22 febrero, 2024

Errores Habituales al Elaborar la Lista de Invitados

La organización de un boda es una tarea compleja, no os voy a engañar. Aunque es una etapa preciosa e inolvidable para cualquier pareja, también supone estrés y quebraderos de cabeza. Y quizás uno de los puntos más críticos es la de la preparación de la lista de asistentes. El hecho de decidir quién os acompañará y quién no es decisivo, porque esas personas son las que compartirán uno de los momentos más emotivos de vuestra vida en común y las que contribuirán a que la boda sea un éxito... o todo lo contrario. 


Por eso en este post quiero hablaros de los errores más habituales a la hora de elaborar la lista de invitados y cómo evitarlos. ¿Nos ponemos manos a la obra?


Errores habituales al elaborar la lista de invitados


Dejarla para el último momento


Preparar la relación de invitados suele ser una de las tareas que más quebraderos de cabeza supone para cualquier pareja de novios, pero posponerla no lo hace más fácil, sino que lo complica. El hecho de no tener claro cuántos y quiénes asistirán a la boda impedirá que podáis continuar con muchos de los preparativos que dependen de ello. Por otra parte, según vaya pasando el tiempo y no tengáis definido el listado, los nervios y los remordimientos por no haberlo hecho irán aumentando cada vez más.


Comenzar a elaborarla antes de definir el presupuesto para la boda


No nos vamos a engañar, hace ya mucho tiempo que no se gana dinero con una boda. Lo que los invitados regalan no cubren en absoluto lo que los novios van a gastar en ello. Aunque sí suelen cubrir el cubierto y algo más, hay muchos más detalles que suponen mucho dinero. Eso significa que primero debéis tener claro cuál es el presupuesto del que disponéis y el tipo de celebración que deseáis y ajustar el número de asistentes que os podéis permitir.


No tener en cuenta la capacidad del espacio en el que celebraréis la boda


El lugar de celebración tiene un peso específico en la lista de asistentes. Si es muy grande, no se pueden utilizar zonas pequeñas y delimitadas y los invitados van a ser pocos, se puede crear una sensación incómoda (casi triste) por la cantidad de espacio vacío. Y si es pequeño y los asistentes previstos son muchos, probablemente os obliguen a reducir el número al no poder superar un aforo por normativa, o que los invitados no dispongan de sitio suficiente.


Es fundamental que decidáis qué es más importante para vosotros, el lugar en el que tendrá lugar la boda o la cantidad de personas con las que queréis contar. 


No comunicaros entre vosotros


Es fundamental que la relación de asistentes a la boda la confeccionéis entre ambos, procurando consensuar las decisiones. Podéis preparar una lista cada uno por separado, una común y luego combinarlas hasta encontrar la que sea perfecta para vosotros.


Pareja charlando delante de un café con un cuaderno de notas al lado

 

Hacer demasiado caso a los demás


Es muy frecuente que la familia sugiera (o imponga) invitados a los novios, aunque es un tremendo error, tanto por parte de la pareja al aceptarlo como por parte quien opina por presionarles. La boda es vuestra, por lo que sois vosotros los que debéis decidir. Además, cuando se aceptar una sugerencia, lo habitual es que le sigan muchas más, de forma que una relación inicial de 50 invitados puede convertirse en una de 120 antes de que os deis cuenta. 


Preparar una lista inicial demasiado pequeña


Si el número de invitados con el que comencéis es muy reducida, incluso en bodas íntimas, os podéis encontrar con dificultades, porque es más sencillo quitar nombres que añadirlos. 


En un primer momento puede que hayáis contado con personas que por un motivo u otro no puedan asistir, o que después de pensarlo bien prefiráis no contar con ellas. Os pongo un ejemplo: deseáis que el número de invitados esté entre los 25 y los 30, y confeccionáis un primer registro de 27. Una vez que tanteáis a los posibles asistentes para saber si podrían estar presentes en la boda y que revisáis los nombres, tacháis a 10. Os habréis quedado con 17 personas, entre las que puede que haya cancelaciones. Eso significaría que vais a tener que rebuscar entre vuestros contactos para completar vuestro listado, algo que no suele salir bien, porque si no os habéis acordado de ellos en un primer momento, es por un buen motivo. 


Mano femenina a punto de escribir en un cuaderno con una pluma junto a una rosa


Elaborar una que sea demasiado grande


Al contrario que en el caso anterior, un listado enorme os creará problemas, porque no sabréis a quién tachar para llegar al número de asistentes que os hayáis propuesto en un principio. Y si no sabéis eliminar a los necesarios para conseguir una lista razonable, os podéis encontrar con una boda multitudinaria sin apenas daros cuenta. 


No tomar precauciones con una posible lista alternativa


Es muy habitual crear un listado alternativo para completar el número de invitados, en caso de que haya muchas cancelaciones. Aunque esto puede ser una buena idea si necesitáis llegar a un número mínimo, lo cierto es que esta práctica puede llevaros a contar con personas que quizás no os agraden demasiado o con las que no tenéis apenas contacto.  


Invitar a demasiada gente


Una relación de asistentes demasiado larga implica un presupuesto también interminable, algo que deberíais tener en cuenta. Por otra parte, es muy difícil que varios cientos de invitados sean personas realmente cercanas a vosotros. Si unís ambas razones, os daréis cuenta de que esas personas de más (pero a las que probablemente no habéis ni siquiera invitado a tomar un café en vuestra casa, ni lo haréis después) os van a salir muy caras. 


Cuaderno con el título "Lista de invitados", bolígrafos y chapas


Invitar a muchas personas por compromiso


Antes de añadir nombres sin ton ni son, tened en cuenta que es un día muy especial para vosotros, que únicamente deberíais compartir con aquellos a los que apreciéis y que os aporten cariño y alegría... y que al fin y al cabo os costarán dinero.


Invitar a más invitados de los que deseáis para llegar a un número mínimo


Hay algunos proveedores de catering que imponen un mínimo de invitados para poder celebrar la boda con ellos, o en caso de no llegar a él, cobran igualmente los cubiertos hasta cubrir ese número, asistan o no. Eso significa que algunas parejas añaden personas a su registro de invitados con los que probablemente no contarían en otras circunstancias. Y es un error, porque, como ya os he comentado antes, el día de la boda únicamente os deberíais rodear de personas a las que apreciéis y con las que os apetezca mucho compartir un momento tan especial. 


Espero que este post os facilite la tarea de confeccionar la lista de invitados y que esta sea todo un éxito.



Post relacionados:

Qué Hacer ante la Presión de la Familia para Invitar a Alguien

¿A Quién No Invitar a la Boda?

¿Y Si No Queréis Invitar a Alguien a la Boda?

¿Invito a Mi Ex a la Boda?

Consigue que Respondan al Se Ruega Confirmación

Invitados que Cancelan a Última Hora: ¿Qué Ocurre con Sus Cubiertos?


La primera vez que apareció el post Errores Habituales al Elaborar la Lista de Invitados fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Errores habituales al elaborar la lista de invitados by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under CC BY-NC-ND 4.0

14 febrero, 2024

Ideas y Consejos para Organizar una Boda de Tipo Verbena

Las fuentes de inspiración y los estilos para una boda son (casi) infinitos. Porque los gustos, los intereses y las experiencias de cada pareja son totalmente diferentes. También lo son el lugar, la fecha y la hora en la que tendrá lugar la boda. Y los invitados, por sus características y su número también influyen en cómo será el evento. 


Pues bien, una de esas fuentes de inspiración que os menciono son las fiestas más populares: las verbenas. Y es que por mucho que gusten los festivales, este tipo de festejos al aire libre ya estaban entre nosotros mucho antes. Cualquier pueblo o ciudad ha tenido su verbena desde hace décadas, muchas de ellas incluso siguen teniendo éxito en la actualidad. Es cierto que cada fiesta popular tiene sus características propias, pero también tienen muchas en común. 


Si os gustaría tener una celebración así, en este post encontraréis ideas y consejos para organizar una boda de tipo verbena.


Ideas y consejos para organizar una boda de tipo verbena


¿Para qué tipo de pareja es adecuada una boda así?


 Una boda de tipo verbena es idea para novios a los que apasionen los eventos al aire libre, las tradiciones, las fiestas populares, el baile, la música, la diversión y los ambientes relajados. 


 Pero, eso sí, es importante que la boda de verbena tenga un punto de sofisticación y elegancia, porque no deja de ser una celebración importante.


El espacio


Sin duda, una buena parte de la boda debería transcurrir al aire libre, porque cualquiera que haya disfrutado de una verbena, habrá podido comprobar que la mayor parte de las actividades tienen lugar en exteriores.


 Tanto la ceremonia como la recepción y el baile deberían suceder en el exterior, aunque no hay inconveniente en que haya acción en algún espacio interior si está justificado. Por ejemplo, habilitar una carpa para la ceremonia si va a tener lugar por la mañana y es necesario protegerse del sol. O en una zona cerrada para la recepción si comienza a llover y es imprescindible un plan B


 ¿Algunas ideas? Una finca que disponga de un bonito patio, una casa rural, una masía o caserío, una zona de playa, un bosque o un parque, incluso un patio o jardín particular. 


La época del año


 Como la mayor parte de actividades tendrán lugar al aire libre, este tipo de bodas debería programarse durante los días más cálidos de la primavera o del otoño o en el verano. 



Las invitaciones


 Deben recoger el estilo de la boda, para que los invitados sepan con el tipo de evento que se van a encontrar. Tanto la decoración, como la tipografía o los materiales tienen que pregonar a cualquiera que reciba la invitación que irá a un evento al más puro estilo de una fiesta popular. 


La decoración


 Pensad en una verbena tradicional, en aquellas a las que fuisteis de pequeños, o a las que acudieron vuestros padres en caso de que seáis muy jóvenes. Pues ese es el estilo de decoración para vuestra boda, aunque vista a través de un filtro de modernidad y de elegancia. 


 La madera, los tejidos de cuadros o rayas, los banderines, las guirnaldas, los farolillos, las velas, las flores silvestres, las ramas, las balas de paja, los colores vivos, 


 Os recomiendo que intentéis recrear un estilo de verbena que encaje con vuestra experiencia personal, con el lugar en el que lo celebréis y con vuestras preferencias personales, porque no todas las fiestas populares son iguales. 



La iluminación


 Si hay un must have en una boda de tipo verbena son las guirnaldas de luces, siempre con un toque cálido. Deberían estar por todas partes, creando un ambiente festivo y mágico a la vez. 


 Además de las guirnaldas de luces podéis recurrir a los farolillos y linternas con velas o luces también cálidas. 


 Y no os olvidéis de disponer también una iluminación algo más potente en las zonas en las que sea necesaria una mayor visibilidad, pero que siempre sea acogedora y festiva. 


El menú


 Tanto la comida como la bebida deberían tener una cierta relación con las fiestas populares, aunque no significa que tengáis que servir obligatoriamente entresijos y gallinejas o churros (¿se nota que soy de Madrid?). 


 Dicho esto, el menú para una boda de tipo verbena no debería ser excesivamente sofisticado, pero sí que sería muy recomendable que tuviese platos sencillos, identificables, honestos y con ingredientes de calidad. Y si preferís un menú más complejo, sería interesante completarlo con alguna estación con comida popular, un food truck o una recena que sí sean muy verbeneros. 



 Barbacoas, embutidos, quesos, frituras, mariscos, pulpo, paellas y otros arroces, bocadillos, montaditos, pinchos, ensaladas, frutos secos, palomitas, churros, rosquillas, manzanas de caramelo, chocolate, palomitas, helados y polos...


 Las cervezas, los vinos, la sangría, la horchata, los granizados tampoco pueden faltar en una verbena. 


 Y si queréis tarta, lo ideal sería una naked cake, por su aspecto rústico y natural. 


El entretenimiento


 La  música es un elemento imprescindible en una boda de estilo verbena. Si podéis, sería conveniente contar con músicos en vivo, tanto durante el cóctel como en al menos una parte de la fiesta. Una fiesta popular sin banda no es una fiesta, ya sabéis. 


 También podéis incluir otro tipo de entretenimiento relacionados con las verbenas: juegos, tómbolas, adivinas, magos, un fotomatón...


 Si os lo permiten tanto el ayuntamiento como el propietario del espacio, unos fuegos artificiales sería un broche perfecto para una boda de este tipo. 


Ahora ya sólo me resta decir una cosa más: ¡que comience la fiesta!



Post relacionados:

Consejos Imprescindibles para Organizar una Boda Temática

20 Errores en las Bodas de Exterior

Cómo Iluminar una Boda de Exterior

Carpas para Bodas: Porqué Elegirlas y Consejos Básicos

Cómo Organizar una Boda de Estilo Picnic

Cómo Organizar una Boda en el Jardín de Tu Casa


La primera vez que apareció el post Ideas y Consejos para Organizar una Boda de Tipo Verbena fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Ideas y consejos para organizar una boda de tipo verbena by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under CC BY-NC-ND 4.0

07 febrero, 2024

Cómo Ofrecer un Menú Sostenible en la Boda

Cada vez hay más parejas de novios que buscan que su boda sea sostenible, y también son muchos los proveedores que también están comprometidos con ello. Desde el vestuario hasta el viaje de novios, prácticamente todos los asuntos relacionados con la boda pueden ser respetuosos con el medioambiente y fomentar un desarrollo social y económico responsable, sin renunciar a tener una celebración inolvidable.  Y uno de esos asuntos que tienen que ver con la organización de la boda, probablemente uno de los más importantes y costosos, es el menú. Porque la comida, la bebida y el entretenimiento son los que los invitados más apreciarán y recordarán, mucho más que unas invitaciones preciosas, un vestido magnífico o una decoración espectacular. 


Y el menú de la boda también puede ser sostenible, de hecho, conseguirlo tampoco es una tarea especialmente complicada, sobre todo si hay voluntad por parte de los novios y de los proveedores. 


Si queréis saber cómo ofrecer un menús sostenible en la boda, no tenéis más que seguir leyendo...


Cómo ofrecer un menú sostenible en la boda


Qué es un menú sostenible


Un menú sostenible es más responsable con el medioambiente y un apoyo a la economía local, pero también puede cuidar vuestro bolsillo e incluso vuestra salud y la de vuestros invitados. 


La elección del proveedor


 Cercioraos de que el proveedor de gastronomía (catering, hotel, finca...) trabaje con los valores de sostenibilidad y responsabilidad que coincidan con los vuestros. 


Ingredientes de proximidad. 


 Apostad por los alimentos de kilómetro cero (procedentes de productores que estén a menos de 100 km. de distancia del destino). Así evitaréis el gasto económico y medioambiental que supone el transporte de los alimentos. 


 Además, debéis tener en cuenta que al no tener que recorrer grandes distancias, los ingredientes estarán más frescos y en un mejor punto, al no tener que pasar tiempo en cámaras y camiones frigoríficos. Y no menos importante, esto también se verá reflejado en el precio del menú. 


Invitada sentada en la mesa delante de un plato


Alimentos procedentes de productores locales.


 Con ello apoyaréis el comercio local, además de reforzar el ahorro en gastos de transporte y el impacto en el medioambiente al no tener que recorrer largas distancias.


Alimentos de temporada


 Los alimentos de temporada son siempre más económicos. Además, tendrán un mejor sabor, un aroma más intenso y una textura más agradable, porque estarán en su punto. Y no os olvidéis de que los ingredientes que se obtienen en su época, tienen más concentración de nutrientes. 


Mesa de boda con diferentes platos sobre ella


Ingredientes saludables


 Procurad que los ingredientes que se usen en el menú estén libre de químicos y de pesticidas. Y también que sean lo más sanos posibles, porque cuidar la salud no está reñido con deleitar al paladar. 


Una cantidad de comida bien calculada para que no haya desperdicios


 No, no digo que los invitados pasen hambre, sino que tanto el tipo de banquete, como el número de platos y las cantidades sean racionales. En una boda suele sobrar una cantidad ingente de comida, que es un desperdicio... y una irresponsabilidad. 


 Si vais a ofrecer un cóctel contundente y/o de que haya estaciones de comida, lo ideal es servir un único plato y el postre. En caso de que prefiráis una comida o cena más tradicionales, con entrantes, primero, segundo y postre, es mejor que el cóctel de bienvenida sea corto y sencillo. El buffet es un tipo de banquete en el que suele sobrar mucha comida, por lo que quizás no sea la fórmula más sostenible para una boda. 


Aperitivos sobre una table junto con un copa de vino y otros alimentos


Los materiales de presentación


 Pedid que no se utilice plástico a la hora de presentar los platos. Ni en los vasitos de chupito, platos o las cucharitas para el cóctel. Ni en los vasos para las bebidas. Ni en los envases de la candy bar. Hay materiales respetuosos, compostables, reciclables y que incluso son más estéticos. 


Proporcionarles a los invitados las sobras para que se las puedan llevar a casa


 Como casi seguro que finalmente sobrará algo de comida, tened previsto que los invitados puedan llevarse la sobras a casa. Lo más adecuado en el caso de una boda sostenible es que los envases no sean de plástico, sino de materiales biodegradables. 


¿Optaréis también vosotros por un menú sostenible el día de vuestra boda?




Post relacionados:

Todas las Claves para una Boda Eco

Cómo No Dejar Rastro en las Bodas en Espacios Naturales

Claves para Encontrar un Vestido de Novia Sostenible

Dale una Segunda Oportunidad a Tu Vestido de Novia

¿Has Pensado en Reutilizar las Flores de la Boda?

Cómo Organizar una Boda Accesible e Inclusiva


La primera vez que apareció el post Cómo Ofrecer un Menú Sostenible en la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Cómo ofrecer un menú sostenible en la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under CC BY-NC-ND 4.0

31 enero, 2024

Consejos Imprescindibles para Organizar una Boda Temática

Si os digo la verdad, cuando escucho boda temática, suelo echarme a temblar, porque es muy difícil organizarla con acierto. En muchos casos el tema central se apodera de la boda y se cargan tanto las tintas que se convierte en una caricatura. En otros lo que ocurre es precisamente lo contrario: que la temática se diluye o se mezcla con otras y lo que se logra es un estilo confuso y deslavazado. 


Pero cuando se planifica y se ejecuta con acierto, una celebración de matrimonio con un leitmotiv puede ser un éxito absoluto. Si estáis pensando en organizar una boda temática, en este post vais a encontrar algunos consejos imprescindibles para que sea de "10".


Consejos imprescindibles para organizar una boda temática


Elegid la temática


Es el primer paso, y probablemente el más importante de todos. Debéis escoger aquel que os guste a ambos y que sea un reflejo de vuestra personalidad e intereses.


 También es importante que busquéis una temática que resista bien el paso del tiempo. Eso quiere decir que si queréis una boda inspirada en la última serie de moda, si esta no se convierte en icónica, puede que os haga sonrojar cuando le enseñéis el álbum de boda a vuestros hijos o nietos, y estos os miren con extrañeza (o con horror) y os pregunten: "¿pero de qué ibais disfrazados" o "¿abuelitos, os casasteis en Carnaval?". 


Escoged el estilo


 Además de la temática, es importante que tengáis claro el estilo que queréis para vuestra boda, porque será el que le aporte armonía y coherencia a toda la celebración. Por eso la temática debe encajar con el estilo y viceversa. 


Decidid cuáles son vuestros colores


 Una vez que tengáis claros tanto el leitmotiv como el estilo, tendréis que elegir la paleta de color del evento. Esos colores tienen que representar el tema, pero al mismo tiempo tienen que ser de vuestro agrado, así como ser apropiados para la época del año y el lugar en el que se celebrará. 



Buscad inspiración


 Culturas, tradiciones, libros, cuadros, canciones, películas, series, profesiones, deportes, hobbies... toda fuente de inspiración es bienvenida.


 También podéis recurrir a blogs, redes sociales o revistas. 


 Id recopilando ideas en un cuaderno o tablero para que luego podáis quedaros con las que más os agradan y rechazar las que finalmente no encajen con la boda que tenéis en mente. 



El espacio es decisivo


 Decidid qué es lo que tendrá más peso en vuestra boda, si la temática o el lugar en el que lo celebréis. Lo ideal es que no tengáis que elegir, pero no siempre será posible. 


 Hay espacios que por su estética no admiten determinadas temáticas, o en los que es difícil integrarlas y que el resultado sea óptimo.  Os pongo un ejemplo, si deseáis una boda con temática de Star Wars, escoger un castillo del S. XVII como lugar de celebración, puede que no sea la mejor idea. Eso os obligará a elegir entre el tema central o el espacio. 



Decidid dónde se mostrará la temática


 El tema será el centro de la boda, pero no es necesario que esté presente en todos los momentos ni en todos los detalles, por lo que conviene que elijáis dónde aparecerá.


 En los Save The Date, las invitaciones, el programa, el seating, los menús, las tarjetas de puestos de mesa, la decoración de la ceremonia, la decoración del cóctel y la recepción, la gastronomía, la fiesta, la música, la animación, vuestro vestuario... a cualquiera de ellos se les puede aplicar la temática.


 Uno de los imprescindibles deberían ser los Save The Date y las invitaciones, porque es una manera de anunciar a los invitados lo que pueden esperar de la celebración, casi como una declaración de intenciones. 


 Lo ideal es tematizar algunos detalles para que destaquen, sobre todo los más importantes para vosotros. 


 Mi consejo es que no abuséis del tema, porque la boda puede terminar convirtiéndose en una caricatura.


No olvidéis el menú


 La comida y la bebida que se sirvan en la boda debe reflejar el tema a través de los ingredientes, la preparación y la presentación.  



Buscad proveedores que entiendan la temática, que la respeten y que la utilicen en su trabajo 


 Es fundamental que todos los proveedores y profesionales que contratéis entiendan cuál es la temática, lo que esperáis de ellos, que respeten vuestra decisión, que sean honestos a la hora de deciros lo que pueden o están dispuestos a hacer a la hora de integrar el tema y que sean capaces de ejecutarlo correctamente. 


Espero que estos consejos os sean útiles para organizar una boda temática maravillosa. 



Post relacionados:

Consejos para No Equivocarse con una Boda Temática

Una Temática Celestial para la Boda

Cómo Organizar una Boda Inspirada en los Viajes

Cómo Organizar una Boda de Estilo Mediterráneo

Cómo Organizar una Boda en Navidad


La primera vez que apareció el post Consejos Imprescindibles para Organizar una Boda Temática fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Consejos imprescindibles para organizar una boda temática by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under CC BY-NC-ND 4.0