante notario


Lo más importante


Lo primero que hace falta es iniciar el expediente matrimonial, exactamente igual que si la celebración de la boda fuese a tener lugar en un Ayuntamiento, Junta municipal o Juzgado de paz.


Este expediente se debe comenzar siempre en el Registro Civil del municipio donde viváis al menos uno de vosotros. A través de la página del Ministerio de Justicia podéis acceder a la información de los Registros Civiles principales en España. Si tenéis domicilios distintos, podéis elegir el que mejor os convenga. 


No es necesario que os caséis en el municipio donde se tramite el expediente, porque luego lo podréis trasladar al lugar que decidáis.


Tendréis que aportar los siguientes documentos:


- Una instancia y las declaraciones juradas de estado civil que os facilitarán en la ventanilla del Registro


Son unos documentos sencillos que acreditan que deseáis contraer matrimonio y el estado civil en el que os encontráis en la actualidad. Para que os hagáis una idea, os dejo unos enlaces para que veáis como es la instancia y la declaración jurada.


- DNI, pasaporte o NIE en vigor

Ojo, que tendréis que llevar los originales y fotocopias, así que tenedlos preparados o tendréis que salir corriendo a buscar un lugar donde os hagan las copias.


- Certificado literal de nacimiento


Tiene que estar expedido por el Registro Civil de vuestro lugar de nacimiento. Y debe tener menos de un año desde la fecha de expedición, así que no os adelantéis demasiado a la hora de pedir los documentos, porque si no tendréis que volverlos a solicitar. Podéis pedir estos certificados presencialmente, aunque sea ahorra mucho tiempo pidiéndolos por correo o por Internet.


- Certificado de empadronamiento 


De la ciudad o ciudades donde hayáis residido los dos últimos años anteriores al matrimonio. Estos certificados se pueden solicitar presencialmente y, en muchos casos, también por Internet.


Si habéis vivido en el extranjero, necesitaréis un certificado del consulado. Y en caso de no haber estado empadronados en ningún lugar, tendréis que aportar documentos que acrediten la residencia durante esos dos años. Sirven documentos como una carta acreditativa del presidente de la comunidad de vecinos, del banco donde hayáis tenido cuenta corriente o de la empresa donde hayáis trabajado; también contratos de alquiler, recibos de suministros (agua, luz, teléfono...), etc. 


- Casos especiales


Pareja de novios del brazoEn caso de ser divorciados o con un matrimonio anulado, tendréis que aportar un certificado literal del matrimonio anterior. Se puede solicitar de forma presencial, por correo o por Internet. Y si se trata de viudos, será necesario también aportar también el certificado del matrimonio anterior y el de defunción del cónyuge.


- Extranjeros


Si uno de vosotros o ambos sois extranjeros, deberéis aportar también:


Un certificado de capacidad de contraer matrimonio o certificado de soltería (según la legislación de cada país). 


Si se trata de divorciados, anulados o viudos, exactamente igual que en el caso de los españoles: certificado literal. 


Los originales de los documentos que provengan del extranjero tendrán que estar legalizados.


Y, cuidado, si alguno de los documentos está en otra lengua, tendrá que acompañarse de una traducción. Y no vale cualquiera, tiene que estar realizada por un traductor jurado.


Tramitación del expediente matrimonial


Una vez que hayáis presentado estos documentos se iniciará el expediente. El juez los examinará y os dará cita para que vayáis en persona, junto con dos testigos (no tienen que se obligatoriamente los que firmarán el día de la boda), para jurar o prometer que queréis contraer matrimonio y para declarar el estado civil en el que os encontráis. Vamos, ratificar en persona lo que habéis puesto en la instancia y las declaraciones.


Pareja de novios de la manoHecho esto, el juez dictará la resolución del expediente y, si está completo y conforme, autorizará la celebración de la boda. 


Este expediente lo podéis recoger vosotros en persona y llevarlo al notario que hayáis elegido o pedir que lo envíen a quien vaya a celebrar la boda. Mi consejo es que lo hagáis vosotros, es más rápido y seguro. Por cierto, os darán cita para recogerlo.


En un futuro podrá ser el notario el que se encargue de la tramitación del expediente matrimonial, pero por el momento, es necesario hacerlo en el Registro Civil que os corresponda. 


La elección del notario


La teoría es que todos lo notarios pueden celebrar matrimonios civiles, pero muchos de ellos tienen la agenda repleta y ni siquiera os darán cita. Lo ideal es buscar a notarios más jóvenes, que hace poco tiempo que están en activo y no tienen tanta sobrecarga de trabajo. 


Los Colegios Notariales os ayudarán con esta tarea, porque los conocen a todos. Os recomiendo que, si no tenéis ningún notario de confianza, llaméis al Colegio Notarial que corresponda a vuestra localidad y les pidáis ayuda. 


Otra opción es que el matrimonio se celebre en el propio Colegio Notarial


Antes de la boda


Debéis llevarle al notario que hayáis elegido el expediente matrimonial y rellenar una solicitud. Una vez hecho esto, os dará cita para celebrar la boda.


Los días y las horas de celebración dependerán del notario que hayáis elegido. Los hay que tienen habilitados unos días y unas horas donde llevan a cabo las ceremonias, y otros son más flexibles y se adaptan (dentro de un orden) a los deseos de los novios.


Firma del Acta MatrimonialEl día de la boda debéis acudir junto con dos testigos, provistos todos de vuestros documentos identificativos. 


Como en cualquier otra boda civil, se firmará el correspondiente Acta de Matrimonio.


Desplazamientos


La decisión de si el notario celebra el enlace en su despacho o en el lugar elegido por los novios depende del propio notario. Eso sí, en caso de aceptar desplazarse a otro lugar, os cobrará un extra por la ida y por la vuelta, igual que haría con cualquier acta. 


Pero, insisto, esta decisión es potestativa del notario, puesto que sólo está obligado a desplazarse en situaciones especiales, como una enfermedad.


El precio


El matrimonio se considera como un documento sin cuantía (en el que no hay dinero de por medio, como una hipoteca o un contrato de compraventa), por lo que el precio básico será de entre 100 y 150 €. El importe dependerá, entre otras cosas, de si la boda se celebra en día de diario o festivo, o si se celebra en la notaría o fuera de ella.


El registro del matrimonio


Será el notario el que se encargue remitir inmediatamente el Acta de Matrimonio al Registro Civil correspondiente. Será este último el que os entregue, una vez inscrito el matrimonio, el Libro de Familia. 


Por supuesto, una de las copias del Acta de Matrimonio os la entregará el notario al finalizar la boda. 


A tener en cuenta


Debéis tener en cuenta que si la boda se celebra en el despacho del notario, habrá ciertas restricciones que tenéis que considerar: 


  • El despacho del notario tiene un espacio limitado, así que el número de asistentes no podrá ser muy numeroso. Esto no es un problema si se va a desplazar a otro lugar con más capacidad.
  • La decoración y ambientación será la que os permita el notario, puesto que, al fin y al cabo, la notaría es su lugar de trabajo y es probable que después de vuestra boda tenga otros clientes que atender.
  • La ceremonia, sobre todo si se celebra en su despacho, será tan escueta como lo considere el notario. Muchos de ellos estarán encantados de que leáis vuestros votos, os intercambiéis anillos y arras o se lea algún texto, pero son ellos y su agenda los que deciden. 
  • Es importante que todos estos aspectos de la ceremonia los habléis previamente con el notario, para que no haya sorpresas el día de la boda.


La fecha de la boda y las alianzasPor otra parte, una vez tramitado el expediente matrimonial, es una forma mucho más rápida de casarse, puesto que el notario os dará cita antes que el Registro o el Ayuntamiento.


Y también os puede resultar más económico. El Registro Civil, algunas Juntas Municipales (en Madrid y siempre que la boda no se celebre en sábado), algunos Ayuntamientos (si estáis empadronados en ellos), no cobran nada por las bodas. Pero en otros Ayuntamientos, empadronados o no, las tasas pueden ser de infarto. Estamos hablando de hasta 500 €, según el municipio.


Para terminar quiero dar las gracias al Colegio de Notarios de Madrid por la información que me ha facilitado por teléfono y a través de su web, que me ha ayudado a completar con fundamento la información de este post.




Información de interés:

Guía Notarial
Listado de Colegios Notariales de España
Aranceles de los Notarios y Registradores de la Propiedad


Post relacionados:

Protocolo de la Ceremonia Civil (I)
Protocolo de la Ceremonia Civil (II)
Bodas Civiles con Oficiante: el Éxito en 10 Pasos
Validez de las Bodas en Alta Mar




La primera que vez que apareció este artículo fue en El Blog de¿Quién dijo boda?
 





Licencia de Creative Commons
Todo lo que necesitas saber de las bodas ante notario by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

11 noviembre, 2015

Cerveza Artesana en la Boda. Todo un Regalo


Buscar un detalle para los invitados que sea útil y original es una tarea complicada, qué os voy a contar que no sepáis ya.


Pues para ayudaros a encontrar uno de esos regalos perfectos, me gustaría daros una idea: cerveza. Pero no cualquier tipo de cerveza, no. Os hablo de cerveza artesana, en la que podéis elegir la variedad y la etiqueta. A que os va gustando la idea...


Cerveza artesana en la boda. Todo un regalo


Soy una firme defensora de regalar productos gourmet a los invitados, porque me parece que son detalles útiles y que gustan a todo el mundo. Una figurita de resina presentada en una bolsa de organza suele acabar en la basura o, en el mejor de los casos, en el lugar más recóndito de la vitrina del comedor. Sin embargo, a un regalo que se come o se bebe, se le va a dar uso con alegría; sí o sí. Y la cerveza artesana es uno de esos detalles.


Por si os quedan dudas, aquí va más información acerca de las cervezas en la boda...


Embotelladas y como regalo


La calidad


Cervezas artesanas con etiquetas personalizables
Las cervezas de las que os hablo cumplen con todas las normas de calidad por parte de la cervecera artesana que las fabrica y cuentan con su correspondiente Registro Sanitario que, por seguridad, se imprime en algún lugar de la etiqueta. 


Esto de la calidad y el Registro no es superfluo porque, al fin y al cabo, estaréis ofreciendo a vuestros invitados un producto para consumo alimentario y debéis tener claro que no pondrá en peligro la salud de los invitados. Vamos, que con las cosas de comer no se juega.


Estilo


Para que podáis elegir el tipo de cerveza que más os apetece regalar, tenéis las siguientes variedades:


  • Pilsen. Un estilo con el que no te equivocarás.
  • Brown Ale. Un regalo con un toque diferente.
  • Special Bitter. ¡Sorprendente!
  • American Pale Ale. Afrutada y original.
  • India Pale Ale. La "craft" más de moda. 


La etiqueta y algo más


Podéis elegir una etiqueta personalizada para que la cerveza que regaléis sea todavía más vuestra. 


Un equipo de diseño os ayudará a que la etiqueta os refleje a vosotros y esté integrada con el estilo de la boda, en cuanto a diseño y color.


Etiquetas personalizables para cervezas artesanas


Incluso podéis encargar las etiquetas con un mensaje personalizado para cada invitado. 


Y para remate, también podéis encargar unos posavasos a juego o envolver las cervezas en papel personalizado para la boda. ¿Puede haber algo más cool


Otras propuestas cerveceras


Beer corner


Cervezas artesanasOtra forma de regalar algo original a los invitados es ofrecerles una barra decorada para la ocasión, en la que se puedan degustar las mejores cervezas artesanas e internacionales. Y servidas a la mejor temperatura, porque llevan neveras adecuadas para ello, pero que no se ven, porque las colocan debajo de la barra que está vestida y decorada.


La barra está atendida por dos catadores uniformados, que responderán a las preguntas de los invitados y les asesorarán con amabilidad y saber hacer.


Barra de cervezas artesanasLa cerveza no se sirve en botellín, sino en copa. Y eso es un plus en una boda, en la que los invitados visten sus mejores galas, algo completamente reñido con un botellín, ¿no os parece?


Se puede elegir entre más de 150 tipos de cerveza, así que la barra estará personalizada al máximo con las que más encajen con vuestros gustos y con el menú que se vaya a servir en la boda.


Esta idea es perfecta tanto para el cóctel, como para la propia recepción o la barra libre.  


Despedida diferente


Cervezas en hielo dentro de una carretilla¿Os imagináis una despedida que consista en una comida o cena con un chef cocinando en vivo y con maridaje de cerveza? ¿O una jornada de elaboración y cata de cerveza artesanal? Suena bien, ¿no?


Desde luego no es la típica y tópica despedida de soltero/a, sino algo mucho más gourmet y estiloso, adecuado para las despedidas conjuntas o por separado.


De hecho, ahora que lo pienso, también son ideales para compartir un buen rato con esos amigos, familiares y compañeros de trabajo que no están invitados a la boda, pero con los que se quiere tener un detalle. 


Y para terminar, brindo porque este post os haya sido útil... ¡salud!

 
Si te ha gustado la idea de las cervezas artesanas como detalle para tus invitados, la barra de cervezas o las despedidas diferentes, puedes contactar con Catar Cerveza o con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.




La primera que vez que apareció este artículo fue en El Blog de ¿Quién dijo boda?


Licencia de Creative Commons
Cerveza artesana en la boda. Todo un regalo by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

04 noviembre, 2015

Motivos de Discusión al Organizar la Boda

Organizar una boda es algo maravilloso, qué os voy a decir yo que me dedico a ello, y me encanta. Es un momento lleno de actividad, de ilusión, de emociones... Y precisamente por todo eso, también es un momento que puede resultar muy estresante.

 
Y ese estrés, junto con la enorme cantidad de decisiones que hay que tomar a lo largo de la organización, puede ser motivo de discusiones en la pareja.

 
A continuación os cuento algunos de los motivos más habituales que propician desencuentros a lo largo de la preparación de la boda:

 
Motivos de discusión al organizar la boda


Presupuesto


Uno de los puntos de la organización que suele generar más problemas es el de la inversión que se va a realizar en la boda, viaje de novios incluido. 

 
Para evitar discusiones en este sentido sería conveniente que, antes de comenzar a organizar nada, decidierais cuánto os vais a gastar. Y esa decisión debería ser tomada por ambos, incluso si los ingresos provienen sólo de uno de vosotros. Al fin y al cabo, la aventura de la boda y sus consecuencias económicas os conciernen a los dos


Paraguas con dineroEs importante que a la hora de planificar ese gasto, lo hagáis de una forma realista, teniendo en cuenta la cantidad de dinero a la que podéis acceder vosotros mismos. Ya sea procedente de vuestros ahorros o de algún tipo de financiación, pero sin contar con los posibles regalos en dinero de los invitados. Esa será la mejor forma de no encontrarse con una sorpresa desagradable a la hora de hacer el recuento de los ingresos en la cuenta bancaria o de los consabidos sobres...

 
Por otra parte, no sólo es importante que decidáis cuánto, también en qué os vais a gastar ese dinero. Valorad entre los dos cuáles son las partidas más importantes para vosotros y poned la mayor parte del dinero en ellas y recortad o eliminad las que os parezcan prescindibles.

 
Os sugiero que todo eso lo vayáis poniendo en papel, porque os quedarán más claras las cosas y, en caso de duda, siempre tendréis un recordatorio a mano. Y eso ayuda bastante a ajustarse al presupuesto.

 
Tipo de ceremonia


¿Religiosa? ¿Civil? ¿Simbólica? En caso de que cada uno tenga una opinión distinta en cuanto a cómo debe ser la ceremonia, la cosa se puede complicar. Las convicciones en este sentido suelen ser fuertes, por lo que os aconsejo que os sentéis tranquilamente (tranquilamente... y solos, sin padres ni hermanos de por medio) y habléis acerca de las razones y lo que supone para cada uno de vosotros una u otra elección. 


A partir de esos argumentos, prescindiendo de las presiones externas y la cabezonería infantil, lo ideal es llegar a una entente cordiale


Os pongo un ejemplo. Ella prefiere una ceremonia civil, porque no es creyente y huye de todo lo que tiene que ver con la religión. Él, un poco por convicción y un mucho por la presión de sus padres, quiere una ceremonia religiosa a toda costa. Menudo lío, ¿verdad? Si ambos se enrocan en sus posiciones, la cosa pinta mal. Quizás la solución a este problema sea que, escuchando al otro (de corazón), cada uno valore para quién supone más sacrificio ceder.


Al fin y al cabo, lo que importa es con quién os vais a casar, no el cómo

 
Lugar de celebración 


Otro punto que puede generar discusión es el lugar. ¿En mi ciudad o en la tuya? ¿En mi parroquia o en la tuya? ¿En una finca o en un hotel rural?


Para llegar a este tipo de elección, lo más importante no debería ser lo que quiere uno o quiere el otro, sino lo que es más adecuado para el presupuesto, el tipo de boda y el número de invitados que tenéis previstos. 


Ceremonia al aire librePor mucho que a alguno guste una boda en la playa, si la mayoría de vuestros invitados no se pueden desplazar, deberíais eliminarlo de la lista de posibles lugares. O, por mucha ilusión que os haga a uno de vosotros el que la ceremonia se celebre en la catedral de vuestra ciudad, si vais a ser 20 invitados, quizás lo mejor sería buscar una iglesia más íntima y acogedora.


Y en caso de que las elecciones de ambos sean apropiadas, si la otra persona ha cedido ya en alguna parte de la organización...  ¿por qué cedes tú en ésta? Y viceversa, claro


Invitados


Este es un motivo de polémica, porque entran en juego muchos factores: compromisos propios que no son los de la otra persona, compromisos de los padres de ambos, personas non gratas para alguno de los dos.


Antes de elaborar la lista de invitados y poneros a discrepar, consultad el presupuesto, porque eso marcará la cantidad de personas a las que podéis invitar. Eso facilita algo las cosas.


Después os sugiero que hagáis dos listas, una para cada uno, con los invitados clasificados según la importancia que tienen esos invitados para vosotros. La idea es que estén lo más igualadas posible en cuanto a número de candidatos. Luego sólo tendréis que ir tachando un invitado cada uno, hasta que lleguéis al número total que hayáis decidido de antemano.

 
Padrinos


Si os vais a regir por la tradición, no tendréis ningún problema, puesto que está claro: padre o familiar varón más cercano a la novia = padrino y madre o familiar femenino más cercano al novio = madrina. 


El problema puede surgir si vais a elegir otro tipo de fórmulas. En este caso os aconsejo que sigáis el mismo criterio que con la ceremonia.

 
Suegros


En este caso las dificultades surgen cuando el suegro o la suegra (o ambos) quieren tomarse más atribuciones que las que quiere la pareja. 


Novios felices
No dejéis que nadie ni nada se interponga entre vosotros
En este caso lo ideal es marcar los límites desde el minuto uno, primero entre vosotros y luego comunicándoselas de forma delicada a los interesados. 

 
Si no pactáis este asunto antes, lo más probable es que cuando alguno de los suegros se exceda en sus funciones, el hijo (o hija) defienda a su padre o su madre... y la confrontación ya está servida. 

 
Y, como siempre recomiendo, si recortáis las funciones de padres o suegros en la mayor parte de la boda, dejadles que participen en algún punto de la boda. Puede ser eligiendo algo (algún elemento de la decoración, la música de la ceremonia, los detalles para los invitados...) o participando en la ceremonia o la recepción del algún modo.

 
Hermanos y cuñados 


Sucede igual que en el caso de los suegros, aunque puede haber un problema añadido si va a haber damas de honor o su equivalente masculino


Lo ideal es que cada uno elija a sus acompañantes, independientemente del parentesco. Es decir, si la novia quiere damas de honor, no debería verse forzada a admitir a una cuñada insoportable, sólo porque es la hermana de su futuro esposo. Y viceversa. Esto, por supuesto, no supone un problema si hay buenas relaciones familiares entre todas las partes. 

 
Reparto de tareas


La disputa en este caso puede ser por exceso o por defecto. Si uno de los componentes de la pareja se desentiende y todo el peso de la organización recae sobre el otro, puede ser fuente de discusiones, sobre todo si el organizador desea ayuda. 


Y, por el contrario, si uno quiere colaborar y tomar decisiones en la planificación y ejecución de la boda y el otro no se lo permite, la discusión está servida.


Mi consejo es que decidáis de antemano quién hará qué... y por escrito. No es necesario hacer un documento ante notario, no, pero sí escribir una lista en un papel.


El reparto de tareas será más fácil, por supuesto, si contratáis a una Wedding Planner, porque la mayor parte la organización será tarea suya. 

 
Votos


Intercambio de alianzas
La redacción de los votos puede ser motivo de peleas, sobre todo si uno de los dos no quiere hacerlo o se lo está tomando con mucha tranquilidad, y la otra persona se lo toma mal.


Muchas veces detrás de esta negativa suele estar el miedo escénico a la hora de pronunciarlos en público, el pudor por tener que expresar sentimientos delante de mucha gente o, simplemente, la incapacidad para escribir un texto.


Habladlo, y si alguno no quiere votos, es mejor que no los haya y evitar las disputas. No son imprescindibles.

 
Vestuario

 
Y, por último, el tema del vestuario. Si cada uno de vosotros tiene un estilo distinto, es probable que disintáis a la hora de elegir la ropa y los complementos que luciréis ese día. Hablo del "yo no me pongo chaqué ni loco", el "me voy a poner tacones, sí o sí, aunque te saque la cabeza" o el "quiero llevar las Converse o no me caso"... ¿te suena?

 
Novios felices en una barca
Lo más importante: vosotros dos
En este caso sólo hay una solución: llegar a un punto medio. Rebajando las exigencias de cada uno para acercarse al otro, sin necesidad de renunciar a la propia personalidad. 


Y recordad: en la boda lo más importante es el por qué, no el cómo, el dónde o el cuándo, así que no merece la pena discutir por ello. 





Post relacionados:

6 Ideas para Preparar (Bien) la Lista de Invitados
¿A quién no Invitar a la Boda?
Hacienda, la Invitada Más Incómoda
¿Qué Hacer con los Padres que No Son Padrinos?
La Hermana de la Novia 
El Novio También es Protagonista 
 






La primera que vez que apareció este artículo fue en El Blog de ¿Quién dijo boda?



Licencia de Creative Commons
Motivos de discusión al organizar la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.