20 enero, 2013

Qué Hacer si la Boda se Aplaza o se Cancela

¡Nos casamos! Una de las frases que más ilusión provocan en todos nosotros porque es toda una declaración de intenciones: queremos ser felices y nos comprometemos a serlo juntos. ¡Uf, ha quedado una frase no apta para diabéticos, es demasiado pastelera!


Pero hay ocasiones en las que el destino decide darnos con la puerta en las narices y nos vemos en la tesitura de tener que aplazar o cancelar la boda. Y, en la mayor parte de los casos, los motivos no son muy alegres: uno (o los dos) miembros de la pareja deciden que no están preparados para casarse, problemas económicos, fallecimiento de un familiar, retraso en la documentación (en caso de segundas nupcias o de matrimonios entre extranjeros) y otras catástrofes similares.

 


Cuando esto ocurre es necesario, ante todo, que os toméis las cosas con serenidad. Aunque es bien cierto que es difícil, es imprescindible tener la cabeza fría para poder acometer la ingente (e ingrata) tarea que significa aplazar o cancelar la boda.

 
Veamos qué hacer:

 
En caso de aplazamiento

 
Habrá que comunicar a todos los proveedores e instituciones que la boda se va a aplazar. En la mayoría de los casos os aplicarán una penalización que será más o menos grande según la cercanía de la fecha de la boda. Por ello, es necesario que hagáis una lista, después de haber revisado los presupuestos, para ir llamando a cada proveedor según os convenga más. Mi consejo es que negociéis lo mejor posible con cada uno de ellos para intentar reducir la penalización. En el caso de las instituciones (Iglesia y/o Estado), es necesario comunicarlo lo antes posible y, si se tiene prevista la nueva fecha, iniciar los trámites con rapidez.

 
Si aún no habéis enviado las invitaciones, únicamente debéis comunicarlo en persona o por teléfono a todos los invitados que tenían constancia de vuestra próxima boda, sin ningún trámite más.

 
Si ya habéis enviado las invitaciones, debéis enviar una nota informando del aplazamiento de la boda. No hace falta que indiquéis el motivo (tampoco habéis dicho porqué os ibais a casar en las invitaciones, ¿verdad?), salvo fallecimientos, enfermedades de personas muy allegadas u otras causas realmente graves.


Debéis tener en cuenta, aunque sea un gasto más, que hay que enviar otras invitaciones con la nueva fecha.

 
En caso de cancelación

 
Al igual que en el caso del aplazamiento, habrá que informar a proveedores e instituciones. En este caso es necesario negociar de forma más dura con los proveedores, porque serán más reacios a recortar sus indemnizaciones al no haber nueva fecha de boda.

 
Como en el caso anterior, si no habéis enviado las invitaciones, la comunicación de la cancelación es más sencilla. De palabra, por teléfono o, incluso por email. Pedid ayuda a familiares y amigos si las personas que sabían que os casabais eran muchas.

 
Cuando las invitaciones ya se han entregado, la cosa es más complicada, es ineludible enviar una nota a todos los invitados informando de la cancelación. En este caso os aconsejo que no indiquéis el motivo por el que se cancela y, en todo caso, podéis decir que ha sido una cancelación de mutuo acuerdo, independientemente de la causa real.

 
Debéis devolver todos los regalos que ya os hayan enviado, junto con la nota de cancelación. Y todos, son todos. Quedarse con los regalos de boda es totalmente inaceptable. 

 
Los dos también tenéis que devolveros los regalos que os hayáis hecho antes de la boda y, en especial el anillo de compromiso. Si el novio insiste, la novia puede quedarse con él, pero mi consejo es que por su bien no lo haga; a la larga, tener algo que sirve de recuerdo y de nexo de unión, es contraproducente.

 
Algo a tener en cuenta para evitar problemas con los aplazamientos y cancelaciones son los seguros de bodas. En el mercado cada vez hay más aseguradoras que ofrecen este tipo de pólizas, así que, es algo a tener muy en cuenta. Cubren desde problemas meteorológicos hasta la enfermedad de uno de los contrayentes, incluso incumplimientos de proveedores.


En cualquier caso, desde Quién Dijo Boda deseamos de todo corazón que nunca os tengáis que enfrentar a ninguna de estas situaciones.



Te puede interesar:

Seguros para Eventos Innova
Broker Menorca Correduría de Sguros - Seguros Cancelación Bodas

8 comentarios:

  1. ¿Pero es que alguien se queda con los regalos una vez anulada la boda ? Saludos desde www.clinicaalzahar.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, aunque parezca increíble, sí que hay gente que piensa que "lo regalado, regalado está" y pretender quedarse con los regalos. Personalmente, me parece inaceptable, pero tiene que haber de todo. Gracias por tu comentario. Si os apetece, me encantaría que colaboráseis en Quién Dijo Boda con algún post con recomedaciones de cirugía plástica y estética para las novias, estoy segura de que les interesaría mucho. Un saludo.

      Eliminar
  2. hola la he tenido que aplazarla por salud quiero hacer nuevos tarjetones me podeis dar ideas del texto
    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Siento mucho que hayas tenido que aplazarla y más por ese motivo. ¿Qué ideas necesitas? ¿Para informar del aplazamiento? ¿O para las nuevas invitaciones?

      Si es para el aplazamiento, mi consejo es que, en el mismo tono de formalidad que la hayáis dado a las invitaciones, informéis de forma breve del aplazamiento. Algo así como: "Lamentamos informarte del aplazamiento de nuestra boda. Próximamente recibirás una nueva invitación con la nueva fecha" ó "Debemos aplazar la boda por motivos ajenos a ambos. En unos meses recibirás la nueva invitación, porque contamos contigo para compartir ese día, aunque sea un poco más tarde de lo previsto".

      Lo más adecuado es no dar demasiadas explicaciones, tal y como indico en el artículo.

      Si son las invitaciones, no tenéis más que volver a encargarlas con la nueva fecha.

      Lo lógico es que enviéis una tarjeta con el aplazamiento y después las invitaciones tal cual. A los más allegados les podéis comentar el aplazamiento en persona (vosotros mismos o familiares o amigos en vuestro nombre).

      Si necesitas algo más, aquí estamos para ayudarte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Voy a aplazar mi boda. Las razones demasiadas. Desde económicas hasta problemas con el novio. Creo que me debo o debemos darnos más tiempo para este gran paso.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Velia.

    Siento mucho que vayas a pasar por el trance de aplazar la boda. Si más adelante puedes y quieres celebrar la boda, será porque es lo mejor para ti. Si no, el tiempo es el mejor consejero y la mejor cura.

    Sea como sea, te deseo lo mejor y te envío todo mi apoyo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola..yo también he tenido que aplazar mi boda por problemas de salud de mi chico...no sabemos cuando la celebraré. Era en abril de este año... La historia es que queremos intentar ser papis a partir de diciembre y él aún no está recuperado para una fiesta y yo embarazada no me quiero casar....vamos un lío

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmina.

      Lo importante es que tu chico se recupere. Ya tendréis tiempo para celebrar una boda cuando esté en condiciones. Además, siempre podéis hacer una boda íntima y sencilla y dejar la fiesta para más adelante, ya con el bebé.

      Espero de corazón que todo os salga muy muy bien y que pronto podáis tener la boda que deseáis... y que en lugar de ser dos ya seáis tres.

      Un abrazo

      Eliminar

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.