06 julio, 2022

Flores que Deberías Evitar en la Boda

Es difícil imaginar una boda sin flores u otros elementos vegetales, ya sean frescos, secos o preservados. En el ramo, en el peinado de la novia, en los prendidos del novio o el padrino, en la ceremonia, en el cóctel, en la recepción... Y es que las flores y hojas aportan belleza, alegría, frescura e incluso simbolismo en cualquier lugar en el que se utilicen.


Pero no todas son apropiadas, por muy bellas que sean. Y en este post quiero compartir contigo aquellas flores que deberías evitar en tu boda. No dejes de leerlo si todavía no has elegido las tuyas.


Flores que deberías evitar en la boda


Evita las flores y vegetación que estén fuera de temporada. Todas las estaciones ofrecen variedades magníficas con las que confeccionar tu ramo de novia o la decoración de la boda, por lo que no tiene ningún sentido elegir las que requieren transportes de miles de kilómetros... o cientos (o miles) de euros.

 

Rechaza las flores que sean muy costosas. Como ya te he señalado antes, hay una enorme variedad de flores económicas y de temporada entre las que elegir, preciosas y muy decorativas. ¿Por qué gastar una fortuna en flores carísimas entonces? Invierte ese dinero en otras cosas en las que luzca más, o ahórralo. Creo que la única excepción para introducir flores muy caras, es la de aquellas que tienen un significado muy profundo: la que llevó tu madre el día de su boda en su ramo, la que le gustaba a alguna persona especial para ti y que ya no está entre nosotros, la flor típica de tu ciudad o país si te casas en otro lugar...  


Peonías rosas

 

Flores que puedan afectarte a ti, a tu pareja o al resto de invitados si sufrís alergia a su polen o si sois sensibles a ellas. Los estornudos, el lagrimeo, las narices coloradas, las dermatitis o las crisis de asma no son lo más recomendable en una boda. ¿Un ejemplo? Los crisantemos.

 

Si hay niños muy pequeños o mascotas en la boda, es recomendable decirle no a aquellas flores que pueden ser tóxicas o provocar reacciones, especialmente si son muy atractivas a la vista. Algunas de estas flores son los narcisos o las calas (o lirios de agua).


Cala en un recipiente con agua

 

Aquellas que sean demasiado fragantes y que puedan terminar por abrumaros. Hay personas muy sensibles a los aromas fuertes, por lo que las flores con olores muy penetrantes pueden llegar a causarles angustia, dolores de cabeza o incluso reacciones alérgicas. Por otra parte, si la fragancia es muy intensa y las flores están en la decoración de la zona de cóctel o del banquete, pueden impedir que se disfrute de la comida.

 

También es importante rechazar las flores que puedan manchar. El pólen, los pétalos y las hojas de algunas de ellas pueden manchar, y mucho. Y eso puede ser un problema cuando se trata del ramo de novia, puesto que pueden dejar rastro en el vestido. También pueden dar más de un disgusto si se trata de decoraciones en zonas de paso, ya que pueden estropear la ropa de los invitados. E incluso las de los centros de mesa, porque pueden dejar rastro en la mantelería y arruinar el efecto de una cuidada decoración. Los lilium, las amapolas, las mimosas o incluso las rosas pueden ser algunas de las flores que pueden manchar los tejidos.

 

Otras flores y vegetación que deben evitarse son aquellas que no resisten bien el paso de las horas, sobre todo si hace mucho calor o mucho frío; como el eléboro o el tulipán. 


Tulipanes

 

Hay variedades que son muy delicadas y cuyos pétalos se estropean enseguida con el roce o el movimiento. Un ejemplo: las peonías. Son preciosas (y caras), es cierto, pero quizás sea más apropiado utilizarlas en los centros de mesa o en otros puntos de la decoración que no estén en zonas de paso que en el ramo.

 

También es recomendable tener cuidado con aquellas que no conviven bien con otras plantas cuando se mezclan en un jarrón o un centro, como los narcisos.

 

Y aquellas que necesitan mucha agua tampoco son muy adecuadas, puesto que no se podrá aportársela en suficiente cantidad a lo largo de la boda. Algunas de estas flores son el astilbe, las hortensias y las lilas. 


Hortensias

 

También debes tener en cuenta que muchas flores blancas terminan por adquirir tonos amarillos y dorados, especialmente en los bordes, cuando se exponen al aire. 

 

Te invito a que no incluyas las flores que tengan un significado negativo en tu cultura, tu comunidad o incluso tu familia

 

Finalmente quiero recomendarte que consultes con un profesional de la floristería para que te asesore. Los floristas saben cuáles son las variedades más adecuadas y las alternativas a las que no sean las más apropiadas para tu boda. 


¿Qué flores te gustarían para tu boda? ¿Ya has decidido cuáles serán?


 

Post relacionados:

¿Has Pensado en Reutilizar las Flores de la Boda? 

Cómo Utilizar las Flores Secas en una Boda

Errores a la Hora de Elegir las Flores de la Boda 

Pon Hierbas Aromáticas en Tu Boda

 

La primera vez que apareció el post Flores que Deberías Evitar en la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Flores que deberías evitar en la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

29 junio, 2022

Ideas para Reutilizar Tu Vestido y Complementos de Novia Tras la Boda

¿Qué vas a hacer con lo que llevarás puesto el día de la boda una vez que ésta haya pasado? ¿Con el vestido? ¿Con el velo o el tocado? ¿Con los zapatos? ¿Y con el ramo o la joyería? Porque son muchos, y en los que probablemente te hayas gastado un buen dinero. 


Hay muchas novias que los ponen en una caja y los suben al desván o los ponen en el altillo del armario y se olvidan de ellos. Y es una pena... y un desperdicio de recursos. Teniendo en cuenta que cada vez somos más conscientes de que el consumo responsable y la sostenibilidad son importantes (para una misma y para todos), se hace casi imprescindible reutilizar la mayor cantidad de ropa y complementos posible, también los nupciales. 


Por eso en este post quiero darte algunos consejos e ideas para reutilizar tu vestido y complementos de novia tras la boda.

 

Ideas para reutilizar tu vestidos y complementos de novia tras la boda

 

Así puedes evitar de antemano que tu outfit nupcial termine arrinconado al fondo de un armario (o en el contendedor de la basura)

 

Adquirir prendas y accesorios que ya desde el inicio se puedan reutilizar después de la boda, por su diseño, su color o su textura.

 

Pensar en la segunda vida que se le puede dar a todo lo relacionado con el outfit nupcial tras el sí, quiero antes de comprarlo. 

 

Alquilar lo que vayas a llevar el día de la boda, en todo o en parte.

 

Qué puedes hacer después con lo que luzcas en la boda

 

Vender el vestido y los complementos de segunda mano. 

 

Regalar todo o parte de lo que lleves en la boda a alguien que pueda aprovecharlo.

 

Donarlo a novias sin recursos.

 

Reutilizar tu outfit nupcial al máximo posible.


Cómo reutilizar tu vestido y complementos de novia después del sí, quiero


Vestido

 

Puedes confeccionar con él otras prendas a las que les puedas dar uso más allá de la boda: blusas, camisas, tops, faldas, vestidos...

 

 

Otra opción es guardarlo para usarlo como base para ropita para un futuro bebé o el de alguien especial. 

 

Incluso es posible utilizarlo para elaborar un bolso de vestir o complementos para el cabello, o para incluso para forrar alpargatas o zapatos. 

 

Una bonita idea es coser pañuelos, que puedes bordar con nombres o mensajes especiales, para personas queridas para ti, como recuerdo de la boda.

 

También podrás utilizarlo para hacer cojines, servilletas, mantelitos individuales y otras piezas para la casa.

 

 

Si la tela es suficientemente resistente, quizás quieras forrar con ella marcos, cajas o baúles de madera, incluso el cabecero de tu cama.


 

Velo

 

Dale una nueva vida convirtiéndolo en una blusa o como parte de un vestido o una falda, o también como prendas para bebés. 

 

 

También puedes confeccionar con él un cojín o un visillo para una ventana especial.

 

Si se te dan bien las manualidades, puedes crear un abanico a partir del tul o el encaje, o incluso una sombrilla.

 

También puedes crear una tulipa para una coqueta lámpara que te recordará siempre el día de tu boda. Hablando de lámparas, puedes cubrir alguna que sea de pie con todo el velo o con una parte de él, para crear una luz difusa y romántica, eso sí, ten mucho cuidado para que el calor de la lámpara no pueda prender el tejido ni que éste se pueda fundir.

 

Puedes incluirlo en un cuadro, sólo o junto a otros elementos nupciales como la liga, flores del ramo, etc.

 

Tocado

 

El tocado, siempre que no sea marcadamente nupcial, lo podrás utilizar de nuevo cuando estés invitada a una boda o un evento especial. Si es muy de novia, siempre puedes teñirlo, quitar o añadir elementos...

 

Puedes retirar algunos elementos para crear diademas más sencillas, horquillas, lazos, pendientes, pulseras, cinturones o incluso hacer detalles para los zapatos de vestir. 


 

Zapatos de novia

 

Puedes reutilizarlos tal cual, sobre todo si no son marcadamente nupciales. Incluso si son blancos o en tonos crudos o beiges se pueden lucir más allá de la boda sin problemas, siempre que no tengan abundancia de encaje, perlas y brillos.  

 

Otra opción es llevarlos a un buen zapatero para que los rediseñe o los tiña. 


Puedes ponerlos dentro de un cuadro de tipo caja, solos o con otras piezas de la boda, como decoración.

 

Ramo de novia

 

Crea una diadema o unas horquillas, si las flores están preservadas.

 

También puedes utilizar las flores y las hojas para crear bonita bisutería, colocándolas entre cristales o encerrándolas en resina. 


 

Puedes preservarlo o secarlos para utilizarlo como decoración en tu casa, o regalárselo a alguien importante para que lo conserve como recuerdo.

 

Confecciona un cuadro tipo caja y llénalo con el ramo y con otros elementos importantes de la boda. También es buena idea secarlas en plano y colocarlas entre dos cristales.  


 

Elabora una guirnalda o corona y colócala en cualquier sitio: en la puerta de entrada, colgando del perchero de la entrada, de un cuadro o del cabecero de la cama, para sujetar las cortinas... 

 

 

Coloca las flores y hojas en floreros o en recipientes transparentes de todo tipo.

 

Otra opción es guardar los pétalos (preservados o secos) como popurrí para perfumar tu hogar, poniéndolos en una cesta o recipiente de cristal. O llenar saquitos para aromatizar tus armarios. Esos sí, esto es únicamente válido si las flores eran fragantes. 

 

Crea pisapapeles especiales, poniendo parte de tu ramo dentro de un molde de resina. También puedes utilizar la misma técnica para crear marcos de fotos, llaveros... 

 

Joyería y bisutería

 

Normalmente las joyas y bisutería de novia son fácilmente reutilizables. Si son piezas muy sofisticadas, las podrás reutilizar en ocasiones especiales y podrán quedarse en la familia para siempre. Si son más sencillas, puedes utilizarlas con frecuencia. En caso de que pienses que no va a a haber ocasión para volvértelas a poner, te recomiendo que lleves la joya a un buen joyero para que la rediseñe de forma que la puedas disfrutar. 

 

¿Tienes previsto darles una segunda vida al vestido y accesorios que llevarás en la boda?




Post relacionados:

Qué Hacer con los Zapatos de Novia Tras la Boda

Cosas Preciosas para Hacer con el Ramo de Novia Tras la Boda

¿Qué Hacer con la Comida que Sobra en la Boda? 

Claves para Encontrar un Vestido de Novia Sostenible 

¿Qué Guardar Después de la Boda?

 

La primera vez que apareció el post fue Ideas para Reutilizar Tu Vestido y Complementos de Novia Tras la Boda en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Ideas para reutilizar tu vestidos y complementos de novia tras la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

23 junio, 2022

¿Sandalias o Zapatos Cerrados para la Novia?

¿Has elegido ya tu calzado de novia? ¿Serán zapatos cerrados o sandalias? Porque para muchas novias es todo un dilema. ¿Será el calzado apropiado para el vestido? ¿Me sentiré cómoda? Estas son sólo algunas de las preguntas que se hacen antes de tomar una decisión sobre el tipo de zapatos que elegirán.


Si es tu caso, en este post quiero compartir contigo algunos consejos e ideas a la hora de decidir entre zapatos cerrados o sandalias que espero que te sean útiles.

 

¿Sandalias o zapatos cerrados para la novia?

 

Por el principio

 

Sea cual sea el tipo de zapatos que escojas, estos deben ser cómodos y hacerte sentir segura a cada paso que des el día de la boda

 

También influirá la relación que tienes con tus pies, es decir, si te gusta lucirlos o prefieres esconderlos todo lo posible. 

 

Ten en cuenta el estilo del vestido, su color, su largo y el tipo de calzado con el que se sientas a gusto.

 

También deberías tomar en consideración los espacios en los que tendrá lugar la boda, desde la ceremonia a la fiesta: tipo de suelo en el que pisarás, si hay desniveles, si hay arena o gravilla suelta en algún lugar, si en alguno de ellos hay mucha humedad, la temperatura.

 

Zapatos cerrados

 

Cuándo llevarlos

 

Si la boda va a tener lugar cuando hace frío o hay serias posibilidades de que llueva.

 

Cuando la boda sea muy formal y el vestido también o sea. 

 

Si no te gusta demasiado el aspecto de tus pies. 

 

Zapatos de novia sobre una silla y encima del velo

 

Consejos para llevar zapatos cerrados el día de la boda


Elige un calzado que no te roce en ninguna zona, porque esto es más fácil que suceda con zapatos cerrados.

 

También debes tener cuidado para que no te aprieten, especialmente en la zona de los dedos. 

 

Si no llevan pulsera o son de tipo merceditas (Mary Janes) o con tira en "T" (T-Strap), comprueba que no se te salen.


Si quieres llegar a un punto medio entre el zapato cerrado y las sandalias, siempre puedes decantarte por un par de puntera abierta (Peep Toes) o destalonados pero con tira trasera (Slingback).


Zapatos de novia peep toe

 

Sandalias

 

Cuándo llevarlas

 

Cuando la boda se celebre en época de calor. 

 

Son (casi) imprescindibles si te casas en la playa o en el campo.

 

En caso de que tengas unos pies bonitos o no te importe enseñarlos.

 

Sandalias joya de novia sobre el velo

 

Consejos para lucir sandalias

 

Es fundamental que cuides tus pies y que lleves una pedicura bien hecha, puesto que vas a lucirlos y serán objeto de miradas... y de fotos.

 

En el caso de las sandalias es muy importante que las tiras no te aprieten en ningún momento, incluso cuando se te hayan hinchado los pies tras llevarlas unas horas (por eso es necesario probarse el calzado antes de la boda).  

 

Si vas a llevar medias con las sandalias, procura que éstas sean invisibles y sin puntera. Mi consejo es que directamente no las lleves.

 

¿Has elegido ya?

 


Post relacionados:

Errores a Evitar al Elegir Tus Zapatos de Novia 

Qué Hacer con los Zapatos de Novia Tras la Boda 

Evita el Dolor de Pies el Día de Tu Boda

 

La primera vez que apareció el post ¿Sandalias o Zapatos Cerrados para la Novia? fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
¿Sandalias o Zapatos Cerrados para la Novia? by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

15 junio, 2022

Ventajas e Inconvenientes de que los Padres No Paguen la Boda

Seguro que habéis oído y leído mucho acerca de quién paga qué en la boda. Que si los padres de ella pagan la pedida, el vestido, el anillo de él... Que si los de él se hacen cargo de anillo de compromiso y de la alianza de ella, del banquete... Y es que la etiqueta nupcial ha tenido definida la colaboración económica de los progenitores de los novios hasta el más mínimo detalle. De hecho, durante mucho tiempo se ha dado por hecho que los padres pagaban la boda (casi) en su totalidad. 


Pero los tiempos cambian, por suerte. Los novios cada vez se casan más tarde y son más independientes. Las parejas en sí cambian, y el binomio mujer-hombre ya no es el único, por lo que no siempre hay ya familia de ella y familia de él. Los padres no siempre tienen una situación económica desahogada. Todo ello contribuye a que muchas parejas prescindan del apoyo económico de sus progenitores. Algo en lo que estoy totalmente de acuerdo, aunque respete otras opciones.


En este post quiero comentaros cuáles son los inconvenientes y las ventajas de que vuestros padres no paguen la boda, así como algunos consejos tanto si queréis ser independientes como si queréis que contribuyan económicamente en su organización.

 

Ventajas e inconvenientes de que los padres no paguen la boda

 

Inconvenientes

 

Tendréis que hacer frente a los gastos de la boda vosotros mismos, lo que puede suponer un buen pellizco para vuestra economía.

 

Hay padres muy conservadores que pueden percibir el hecho de que seáis vosotros los que paguéis los gastos de la boda como un desaire. 

 

Y también los hay que son muy controladores, y pueden ver ese gesto de independencia con malos ojos. Ambas dos situaciones pueden generar discusiones y tiranteces entre vosotros y vuestros progenitores.

 

Ventajas 

 

Tendréis independencia a la hora de cuánto gastar a la hora de organizar la boda, y de cómo hacerlo.

 

En caso de que os intenten imponer un tipo de celebración en concreto, invitados que no son de vuestro agrado o un estilo de boda que no es el vuestro, tendréis más libertad para negaros. 


Novios abrazándose

 

No cargaréis a vuestros padres con unos pagos a los que no siempre pueden hacer frente con holgura, pero que asumen por amor hacia vosotros, sus hijos. 


Algunos consejos

 

Preparad un presupuesto (realista) para la boda, así sabréis cuánto costará y si podéis hacer frente a ese desembolso.  

 

Poneos de acuerdo respecto a la posible participación de vuestros progenitores en los gastos de la boda.

 

Por mucho que haya sido tradición el que los padres paguen una buena parte de la boda (los de ella unas cosas y los de él otras), no es ninguna obligación que lo hagan. Las costumbres cambian y no todas las economías pueden soportar ciertos desembolsos.

 

Hablad con vuestros padres acerca de los gastos de la boda lo antes posible, no deis por hecho nada vosotros ni que lo hagan ellos. Y hacedlo de una forma transparente y honesta. 

 

Si esperáis que vuestros padres hagan algún desembolso, consultádselo antes, y hacedlo con respeto y delicadeza.

 

Mi consejo es que no pidáis un cheque en blanco y que determinéis una cantidad concreta con la que vuestros progenitores participarán en los gastos de la boda.  


Novia y su madre sonriendo

 

En caso de que queráis que vuestros progenitores paguen parte de la boda, debéis estar preparados para que se sientan con derecho a opinar y participar en la organización.  

 

En caso de que ya tengáis una edad, es probable que tengáis estabilidad económica, mientras que vuestros padres quizás ya estén jubilados, por lo que sería injusto pedirles que paguen la boda.

 

Si tenéis hermanos y hermanas, evitad hacer comparaciones entre las contribuciones económicas de vuestros papás con cada uno de vosotros. Cada uno tiene unas necesidades y la situación financiera de los padres en cada momento puede ser diferente.

 

Tampoco hagáis comparaciones entre los que aportan los padres de cada uno de vosotros, por el mismo motivo que en el caso anterior.

 

Si no queréis desairar a vuestros padres porque queréis haceros cargo vosotros de los gastos, siempre podéis permitirles que os regalen algo relativo a la organización (vestuario, ramo, tarta de boda, DJ, alquiler del coche nupcial...). Os recomiendo que sea algo que os haga ilusión, para que ellos sientan que os están haciendo felices con su detalle. 

 

Padres mirando con emoción a los novios durante la ceremonia

 

Si vuestros padres han contribuido, mucho o poco, en el pago de la boda, agradecédselo debidamente. Es lo menos que podéis hacer. Y si no han podido o no han querido pagar nada, tampoco se lo reprochéis, incluso aunque os sintáis defraudados. Como os he comentado antes, hacerlo no es obligatorio.


Pague quien pague la boda, lo importante es disfrutad mucho de la organización y de la propia celebración, pero todavía lo es más que seáis muy felices en vuestro matrimonio.


 

Post relacionados:

Pedir Dinero como Regalos de Boda: ¿A Favor o en Contra? 

Cómo Financiar la Boda: Ahorros, Préstamo o Tarjeta 

Cómo Llevar el Control de Gastos de la Boda

 

La primera vez que apareció el post Ventajas e Inconvenientes de que los Padres No Paguen la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda? 

 

Licencia de Creative Commons
Ventajas e inconvenientes de que los padres no paguen la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.