16 junio, 2021

Cómo Mantener Frescos a los Invitados en una Boda de Verano

¿Ya tenéis fecha para la boda? ¿Os casáis en fechas en las que es más que previsible que haga mucho mucho calor? Si es así, algo que os tendréis que plantear es cómo mantener frescos a los invitados.


Tened en cuenta que la duración de una boda se extiende varias horas, en las que los asistentes estarán expuestos al sol (si una parte tiene lugar durante el día) y al calor. Y todo eso mientras están vestidos y calzados para la ocasión, y con peinados y maquillajes que han cuidado hasta el extremo. Por no hablar de que en muchos casos tienen que cambiar de espacio (incluso teniendo que desplazarse en coche o autocar), estar largos minutos de pie o sentados... y bailar. 


Para que en vuestra boda no tengan que sufrir demasiado el sol y el calor, aquí tenéis algunas ideas para mantener frescos a los invitados.

 

Cómo mantener frescos a los invitados en una boda de verano

 

La elección del lugar para la ceremonia, la recepción y la fiesta son decisivas. Si la boda se va a celebrar en época de mucho calor es importante que busquéis espacios frescos y con sombra.

 

Aunque lo habitual en época de calor es buscar espacios exteriores, lo cierto es que los interiores con una buena climatización también pueden ser interesantes, sobre todo si la boda es de día. 

 

La combinación de zonas exteriores e interiores puede ser todo un éxito. Procurad que estén bien conectados y que los invitados puedan moverse entre unos y otros con facilidad. Ojo con las transiciones entre unos y otros para que no estén demasiados expuestos al sol o al calor.  


 

Los exteriores con jardines, piscinas o estanques son siempre una buena elección, porque suelen aportar frescor.


 

La hora de celebración también es muy importante, por lo que os aconsejo que en verano evitéis las horas centrales del día

 

Lo ideal, que la ceremonia tenga lugar a la caída del sol y la recepción y la fiesta por la noche


 

Si la boda es al aire libre y con luz diurna, es fundamental que haya sombra para que los asistentes puedan protegerse del sol y del calor. Todo sirve para este fin: árboles y otro tipo de vegetación, emparrados, carpas o jaimas abiertas, sombrillas, parasoles...

 

 

Una forma de refrescar el ambiente en las bodas de exterior son los mecanismos que vaporizan agua, aunque pueden convertirse en un problema. La humedad puede que acabe molestando a los invitados, sobre todo a las invitadas. Puede arruinar sus peinados o incluso sus vestidos. Cuidado con ello. 

 

Evitad situar al sol o en las zonas más cálidas los puntos en los que los invitados estarán durante más tiempo o en las que tendrán a agruparse: accesos a los distintos espacios o donde estén colocada la señalización, el lugar en el que se celebre la ceremonia, zona de cóctel, el sitio en el que se coloque el seating, el espacio de los corners o donde se sitúe el food truck, la zona en la que se coloque el photo booth, etc.

 

Las sillas, mejor de madera, fibras naturales o acolchadas con tejidos ligeros. El metal o el plástico se calientan mucho, por los que son realmente incómodos si hace mucho calor o están expuestos al sol. 

 

La decoración también puede refrescar visualmente. Las plantas y las flores frescas, el agua (en recipientes, en fuentes...), los materiales naturales, la deco de estilo náutico, los elementos propios de un jardín, los toques tropicales, los detalles de estilo verbena...


 

 

Poned a disposición de los invitados agua y bebidas refrescantes durante toda la boda, desde la llegada de los invitados a la ceremonia hasta el final de la fiesta. 

 

En bodas que se celebran en época de mucho calor, no os centréis únicamente en el alcohol. También es necesario que haya bebidas frías y que hidraten. Recordad que el alcohol deshidrata, justo lo menos recomendable cuando las temperaturas son altas y el sol brilla en todo su esplendor. 

 

Las aguas perfumadas siempre son una buena elección. También los zumos naturales, las infusiones frías, cócteles sin alcohol y con poco azúcar o el agua de coco. Y, por supuesto, los refrescos de todo tipo, aunque su contenido en azúcares pueden terminar provocando más sed. 

 

 

Otra opción para refrescar a los invitados es poner a su disposición dispensadores con granizados, sorbetes y horchata.  


 

Los aperitivos y los platos que se sirvan durante la recepción deben ser ligeros y frescos. Preferid las preparaciones frías o templadas sobre las calientes. 

 

Los helados y polos son una idea deliciosa para refrescar a los invitados.

 

 

Elegid detalles para regalar a los invitados orientados a protegerles del sol y el calor: abanicos, paypays, parasoles, sombreros, gafas de sol...

 

 

Podéis preparar toallas humedecidas con agua helada (y suavemente perfumadas) para entregárselas a los invitados cuando lleguen a la ceremonia o al cóctel para refrescarse.  

 

También podéis optar por regalar plantas a los invitados, procurando que resistan bien el calor. 


 

Otra opción es regalar envases en talla mini de agua termal para que las invitadas se refresquen. O toallitas matificantes para que puedan eliminar los brillos que el calor dejará en su rostro.  


Con estas ideas ninguno de vuestros invitados pasará calor y podrá disfrutar al máximo del día de vuestra boda.


 

Post relacionados:

Consejos para una Boda de lo Más Refrescante

20 Errores en las Bodas de Exterior

Cómo Iluminar una Boda de Exterior 

Cómo Organizar una Boda en el Jardín de Tu Casa

 

La primera vez que apareció el post Cómo Mantener Frescos a los Invitados en una Boda de Verano fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo mantener frescos a los invitados en una boda de verano by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

09 junio, 2021

Qué Es la Toma de Dichos en una Boda Católica

¿Has oído hablar de la toma de dichos? Pues si os vais a casar por el rito católico es algo que tenéis que saber... y por lo que tendréis que pasar. A pesar de tener un nombre tan serio y anticuado, lo cierto es que es algo sumamente sencillo y que tiene su lógica.

 

Si queréis saber qué es la toma de dicho y en qué consiste, os invito a que me acompañéis...

 

Qué es la toma de dichos en una boda católica

 

Qué es

 

Es un trámite obligatorios para las bodas que se celebran por la Iglesia.

 

Realmente es el equivalente a la entrevista personal que tiene lugar con los contrayentes y con los testigos cuando se tramita el expediente matrimonial para una boda civil. 

 

Cuándo tiene lugar

 

Se realiza una vez que se ha entregado la documentación para tramitar el expediente matrimonial.  

 

Suele tener lugar en la parroquia que corresponda al lugar de empadronamiento de al menos uno de los novios y luego se traslada junto con el expediente a la iglesia en la que queráis casaros, en caso de que seáis fieles de una parroquia y tengáis previsto casaros en otra. Aunque en ocasiones se puede pedir la autorización para que la toma de dichos se haga en la parroquia en la que os vayáis a casar. Es importante que consultéis es posibilidad con ambos párrocos, el de la iglesia que os corresponda por domicilio y el de la parroquia en la que vaya a tener lugar la ceremonia.

 

Una vez tramitado el expediente (incluida la toma de dichos) se publican las amonestaciones (3 semanas mínimo) y una vez finalizado el plazo, ya se puede celebrar la boda en la fecha prevista.

 

En qué consiste

 

El párroco cita a la pareja una vez que se ha abierto el expediente para mantener una entrevista con ambos y con los testigos.

 

En esa entrevista primero entrarán en el despacho del párroco los testigos a los que hará algunas preguntas para saber si conocen a los novios, si no hay ningún impedimento para que contraigan matrimonio, si van a casarse sin coacción ni presiones familiares, si realmente se aman...

 

Pareja del brazo, ella con el anillo de compromiso en el dedo

 

Después entrarán los novios a los que les hará preguntas en el mismo sentido que a los testigos. Lo que realmente quiere saber es si los novios quieren casarse voluntariamente, por amor, sin secretos y de acuerdo a los requisitos del matrimonio católico. 

 

Las preguntas son sencillas y se pueden responder perfectamente sin necesidad de preparación.  

 

Una vez finalizadas las preguntas tendréis que firmar esa declaración.


Pequeña iglesia al lado del mar

 

Los testigos

 

Los testigos deben ser dos, uno por cada miembro de la pareja. Es requisito imprescindible que sean mayores de edad, que conozcan a los novios desde hace tiempo... y que no sean familiares (restricción de consanguinidad). Si hubiese presiones para celebrar la boda por parte de la familia, preguntarles si los novios quieren contraer matrimonio precisamente a ellos no sería lo más adecuado, ¿no os parece? Si los testigos son amigos, será más fácil que puedan confirmar que los novios se casan con capacidad y libertad. 

 

Los testigos deben acudir a la cita con la documentación que acredite su identidad.

 

Los testigos que comparezcan en la toma de dichos no tienen que ser los mismos que participarán en la ceremonia. Ese día podéis tener tantos como queráis (aunque conviene que el número sea razonable), que sean familia y que algunos actúen como padrinos.

 

La toma de dichos suele tener lugar entre los 3 y los 6 meses antes de la boda, aunque dependerá de con cuánto tiempo la estéis planificando y de las circunstancias de la parroquia.

 

Biblia

 

La cuestión monetaria

 

Recordad que a la hora de abrir y tramitar el expediente matrimonial os cobrarán unas tasas, en las que están incluidos los trámites administrativos y también la toma de dichos. Consultad antes el importe de esas tasas, para no llevaros una sorpresa después. 

 

Como veis es un trámite obligatorio, pero muy sencillo.



Posts relacionados:

Todo lo que Debes Saber sobre los Testigos de la Boda

Boda Católica: ¿Con o Sin Misa?

Votos Matrimoniales (Bodas Católicas) 

El Matrimonio Mixto (Civil y Religioso)


La primera vez que apareció el post Qué Es la Toma de Dichos en una Boda Católica fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Qué es la toma de dichos en una boda católica by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

02 junio, 2021

Consejos e Ideas para Celebrar la Boda en un Invernadero

Cada vez hay más parejas que eligen espacios diferentes para celebrar su boda. Y quizás uno de los espacios más encantadores y con más magia en los que darse el sí, quiero es un invernadero. La sensación de estar en medio de la Naturaleza, pero con las comodidades de un espacio bien acondicionado es uno de los motivos. Pero también son muy atractivas las grandes cristaleras, la vegetación interior y exterior o la poesía que acompaña a la mera idea de un invernadero, todo contribuye a convertirlo en un lugar ideal para organizar tanto una ceremonia como la recepción. 

 

En este post quiero darte algunos consejos e ideas para organizar vuestra boda en un invernadero, porque es un bonito espacio, pero organizarlo en uno tiene sus trucos.

 

Consejos e ideas para celebrar la boda en un invernadero

 

La elección

 

A la hora de elegir este tipo de localizaciones es importante tener claro en qué tipo de invernadero queréis que tenga lugar vuestra boda. Porque no todos son iguales. 

 

Hay fincas, casas rurales, castillos, hoteles e incluso restaurantes que, dentro de sus instalaciones tienen invernaderos para poder celebrar eventos. En la mayor parte de los casos son espacios en los que se mantiene la estructura del invernadero, pero su interior no incluye plantas y flores, o no al menos no en la medida que las habría en uno realmente dedicado a ese fin. 

 

Los invernaderos anteriores son, por así decirlo, un decorado. Tienen la ventaja de que suelen tener una estructura sólida y están perfectamente acondicionados. Y al no estar rodeados de plantas se puede aprovechar una gran parte de la superficie.

 

Tienen las desventajas de que pierden parte del encanto de un invernadero lleno de plantas y que pueden terminar siendo impersonales, sobre todo si se han reformado y decorado como cualquier otro espacio orientado a los eventos.

 

Mucho cuidado con las carpas que pueden hacer pasar por invernaderos, porque no lo son. Una carpa es una carpa, y un invernadero es un invernadero. Los dos espacios son interesantes, pero son totalmente diferentes. 

 

Otra opción son los invernaderos que están "en activo" y en los que los novios y los asistentes son invitados al espacio, exigiendo que la vegetación tenga su protagonismo. 

 

Invernadero

 

Son lugares tan mágicos, que la decoración que se necesita es mínima, puesto que la estructura y las plantas ya son un valor por sí mismas.

 

Es importante que haya espacio suficiente para los invitados y que las condiciones de conservación de las plantas no interfieran con la comodidad de los asistentes. Quizás la humedad y la temperatura que requiere la vegetación no sea la más confortable para las personas.

 

La época del año

 

Otro punto a tener en cuenta es la época del año en la que celebréis la boda. En primer lugar por las condiciones climáticas por motivos obvios. Pero también por la floración y el estado de las plantas, si el invernadero también se utilizar como tal. Según la estación puede que algunas variedades hayan perdido sus hojas o no estén florecidas.

 

El estilo

 

El estilo del invernadero tiene mucha importancia a la hora de la elección, pero también el uso del espacio.

 

Pareja de novios en un invernadero

 

Hay invernaderos muy modernos, otros con aire antiguo y mucho encanto, otros refinado y elegantes, otros rústicos... Antes de elegir el lugar, pensad en qué estilo estáis buscando para vuestra boda, porque es un tipo de espacios con tanta personalidad, que definirá todo lo que suceda en su interior. O al contrario, si os enamoráis de un invernadero en concreto, tendréis que adaptar todo el estilo de la boda a él. 

 

Las condiciones del invernadero

 

Tened en cuenta cuál es su grado de acondicionamiento. ¿Es posible celebrar la ceremonia, el banquete o la fiesta? ¿El acceso es fácil? ¿Hay aparcamiento? ¿Disponen de mobiliario y otro material auxiliar o es necesario alquilarlo? ¿Cuál es su aforo? ¿Hay una buena climatización? ¿Cuál es su grado de humedad? ¿Tiene una buena iluminación? ¿Qué ocurre con los WC para los asistentes? ¿Provee el espacio de catering? ¿Ofrecen unas buenas condiciones para que el proveedor de gastronomía pueda prestar sus servicios? ¿Se puede usar también el exterior?

 

Invernadero

 

La decoración

 

Como ya os he comentado antes, la decoración en una boda celebrada en un invernadero debe encajar con el espacio. Si es de estilo moderno, no tiene mucho sentido que la deco sea rústica, por ejemplo. Del mismo modo en que un invernadero antiguo y elegante no requiere una deco industrial. Es cierto que se pueden combinar estilos totalmente contrapuestos con éxito, pero casi siempre es difícil conseguirlo.

 

Y si hay plantas y flores en su interior, es importante que la decoración las acompañe, no que quiera competir con ellas.  

 

La iluminación es fundamental, porque debe decorar, pero también debe ser útil. Es un tipo de espacios diferente y que necesita ser iluminado con sabiduría. Piensa que es necesario que el interior sea visible, pero también que los invitados tengan la percepción de que el exterior está al alcance de la mano. Y es que no hay nada más romántico que poder ver las estrellas mientras se cena o se baila rodeados de vegetación. 

 

Las fotografías

 

¿Puede haber un espacio más mágico para vuestras fotos de boda? Sacadle todo el partido posible, porque lo tiene. 

 

Procurad que el fotógrafo visite antes del invernadero para que pueda analizar cuáles son los mejores lugares y condiciones para obtener las fotos más bonitas.  

 

Novia posando en un invernadero

 

Algunos consejos más

 

Evitad los invernaderos en los que la decoración es la misma que en cualquier finca u hotel. ¿Para qué buscar un espacio tan original para que luego acabe pareciendo uno cualquiera?

 

Pedid que retiren cualquier elemento que haga perder la personalidad y la visibilidad del exterior de un invernadero: colgaduras, cortinas, coberturas de otros materiales, etc. 

 

Ojo con la humedad si el invernadero está "en activo", porque puede convertirse en un problema con la integridad del maquillaje, el peinado e incluso el propio vestido de novia. Hablad con el maquillador, el peluquero o con los proveedores del vestuario y los complementos. 

 

Hablad con el florista para que el ramo, los prendidos y los centros de mesa sean coherentes con la vegetación del invernadero. 


¿Qué os parece ahora la idea de celebrar la boda en un invernadero?


 

Post relacionados:

Cómo Organizar una Boda en un Espacio No Convencional

20 Errores en las Bodas de Exterior

Cómo Organizar una Boda en el Jardín de Tu Casa

Cómo Organizar una Boda Rural con Acierto 

12 Tips para Organizar una Boda en un Ático

 

La primera vez que apareció el post Consejos e Ideas para Celebrar la Boda en un Invernadero fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Consejos e ideas para celebrar la boda en un invernadero by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.