20 enero, 2022

Qué Hacer Cuando el Viento Se Autoinvita a la Boda

A la hora de organizar una boda es importante tener en cuenta todos los detalles, tanto los grandes como los pequeños. Y la meteorología es uno de los detalles XXL, porque puede llegar a arruinar la celebración hasta extremos insospechados. El frío extremo, una ola de calor sofocante, la lluvia intensa, un temporal de nieve o bancos de niebla densos y persistentes pueden crear muchos problemas. Pueden lograr que la boda se cancele, que la mayor parte de los invitados ni siquiera sean capaces de llegar o, en el mejor de los casos, que estén incómodos durante la celebración.

 

Tampoco me puedo olvidar del protagonista de este post, el viento, que también es un fenómeno que puede dar más de un disgusto cuando se organiza y se celebra un matrimonio. 

 

Pero, que no cunda el pánico, porque hay formas de luchar contra el viento en una boda. La principal de ella es prever sus efectos. La segunda, intentar paliar sus efectos. La tercera, y no por ello menos importante, tener un plan B (y un plan C, y un plan D...). 

 

Si estáis organizando vuestra boda, no tenéis más que leer este post, y averiguaréis qué hacer cuando el viento se autoinvita a la boda

 

Qué hacer cuando el viento se autoinvita a la boda

 

Por el principio

 

Tened en cuenta que hay lugares y/o épocas del año en los que hay mucho viento. Si no conocéis la zona, informaos acerca de este particular cuando estéis buscando el espacio para la ceremonia y la recepción.

 

Cuando estéis buscando espacios para la boda, fijaos en la cantidad de viento que hay cuando los visitéis. Os dará una idea de cómo podría ser el día de vuestra boda (sobre todo si la visita coincide en época del año y hora con la de vuestra celebración).  

 

Pareja besándose en una playa con viento


Si el lugar en el que queréis celebrar la ceremonia o la recepción suele ser muy ventoso habitualmente, debéis asumirlo a la hora de organizarlas. Eso implicará que tendréis que renunciar a ciertas cosas.

 

Previsión ante todo

 

Consultad la previsión meteorológica con tiempo, por si tuvieseis que poner en marcha un plan B. Y, por cierto, para poderlo hacer es necesario haberlo previsto antes. Eso quiere decir que a la hora de organizar cualquier boda, es imprescindible tener pensadas (varias) alternativas viables ante imprevistos.

 

Ceremonias al aire libre

 

Si vais a entregar programas de boda antes de la ceremonia, es importante que evitéis dejarlos sobre las sillas de los invitados. Es mejor que haya alguien que los entregue en mano a la entrada.

 

Tened cuidado con la decoración en la zona habilitada para daros el sí, quiero. Debe poder soportar las rachas de viento sin problemas. Esto es extensible a la mesa de ceremonias, a la trasera decorativa (si la hubiese), a la deco del pasillo nupcial, a objetos ornamentales (tanto situados en el suelo como colgantes), etc.

 

Es importante que tengáis en cuenta que las rachas de viento pueden dificultar el sonido, utilicéis micrófono o no durante la ceremonia. Avisádselo con antelación al técnico de sonido para que pueda solucionar este problema (pantallas, tamaño mayor del micro, soportes...).  

 

Estructura con flores y telas para una ceremonia en la playa

 

Ceremonias en interior

 

El viento os afectará menos que en el exterior, pero sí que tendréis que tomar algunas precauciones en la entrada. Eso implica que la señalización y la decoración exterior deben estar bien aseguradas. Y también es fundamental que la entrada y salida de los invitados (y la vuestra) sea segura. 

 

Recepciones en exterior

 

La zona de cóctel debe estar preparada para soportar el viento. Las coberturas de las mesas altas tienen que estar bien aseguradas, para que no salgan volando en cualquier momento, arrastrando copas y canapés.

 

Las servilletas de cóctel tienen que tener un dispensador que las sujete o al menos colocar un peso para evitar que acaben por el suelo.

 

La decoración tiene que ser sólida. Si hay mucho viento es necesario tener cuidado con estructuras que puedan venirse abajo, con las decoraciones colgantes y con cualquier objeto que pueda salir despedido.


Lo ideal es que tanto la decoración como el montaje de las mesas se haga con poca antelación, así evitaréis que las rachas de viento destrocen todo el trabajo antes de que lleguen los asistentes.  

 

El seating de la boda debe estar situado de tal modo que no se caiga o que pueda salir despedido. Si es necesario, ubicadlo en otro lugar o aseguradlo a una estructura sólida.

 

Si la comida o la cena también se sirven en exterior, es recomendable colocar las mesas en la zona más resguardada posible. Los setos, árboles y muretes pueden ayudar a paliar el viento. Eso sí, es necesario que ninguno de estos elementos puedan salir volando o caer sobre los invitados. 

 

Mesas preparadas para recepción de boda en exterior

 

Evitad las fundas para las sillas, no sólo porque están ya anticuadas, sino porque es más fácil que hagan de vela y el viento las tire al suelo si no hay nadie sentado. 

 

Los manteles tienen que estar bien asegurados, para evitar accidentes cuando haya rachas de viento fuerte. Incluso podéis valorar la posibilidad de utilizar manteles individuales en lugar de los que cubren totalmente el tablero. 

 

Las servilletas necesitarán un servilletero o un peso para que se mantengan en su sitio hasta que los asistentes tomen asiento. 

 

Las tarjetas con el nombre de los invitados y los números de mesa tienen que estar sujetos con peso o asegurados de tal modo que no vuelen o se vuelquen fácilmente.

 

Si vais a utilizar velas, es mejor que sean sin llama, o al menos que estén bien protegidas por faroles o linternas.

 

Los centros de mesa deben tener un centro de gravedad bajo para que no se venzan con facilidad.

 

Recepciones en interior

 

Como en el caso de las ceremonias en interior, el principal problema reside en los accesos. Por eso la deco y la señalización tienen que se sólidas y estar bien sujetas. Y debéis garantizar la seguridad de los invitados tanto al entrar como al salir. 

 

Si vais a habilitar una zona exterior para que los asistentes puedan salir a tomar el aire o para fumar, deben estar lo más protegidas del viento posible. 

 

Las carpas y jaimas

 

Si vais a poner carpas o jaimas, es imprescindible que estén bien montadas y aseguradas para que no salgan volando en el momento más inoportuno. 

 

Lo ideal es que tengan lonas en todo su perímetro, así la estructura estará algo más protegida frente al viento. 

 

Mesas de boda en una carpa con paredes laterales

 

Las fotos

 

El viento, si no es excesivo, puede ser un factor interesante para las fotos de boda. Les aportará movimiento y vida. No en vano, en muchas sesiones de fotos se usan ventiladores para conseguir el mismo efecto. 

 

La fiesta

 

Como en el caso de los micrófonos para la ceremonia, el sonido puede verse mermado con el viento fuerte. Por eso es necesario que los altavoces tenga la potencia necesaria para contrarrestar sus efectos. 

 

El vestido

 

Los vestidos de novia (o de damas de honor o de invitadas) cortos y con telas ligeras son incompatibles con todo aquello que supere la fuerza de una ligera brisa. Por una parte se pegan de forma incómoda al cuerpo, y por otra es fácil que las faldas se levanten del modo más inoportuno. 

 

El peinado

 

Si sospecháis o sabéis a ciencia cierta que el día de la boda el viento hará acto de presencia, elegid peinados que lo soporten lo mejor posible. Esto implica que deben ser ligeros y con movimiento. También deben poderse rehacer fácilmente si el aire lo deshace.

 

Por cierto, evitad la laca y los fijadores fuertes y su uso en exceso. Además de que el resultado será pesado y poco natural, si el viento deshace el peinado, será más difícil volver a colocar todo en su sitio.

 

El maquillaje

 

Evitad los maquillajes pesados y untuosos, porque el pelo y el velo pueden terminar pegados sobre vuestro rostro, incluso pueden quedarse pegados el polvo o las partículas que estén volando.

 

Los gloss muy pegajosos serán vuestros peores enemigos cuando hay mucho viento, así que buscad labiales ligeros.  

 

Aunque no son lo más apropiado para llevar el día de la boda, las gafas de sol os ayudarán a evitar la irritación en los ojos y las lágrimas si hace mucho viento. Pero quitáoslas para las fotos, por favor.

 

El velo

 

El viento y el velo hacen una pésima pareja, por lo que siempre recomendaré a las novias que prescindan de él si saben que el lugar en el que celebrarán la boda es muy ventoso.

 

Novia posando con el velo moviéndose con el viento

 

Si la novia quiere lucirlo, siempre hay opciones, como colocar elementos que funcionen como peso en el velo (aplicaciones, pines magnéticos...) o incluso llevarlo de una forma alternativa y que sea más segura. También funciona bien el hecho de tener a alguien cercano que se encargue de sostener el velo en los momentos principales.


Espero que con estos consejos e ideas, los problemas con ventiscas y vendavales se vayan con viento fresco...

 

 

Post relacionados:

14 Consejos para una Boda con Lluvia (I)

14 Consejos para una Boda con Lluvia (II) 

20 Errores en las Bodas de Exterior 

Consejos para Decorar una Boda Invernal

Consejos para una Boda de Invierno Perfecta 

Consejos para que No Pases Frío en Tu Boda

 

La primera vez que apareció el post Qué Hacer Cuando el Viento Se Autoinvita a la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?

 

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Qué hacer cuando el viento se autoinvita a la boda está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de la obra en https://quiendijoboda.blogspot.com/2022/01/como-organizar-una-boda-con-viento.html.

12 enero, 2022

Celebrar el Primer Aniversario en Lugar de una Recepción de Boda

La pandemia, las restricciones, la prudencia de novios e invitados e incluso el cambio de tendencias nupciales, que ya estaban afianzándose antes del 2020, sobre todo entre los millennials, han llevado a que muchas parejas hayan celebrado bodas íntimas, incluso tipo elopement estos dos últimos años.

 

Esa reducción drástica en el número invitados ha implicado que los novios no hayan podido celebrar su sí, quiero con personas importantes para ellos.

 

Aunque hay soluciones, al menos con posterioridad, como celebrar una fiesta después de la boda.

 

Esta fiesta se puede posponer varios meses tras la boda. Aunque mi consejo es que la fiesta no se retrase demasiado tiempo, porque perderá su razón de ser. Mi consejo es que no exceda más de 12-18 meses. 

 

De hecho, el aniversario puede ser la ocasión perfecta para festejar la boda a posteriori con la familia y amigos que no pudieron asistir en su momento. Aunque hayan pasado varios meses, este evento tiene que ver directamente con la boda, lo que es ideal para celebrar ambos acontecimientos.

 

Si queréis que vuestro primer aniversario se convierta en una recepción de boda, a continuación encontraréis consejos e ideas para ponerlo en práctica.  


Celebrar el primer aniversario en lugar de una recepción de boda

 

El presupuesto: imprescindible

 

Es muy importante que os marquéis un presupuesto para la celebración, y que lo respetéis al máximo posible. Es bien sabido que una boda conlleva un gasto considerable, pero es fácil subestimar el coste de una fiesta de aniversario; así que es necesario establecer un límite económico y distribuirlo en las diferentes partidas: invitaciones, recepción, música, entretenimiento, vestuario, peluquería, decoración... 

 

Valorad a quiénes queréis invitar

 

Como en el caso de cualquier evento, ya sea una boda, un cumpleaños infantil o un cóctel de empresa, hay que elaborar una lista de asistentes

 

Si la boda fue muy íntima, podéis repetir a los invitados que asistieron ese día, puesto que sumarles a la lista de la fiesta de aniversario no supondrá un exceso. Y no os preocupéis por si será un exceso pedirles que asistan también a la segunda celebración, porque con la cantidad de fiestas a las que hemos tenido que renunciar durante este tiempo, la mayoría estará encantada de recibir vuestra invitación.

 

En cualquier caso, no os aconsejo que sea un evento multitudinario. Y lo hago por varios motivos: por prudencia, por economía y porque realmente es una fiesta de aniversario, no una boda. 

 

Lista de invitados

 

Invitaciones

 

Os recomiendo que enviéis invitaciones, ya sean en papel o digitales. Es fundamental que quede claro que no se trata de una invitación de boda, sino de aniversario.

 

Por supuesto, debe aparecer la fecha, la hora, el lugar de celebración y el dress code que queréis que cumplan los invitados, si es necesario.


Preparando invitaciones de primer aniversario

 

La fecha

 

No tiene que coincidir exactamente con la fecha del aniversario, puede celebrarse días antes o después. Aunque sí que conviene que no se adelante o se atrase demasiado, como ya he mencionado antes.

 

El tipo de celebración

 

Puede ser similar a lo que se ofrece en una boda: una recepción más o menos formal, música y baile. Pero también podéis ser más creativos y organizar algo inesperado y original para disfrutar con vuestro invitados.  

 

Globos de colores y guirnaldas con estrellas colgadas

 

Sea como sea la celebración, requerirá de diseño, planificación y ejecución. Si no tenéis tiempo o ganas de encargaros de ello, siempre podéis contratar los servicios de una wedding planner y/o una coordinadora de bodas o eventos

 

Hacer una pequeña ceremonia de renovación de votos sería una gran idea. Será un detalle emotivo para vosotros y para los invitados, que se sentirán partícipes de la boda, aunque no pudiesen asistir en su momento. 

 

Novia abranzando al novio por la espalda

 

Si no queréis hacer renovación de votos, sí que sería conveniente que dirigieseis unas palabras a los invitados en algún momento de la celebración. 

 

La fotografía

 

¿Fotos en la celebración del primer aniversario? ¡Desde luego! Si contratasteis a un fotógrafo para la boda, lo aconsejable, siempre que hayáis quedado satisfechos con su labor inicial, es recurrir a él también para esta fiesta. De esa forma os aseguraréis una cierta continuidad en ambos trabajos.

 

Como curiosidad os dejo los nombres de los aniversarios de boda, desde el primero hasta el número 75, que es al que deseo que lleguéis vosotros. 


Aniversarios de boda

 

¿Qué os parece la idea de celebrar la boda a posteriori aprovechando el primer aniversario?



 

Post relacionados:

Cómo Comunicar a los Invitados que la Boda Se Pospone 

Ideas para Celebrar la Fecha Pospuesta para la Boda

Guía para Elegir la Fecha Perfecta para Tu Boda

 

La primera vez que apareció el post Celebrar el Primer Aniversario en Lugar de una Recepción de Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda? 


Licencia de Creative Commons
Celebrar el primer aniversario en lugar de una recepción de boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

06 enero, 2022

Consejos e Ideas para Organizar una Bonita Fiesta de Compromiso

Las fiestas de compromiso se están convirtiendo en (casi) imprescindibles para todas las parejas que deciden casarse. Y si antes era una celebración estrictamente familiar y sencilla, lo cierto es que ahora es un evento mucho más elaborado y con muchos más invitados. 

 

No en vano los novios quieren que su boda sea toda una experiencia desde el minuto uno, y quieren alargarla todo lo posible. Ese es el motivo principal por el que hay fiestas pre y post celebración, bodas de varios días, sesiones de fotos antes, durante y después del sí, quiero... Y las fiestas de compromiso también. 

 

Si vosotros también queréis tener una bonita y emotiva fiesta de compromiso, a continuación encontraréis ideas y consejos para organizarla. 


Consejos e ideas para organizar una bonita fiesta de compromiso

 

Una fiesta de compromiso no es una boda

 

No convirtáis la fiesta de compromiso en una boda, porque no lo es. Debe ser una celebración más pequeña, íntima... y asequible. 

 

A quién invitar

 

Preparad la lista de invitados de la boda, o al menos lo más cercana posible a la definitiva.

 

Una vez que tengáis la lista de invitados a la boda, confeccionad la de la fiesta. Mi consejo es que no sea muy extensa. Es mejor tener más de una celebración, que organizar un evento de proporciones descomunales.

 

Fiesta de compromiso

 

Organizar varias pequeñas fiestas de compromiso es una buena idea, porque os permitirá celebrarlo con varios grupos. Eso implica que podréis planificar cada una con diferentes actividades, grados de formalidad y estilo. Aunque eso conlleva más tiempo, trabajo y presupuesto. 

 

Ojo con las invitaciones que hacéis, porque si hay personas que están convidadas a la fiesta de compromiso, pueden dar por hecho que también lo estarán a la boda, de hecho es habitual que así sea. Si va a haber asistentes que no están en la lista del enlace, dejádselo claro de forma sutil y educada.

 

Un consejos respecto a los padres

 

Si vuestros padres no se conocen, es mejor no aprovechar esa ocasión para un primer contacto. Es una situación con demasiadas personas alrededor, con poca intimidad y que puede resultar estresante. Lo ideal es organizar una reunión distendida antes de la fiesta de compromiso para que estrechen lazos. 


Los anfitriones y quién paga

 

Este tipo de fiesta en su origen era organizada (y pagada) por los padres de los novios, aunque ahora los anfitriones suelen ser los propios novios. Otra opción es que los amigos y familiares sean los que se encarguen de esta fiesta como regalo de boda. 

 

Si los anfitriones vais a ser vosotros, es importante que marquéis un presupuesto. Lo recomendable sería incluir el coste de la fiesta de compromiso en el total del presupuesto de la boda.

 

Pareja del brazo, ella con anillo de compromiso

 

La fecha

 

Marcad la fecha teniendo en cuenta la prevista para la boda. Como referencia podréis celebrarla entre pocas semanas después del compromiso y hasta 3 meses antes del enlace. Lo ideal se que esté más cercana al compromiso que a la boda.

 

Elegid un día y una hora que favorezcan la asistencia de los invitados. 

 

Una opción es escoger una celebración importante con la familia o amigos, como un cumpleaños o las fiestas navideñas, y aprovecharla para festejar también el compromiso. Si la celebración inicial la organizáis vosotros, no habrá ningún problema; pero si el anfitrión va a ser otro, debéis consultarle y coordinaros con él para planificar ambas fiestas y colaborar en todo lo que sea necesario. También es fundamental que compartáis la atención con las otras personas que también sean protagonistas en la celebración asociada.

 

Las invitaciones

 

No es necesario enviar invitaciones al uso, salvo que la fiesta de compromiso vaya a ser muy formal. Es un gasto más que podéis evitar sin problemas. El formato digital, un correo electrónico, una llamada, un mensaje instantáneo o, mejor todavía, una invitación en persona es suficiente. 

 

El lugar

 

Escoged el lugar de celebración teniendo en cuenta qué tipo de fiesta queréis organizar, el número de invitados y el presupuesto. Los espacios posibles: vuestra casa, la de vuestros padres, una casa o finca de alquiler, un restaurante, una casa rural, un espacio natural, un parque temático... dejad volar la imaginación. 


Fiesta de compromiso tipo picnic en un bosque

 

La celebración

 

No es obligatorio que sea una comida o cena, hay otras opciones. Puede tratarse de un desayuno, un brunch, una merienda, una barbacoa, un picnic...

 

Elegid el menú y el entretenimiento según el estilo de celebración y el tipo de invitados. 

 

Mesa dulce de fiesta de compromiso

 

El entretenimiento puede ser de lo más variado: música, juegos, baile, actividades de aventura, teatro... O simplemente una amena sobremesa. 

 

Cuidad también la decoración. No hace falta que sea muy complicada ni costosa. Unos detalles que recuerden el motivo de la celebración son suficientes.

 

No está de más preparar algún pequeño detalle para los invitados. No hace falta que sea algo lujoso, pero sí algo bonito y divertido para agradecerles su asistencia. Algunas ideas: unos caramelos o bombones bien presentados, una flor o una nota sobre el plato, un pequeño jabón... 

 

El vestuario

 

Planificad el vestuario con cuidado. No es necesario comprar ropa ni complementos nuevos, pero sí que os hagan brillar, al fin y al cabo es una fiesta, vuestra fiesta.

 

¿Cómo será vuestra fiesta de compromiso? ¿Ya lo tenéis decidido?

 

 

Nota: en este post encontrarás algunos enlaces de afiliados, aunque eso no significa que los artículos que se mencionan hayan sido sugeridos o planteados por las marcas ni tiendas. Su aparición es decisión única de la responsable de la redacción del blog.

 

Post relacionados:

Cómo Anunciar el Compromiso de Boda 

Fiestas Preboda: Sí, Quiero

 

La primera vez que apareció el post Consejos e Ideas para Organizar una Bonita Fiesta de Compromiso fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Consejos e ideas para organizar una bonita fiesta de compromiso by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.