14 abril, 2021

Cómo Ordenar y Organizar la Inspiración en Vuestra Boda

A la hora de organizar una boda hay una parte muy importante de creatividad, de eso no hay ninguna duda. Y para que esa creatividad eche a volar, es necesaria la inspiración. 

 

Según la Real Academia Española dice que inspirar es infundir o hacer nacer en el ánimo o la mente afectos, ideas, designios, etc. También sugerir ideas o temas para la composición de una obra literaria o artística. Y que inspirarse es sentirse motivado por alguien o algo para el desarrollo de la propia creación. Según el Diccionario de Español de Oxford, la inspiración es el estímulo o lucidez repentina que siente una personas y que favorece la creatividad, la búsqueda de soluciones a un problema, la concepción de ideas que permiten emprender un proyecto, etc., especialmente la que siente el artista y que impulsa la creación de las obras de arte. Y todas estas definiciones se pueden aplicar al diseño, planificación y organización de una boda, desde luego.

 

Pero inspirarse no es copiar. En absoluto. De hecho copiar es justo lo opuesto a la creatividad. La inspiración implica tomar ideas o imágenes que te agraden, pasándolas después por tu filtro personal. Es algo parecido a traducirlas a tu propio idioma, adaptarlas a la historia que tenéis en común tú y tu pareja, al estilo de ambos, a vuestras preferencias, al tipo de boda que queréis, incluso a vuestro presupuesto.  

 

La mayor parte de parejas tienden a recopilar una gran cantidad de ideas e información que les inspira. Mucha. Muchísima.

 

Precisamente por la gran cantidad de material inspirador que se suele acumular es necesario aprender a ordenarlo y organizarlo para que sea realmente útil. Y en este post vas a encontrar consejos para lograrlo. ¿Me acompañáis y os lo cuento?

 

Cómo ordenar y organizar la inspiración en vuestra boda

 

Fuentes de inspiración habituales

 

Redes Sociales

 

Son todo un clásico. Las redes que reinan en el mundo de las bodas son sin duda Instagram y Pinterest, aunque cualquiera de ellas puede servir de inspiración.

 

Revistas de bodas

 

Tanto las de papel como las digitales son perfectas para estimular la creatividad de cualquier novia (o novio). Además, sus editoriales suelen ser verdaderas obras de arte y sus artículos bastante interesantes.

 

Otras bodas

 

Las bodas de amigos y familiares también son fuentes de inspiración. Pero es importante no copiar lo que veáis en ellas, porque correréis el riesgo de que vuestra boda carezca de personalidad.  


Mujer rodeada de libros abiertos leyendo en la cama

 

Otras fuentes muy inspiradoras


Revistas de decoración, arquitectura, moda...

 

En este tipo de publicaciones podéis encontrar ideas magníficas para adaptarlas e integrarlas en vuestra boda, aunque en principio no sean netamente nupciales.

 

Programas de TV dedicados a las bodas

 

En este tipo de programas también puedes hallar algunas ideas y detalles sugerentes. Eso sí, la mayoría son producidos en otros países, por lo que el tipo de bodas y las costumbres serán diferentes. Pero eso no significa que no puedan serviros como inspiración.

 

Películas y series

 

Vestidos, ideas, deco... hay un montón de películas y series en las que las bodas son protagonistas o que al menos incluyen una que pueden ser inspiradoras. E incluso aunque no aparezca ningún sí, quiero en la trama, sí que pueden aparecer detalles que os gusten: estilos, paisajes, vestuario, decoración, iluminación, música, frases...

 

Obras de teatro 

 

Los decorados o el vestuario de muchas obras de teatro son increíbles, por lo que podéis tomar nota de algunos de ellos para adaptarlos a vuestra celebración.

 

Arte

 

Los diseñadores y los figurinistas se inspiran con frecuencia en el arte, así que probad y buscad ideas en los museos, en los libros de arte, en las exposiciones... Y si no las encontráis, al menos habréis pasado un buen rato y os habréis cultivado.

 

Fotografías antiguas

 

Las fotografías antiguas pueden ser todo un filón a la hora de darle alas a vuestra creatividad nupcial. Buscad entre las de vuestras familias, en bancos de imágenes, en anticuarios...

 

Organización ante todo

 

Es importante que recopiléis imágenes, pantallazos, enlaces y todo tipo de material que os inspire, por supuesto, pero más importante todavía es que lo organicéis desde el primer momento. 

 

Os haréis con mucha información, sobre todo cuando comencéis el proceso de organización de la boda. Y si la acumuláis sin ton ni son, corréis el riesgo de no encontrarla cuando la queráis recuperar, que la dupliquéis (o tripliquéis) y que os terminéis agobiando por el exceso de material inspirador. 

 

Pareja delante de un ordenador

 

Abrid carpetas en vuestro ordenador o dispositivos móviles. Destinad cada una de esas carpetas a un tema: espacios, paletas cromáticas, estilos de boda, vestido de novia, traje de novio, ramo, decoración, iluminación, menús, música, detalles, etc. Y si es necesario, abrid todas las subcarpetas que consideréis oportunas. 

 

Organizad todas las fotos que hagáis con el móvil también en carpetas. También es una buena idea copiar esas fotos en el ordenador, así podréis verlas en una pantalla más grande y podréis guardarlas con el resto del material. 

 

Utilizad los recursos que os brindan las redes sociales para organizar la información, como los tableros de Pinterest, por ejemplo. También podéis plantearos la posibilidad de compartir esa información con vuestros proveedores, permitirles colaborar o aportar ideas... 


Mujer con Instagram

 

Confeccionaos una agenda con los datos de los proveedores que os han llamado la atención. Apuntad en ella todos los datos: nombre, dirección postal, teléfonos, correo electrónico, persona de contacto, web y cualquier otra información que sea relevante. 

 

Utilizad una libreta o diario de bodas (en papel o digital) para ir apuntando todas las ideas y datos que puedan ser importantes. En muchas ocasiones se nos ocurren cosas magníficas o vemos algo que nos emociona y que podría encajar en la boda, pero que si no apuntamos inmediatamente se nos olvida. Así que apuntad todo.

 

Lo ideal es que toda la inspiración la almacenéis de forma digital, puesto que ocupa menos espacio, es más eco y fácil de manejar. Pero si os gusta más el papel, procurad organizar todo lo anterior en cuadernos, álbumes y carpetas bien ordenadas y etiquetadas.


Y deshaceos de lo que no os sirva


Es muy probable que al principio reunáis mucho material inspirador, y es lógico. Pero también es necesario que según vayáis definiendo lo que realmente queréis os vayáis deshaciendo de aquello que ya tenéis claro que no formará parte de vuestra boda.

 

La acumulación de material inútil es contraproducente, porque os dificultará acceder a lo que realmente sí que os agrada... y que os hará dudar de las decisiones que ya hayáis tomado. Es muy habitual que tener delante muchas opciones os hagan preguntaros si realmente habéis elegido la correcta, y aunque ya hayáis descartado todas las demás. 

 

Desechad todo aquello que hayáis decidido que no tiene espacio en la boda. Sin dudarlo.

 

Pensad también en los proveedores

 

Entre toda esa inspiración tendréis que encontrar finalmente lo que queréis. Eso implica elegir. En algunos casos os resultará fácil, pero la mayor parte de las veces las parejas de novios tienen serias dificultades para decidirse. De hecho, hay tantas fuentes de inspiración que lo habitual es que quieran integrar todo lo que han visto y lo que se les ha ocurrido. Y eso es imposible

 

Mujer sentada en el suelo, delante de la cama con un ordenador y una taza de café

 

Si eso os ocurre a vosotros, os aconsejo que consultéis con los proveedores para que os orienten. Os ayudarán a elegir lo más apropiado en vuestro caso, teniendo en cuenta vuestras preferencias, el tipo de boda que deseáis, el espacio, la época del año, la hora...  Y también os ayudarán a desechar las opciones menos afortunadas. No es que elijan por vosotros, sino que os sirven de orientación y apoyo.

 

Pensad también en que esa inspiración la vais a compartir con los proveedores, por lo que es importante que se la presentéis lo más organizada posible. También que hagáis una primera criba entre el material inspirador antes de enviársela. Aunque la mayoría la ordenará y etiquetará en vuestra carpeta de clientes, cuando más organizada esté toda la información, más fácil será gestionarla tanto para vosotros como para ellos.


¿Os ha sido útil este post? Espero que sí. Os veo pronto...


 

Post relacionados:

Herramientas y Aplicaciones Útiles para Organizar la Boda

Consejos para Priorizar en la Organización de la Boda 

Bodas en Serie y Cómo Huir de Ellas

Cómo Personalizar (de Verdad) una Boda 

Tendencias en Boda para la Próxima Década. ¿Jugamos a Pronosticarlas?

No Siempre Podrá Ser Todo Como Tú Quieres...

 

La primera vez que apareció el post Cómo Ordenar y Organizar la Inspiración en Vuestra Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo ordenar y organizar la inspiración en vuestra boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

07 abril, 2021

Habéis Pospuesto la Boda. ¿Y Ahora Qué?

Si habéis tenido que posponer la boda, probablemente os estéis preguntando qué hacer ahora. ¿Reprogramarla a corto o a medio plazo? La incertidumbre de la situación casi con toda seguridad os está haciendo dudar entre una u otra opción. Y es comprensible.

 

Si es vuestra situación, en este post os quiero dar algunas claves e ideas que ojalá os ayuden a tomar una decisión acerca de qué hacer tras haber pospuesto la fecha de la boda.

 

Habéis pospuesto la boda. ¿Y ahora qué?

 

Lo principal

 

Lo primero que debéis tener en cuenta es qué queréis hacer con vuestra boda después de posponerla. 

 

Hay muchas parejas que deciden organizar una pequeña celebración a la que únicamente estén invitadas las personas más cercanas

 

Otra opción es tener una boda íntima a corto plazo y una gran fiesta más adelante, cuando se vuelva a la normalidad. 

 

Y también hay quienes eligen aplazar la celebración tal y como la tenían pensada en un principio hasta que se pueda prescindir de todas las restricciones

 

Esta decisión es probablemente la más importante, porque será la que defina los pasos que haya que seguir para reorganizar la boda.

 

Es fundamental que os apoyéis durante el proceso, que os dejéis llevar más por la cabeza que por el corazón, que no os desaniméis y que tengáis paciencia. Ya sé que es difícil, pero merecerá la pena. 


Pareja de novios

 

Los plazos

 

También es necesario que defináis la fecha en la que tenéis previsto celebrar la boda tras el aplazamiento. 

 

Si queréis una boda íntima en un plazo relativamente corto, es fundamental que contactéis con los proveedores lo antes posible. En tiempos de pandemia puede que no haya problemas con las fechas, puesto que no son muchas las parejas que se deciden a darse el sí, quiero. Aunque también os podéis encontrar con que esos proveedores todavía no prestan el servicio, éste es reducido o que incluso han tenido que cerrar el negocio. Si la elección de una boda íntima tras tener que posponerla ocurre en un mundo postcoronavirus, el asunto de las fechas será más delicado, puesto es probable que os cueste encontrar la que os interese.  

 

Novios mirándose delante de una puerta

 

En caso de que tengáis pensado organizar una boda (íntima o no) o una gran fiesta a medio plazo, también es necesario que contactéis con tiempo con los proveedores, porque es muy posible que una vez finalizadas las restricciones derivadas de la pandemia, las parejas que han estado esperando a celebrar la boda o la fiesta, se lancen a reservar todos los servicios como si no hubiese un mañana. 

 

En general os aconsejo que si la boda que queréis celebrar es pequeña, reservéis la fecha sin más. Salvo que la situación empeore mucho, os afectarán menos las restricciones en cuanto a número de invitados o de otro tipo. Salvo los desplazamientos entre comunidades autónomas o confinamientos perimetrales. Aunque el resto de normativa anticovid será de obligado cumplimiento hasta que las autoridades la eliminen.

 

Pero si la boda o la fiesta que deseáis llevar a cabo es grande, mi recomendación es que no seáis demasiado optimistas en cuanto a plazos. Porque si posponer una vez es un mal trago, hacerlo más de una puede convertirse en un verdadero trauma. Fijad la fecha a medio plazo, cuando sea probable que podamos volver a la normalidad.

 

Replanteaos el presupuesto

 

Haced una valoración realista de cuál será el nuevo presupuesto para la boda, teniendo en cuenta el tiempo que tenéis para organizarla y de las circunstancias económicas presentes y las que se pueden dar en el futuro. 

 

Calculadora

 

Por desgracia, la pandemia ha traído no ha dejado, además de todo lo relacionado con la salud, una situación económica difícil.  Por eso es necesario que seáis lo más conservadores (que no pesimistas) posible con el dinero que tengáis pensado gastar en la celebración.  

 

Presupuestos, contratos y reservas

 

Pedid presupuestos a los proveedores con las nuevas condiciones de la boda.

 

Leed cuidadosamente los contratos antes de firmarlos.

 

Comprobad que las fechas, condiciones y plazos son los pactados verbalmente.

 

Fijaos en los plazos y formas de pago.

 

También es importante que comprobéis cuáles son las políticas de cancelación, penalizaciones y reembolsos antes de firmar y de pagar el primer plazo.

 

Si es necesario, contratad un seguro de cancelación, por si (ojalá no ocurra) hubiese que posponer o cancelar de nuevo la boda.

 

¿Enviar nuevas invitaciones o no hacerlo?

 

Si vais a reprogramar la boda es importante que se lo comuniquéis a las personas invitadas. Aunque no es obligatorio hacerlo mediante un nuevo envío de invitaciones si no lo deseáis. Hay otras opciones para hacerlo como las invitaciones digitales. 

 

Para saber más os invito a que leáis el post Cómo Comunicar a los Invitados que la Boda se Pospone e Invitaciones de Boda Digitales: Ventajas y Desventajas.

 

Reprogramad la boda

 

Tendréis que volver a reprogramar lo que suceda en la boda, o al menos en parte. Esto es especialmente importante si habéis tenido que cambiar el espacio, la hora, los momentos importantes y actividades que tendrán lugar. 

 

Planificador, bolígrafo y paniculata rosa

 

Debéis planificar una nueva línea de tiempo con las novedades, en el post Cómo Planificar el "Timing" del Día de la Boda encontraréis más información que puede seros útil. 

 

¿Qué hacer con el vestido o el traje?

 

En el caso del vestido de novia o de los zapatos, hay que valorar si se pueden reutilizar tras cambiar la fecha. En algunos casos se podrán reformar para adaptarlos: cortar o acortar mangas, eliminar capas, añadir chaquetas u otras prendas de abrigo, etc. Pero en otros no se podrán usar. Cuando se trata de zapatos, es muy probable que se puedan lucir en otra época del año, aunque según el modelo quizás haya que cambiarlos; sobre todo botas y botines si se cambia la fecha de invierno a verano. Si es vuestro caso, optad por venderlos o alquilarlos, para que la pérdida económica no sea tan grande. 

 

Novia con el velo en la mano

 

Si habéis tenido que aplazar la boda y tú, la novia, vas a utilizar el mismo vestido, no te pierdas nuestros Consejos para Almacenar Tu Vestido Si Has Tenido que Posponer la Boda.

 

En el caso del traje del novio, es más difícil que no se pueda reutilizar aunque cambie la estación. En muchos casos una camisa más ligera puede ser suficiente. Pero si no se puede volver a utilizar, también se puede vender o, según el tipo de traje, mantenerlo en el guardarropa para utilizarlo como prenda para el trabajo o para ocasiones especiales.

 

¿Qué hacer con la paleta cromática que habíais elegido en un principio?

 

Si el cambio de fecha implica un cambio radical de estación, puede que penséis en si debéis cambiar los colores de vuestra boda o no. Eso dependerá de muchos factores: del nuevo lugar en el que la celebréis, de la hora, de si vais a cambiar la temática o la decoración de forma radical... Aunque puede que podáis conservarlo cambiando únicamente alguno de los tonos o introduciendo alguno más claro o más oscuro, dependiendo de si el cambio ha sido hacia primavera-verano o a otoño-invierno. 

 

¿Y con las flores?

 

Lo ideal es elegirlas de temporada, por lo que si cambiáis de estación, tendréis que cambiar de flores y vegetación.  

 

Flores en tonos melocotón y vegetación

 

¿Y con la decoración?

 

Si ya tenéis comprados elementos de la decoración, mi consejo es que no los desechéis. 

 

En caso de que encajen con la nueva ubicación, fecha y hora, simplemente tendréis que buscar un lugar en el que almacenarlos hasta que llegue el día de la boda.

 

Si lo que ya tenéis adquirido no se puede utilizar de ninguna manera en la nueva boda, siempre podéis venderlo a otra pareja o incluso intercambiarlo. 

 

En cualquier caso, antes de vender o intercambiar lo que ya tenéis comprado, valorad si se puede redecorar o personalizar para que lo podáis utilizar en el nuevo espacio. Una mano de pintura, una pátina, un pequeño detalle añadido, una forma diferente de colocarlo o una nueva ubicación pueden ser más que suficientes.  

 

¿Y si pasa demasiado tiempo?

 

Si la fecha que habéis escogido está lejana en el tiempo, es importante que la boda que os planteéis sea lo más atemporal posible, porque podéis correr el riesgo de que se quede anticuada si habéis seguido exhaustivamente las tendencias. 

 

Pareja de novios sentados en un sillón

 

Además, debéis tener en cuenta que las bodas han cambiado mucho en muy poco tiempo, y que es probable que todavía lo hagan más debido a la situación que estamos viviendo. Así que cuanto más atemporal, que no clásica, os planteéis la boda, mejor encajará en cualquier momento. 

 

Antes o después, seguro que tendréis una boda preciosa e inolvidable. 



Post relacionados:

Novios e Invitados: Cómo Enfrentar una Boda Covid19

Cómo Entretener a los Invitados en una Boda Durante la Pandemia

Ideas para que Participen en la Boda los Invitados que No Pueden Asistir

Tendencias en Boda para la Próxima Década. ¿Jugamos a Pronosticarlas?

 

La primera vez que apareció el post Habéis Pospuesto la Boda. ¿Y Ahora Qué? fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Habéis pospuesto la boda. ¿Y ahora qué? by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

31 marzo, 2021

Cómo Elegir y Planificar la Música que Sonará en la Boda

¿Os habéis planteado qué música sonará en vuestra boda? Si todavía no lo tenéis decidido, quizás este post os pueda servir de guía para que os resulte más fácil.

 

Y esa elección es mucho más significativa de lo que parece, porque la música en una boda es mucho más que poner canciones de fondo en la ceremonia, en la recepción o en el baile. Es una forma de personalizar el evento, de transmitir emociones, de imprimirle ritmo, de crear ambiente, de aportarle alma...

 

A continuación encontraréis algunos consejos e ideas para elegir y planificar los temas musicales que sonarán el día de vuestra boda. Si los queréis conocer, abrid bien los ojos (y los oídos) y acompañadme, por favor... 


Cómo elegir y planificar la música que sonará en la boda


Quién se encargará que suene la música

 

Un punto fundamental a la hora de escoger la música que sonará en la boda es decidir si será en vivo, con un DJ o si os encargaréis vosotros de armar la playlist para todo el evento y del equipamiento necesario. 

 

Para ello tendréis que tener en cuenta las posibilidades que os brindan los espacios (ceremonia, cóctel, banquete y fiesta), vuestro presupuesto y, desde luego, vuestras preferencias.

 

Esta decisión es importante, puesto que los temas pueden depender en gran medida de quién se encargará de que suenen. En el caso de la música en vivo, muchos grupos y bandas tienen un repertorio establecido, y no siempre están en disposición de preparar canciones nuevas para una boda en concreto. En el caso del DJ o de la playlist DiY hay menos inconvenientes, puesto que es más fácil conseguirlas, incluso en distintas versiones.

 

El espacio

 

Os aconsejo que consultéis con los responsables de los espacios las posibilidades y restricciones en cuanto a música: si imponen a los profesionales o podéis contratarlos por vuestra cuenta, si hay sitio para música en vivo o para DJ, si se pueden instalar equipos de sonido, horarios, volumen, etc. 


Micrófono y músico con su guitarra en segundo plano

 

El comienzo del proceso

 

La elección de los temas que sonarán quizás sea una de las tareas más divertidas a la hora de organizar una boda. 

 

Mi consejo es que, antes de nada, confeccionéis una lista con aquellos temas que os gustaría que estuviesen presente en la boda sí o sí. Esos que os definen a vosotros y a vuestra relación.

 

Tampoco estaría de más que anotaseis las canciones que más os agradan a vosotros y las que probablemente les gustarían a la mayor parte de los invitados (o a aquellos que más os importan).

 

Si no tenéis muy claro qué música queréis que suene el día de vuestra boda, mi consejo es que consultéis con un profesional. Si vais a contratar música en vivo, la persona que haga de enlace con vosotros os podrá asesorar sin problemas. Si vais a tener un DJ, exactamente lo mismo. Muchos maestros de ceremonias también os pueden guiar a la hora de elegir los mejore temas para la vuestra. Y, por supuesto, vuestra wedding planner también os podrá aconsejar acerca del tipo de música y en qué momentos debería sonar. Tened en cuenta que cualquiera de ellos han llevado a cabo muchas bodas y tienen conocimientos suficientes para asesoraros. Eso sí, es importante que únicamente contratéis profesionales reconocidos y con experiencia.

 

DJ

 

Podéis pedirles a los invitados que elijan una o dos canciones que les gustaría que sonasen en la boda para confeccionar la playlist de la boda. Esto es más aconsejable en el caso de la música de la fiesta, más que de la ceremonia o la recepción. Podéis solicitar este tipo de aportación en la web, en las invitaciones o incluso en persona. Esta idea suele ser muy celebrada por los invitados, puesto que les hará sentir más parte de la boda. 

 

El cuándo

 

Después de todo lo anterior debéis tener en cuenta son los momentos en los que sonará la música a lo largo de la boda.

 

Normalmente estos momentos son:

 

Ceremonia

 

Según sea civil, religiosa o simbólica los momentos que deberían ir acompañados de música serán diferentes, también el estilo de la música. En general serán: Entrada de los novios - Momentos principales de la ceremonia - Anillos - Salida de la pareja ya casada.

 

Y no os olvidéis de la música ambiente, que será la que esté sonando mientras los invitados llegan y se dirigen a sus sitios. 


Arpa

 

Cóctel

 

Llegada de los novios a la zona de cóctel.

 

La música que suene debe ser agradable e invitar a la conversación.

 

Recepción

 

Entrada de los novios al espacio de la recepción.

 

No es obligatorio, ni tampoco recomendable si suena muy alta o dificulta la conversación de los invitados. 

 

Aunque puede acompañar algunos momentos concretos, si queréis aportarles relevancia: antes de un brindis o de una intervención de algún invitado, el corte de la tarta, entrega de regalos... 

 

Baile

 

Primer baile de los novios.

 

Novios bailando bajo una lluvia de pompas de jabón

 

Baile de los novios con sus padres o con otras personas importantes para ellos.

 

Baile en general para todos los invitados.

 

Cierre de la fiesta.

 

En cualquier caso, cada boda tiene una dinámica y unos momentos relevantes. Averiguad cuáles son los vuestros y buscad los temas perfectos para ellos.

 

Energía y emoción

 

Una vez que tengáis definidos esos momentos en los que la música estará presente, será el momento de decidir qué tipo de energía y de emociones queréis despertar con ella.

 

Cada una de las situaciones que se dan en la boda requerirán de una intensidad y una atmósfera, por lo que es necesario que la música que suene sea coherente con ellas.

 

Las listas

 

Después de tener claro todo lo anterior llega el momento de ir elaborando las listas de la música para el evento. Lo más probable es que esas listas sean muy largas, pero no os preocupéis, ya habrá tiempo para irlas puliendo. Preparad una playlist con esos temas e idlos escuchando durante unos cuantos días. Después ya tendréis más criterio para eliminar unas canciones y dejar otras. Si todavía la lista sigue siendo excesiva, dejad pasar un tiempo y volved a escuchar los temas de nuevo, así os será más fácil escoger. También podéis pedir opinión a los profesionales, como os he comentado antes, y también a amigos y familiares.

 

Y si os recomiendo hacer listas diferentes con la música para las diferentes situaciones de la boda, también deberíais confeccionar una con lo que no queréis que suene de ningún modo ese día.  

 

Café y teléfono con playlist

 

Si hay invitados que no pueden asistir y/o que lo harán de forma virtual, compartid las listas de reproducción con ellos. Será una forma de que todos os sintáis más conectados.

 

Cuestión de coordinación

 

Una vez definidos los temas que sonarán en los diferentes momentos de la boda, es importante que le entreguéis las diferentes listas a los profesionales que corresponda: músicos, DJ, organización de la boda o responsable del espacio...  

 

Como cada vez son más frecuentes las bodas íntimas, incluso las celebradas en casa, hay muchas parejas que se deciden por poner su propia playlist en un equipo de sonido propio o alquilado. En ese caso es importante que os coordinéis con la persona que se encargará de que suene cada tema elegido en su momento.  

 

¿Os animáis ahora a elegir la playlist de vuestra boda?


 

Post relacionados:

Canciones Bonitas para el Baile Nupcial

Consejos para Elegir la Música para la Ceremonia Civil 

8 Tips para Acertar con la Música de Vuestra Boda 

 

La primera vez que apareció el post Cómo Elegir y Planificar la Música que Sonará en la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo elegir y planificar la música que sonará en la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

24 marzo, 2021

Consejos para Encontrar la Talla Correcta de las Alianzas o del Anillo de Compromiso

Si todavía no habéis comprado vuestras alianzas de boda o el anillo de compromiso para vuestra pareja, este post probablemente os pueda ser de ayuda a la hora de encontrar la talla correcta.

 

Si compráis los anillos en una joyería especializada, no tendréis problemas a la hora de encontrar vuestra talla, puesto que tendréis un buen asesoramiento por parte del profesional que os atienda.

 

Pero si los vais a adquirir en una tienda on-line o no podéis ir alguno de vosotros (o incluso ninguno de los dos) a la tienda física, conviene saber elegir el tamaño perfecto. Y, en cualquier caso, siempre conviene saber cuál es la talla de anillo para comprar (o regalar) en cualquier momento sin miedo a equivocarse. 

 

Así que aquí tenéis algunos consejos para encontrar la talla perfecta para las alianzas o el anillo de compromiso. ¿Me acompañáis? 


Consejos para encontrar la talla correcta de las alianzas o del anillo de compromiso

 

La talla perfecta

 

La medida ideal es la que ajusta en el dedo de tal forma que no quede ni muy apretada ni muy suelta.

 

Cómo medir

 

Los dedos de las manos son como los pies, su tamaño cambiará según el momento del día, la actividad que hayáis desarrollado antes, la climatología o incluso la altura sobre el nivel del mar a la que os encontréis. Si os fijáis, cuando hace mucho frío los dedos se deshinchan y los anillos tienden a quedar más flojos en los dedos. Por el contrario, si las temperaturas son muy altas, estos se dilatan y las sortijas tienden a apretar un poco más.

 

Como en el caso de los zapatos, probaos las alianzas o calculad la medida al final del día. Siempre es mejor determinar el tamaño cuando los dedos estén más dilatados, porque así no os apretarán en exceso. Eso sí, tampoco conviene que os queden muy flojos en ese momento de máxima dilatación, porque al comienzo del día o con frío corréis el peligro de que perderlas.

 

Tened presente que la medida de los dedos no tiene porqué ser la misma en ambas mano. Por eso, si vais a utilizar un anillo como referencia, procurad que sea el que usáis en la misma mano para la que vais a comprar la alianza o el anillo de compromiso. 


Manos con anillos de boda

 

Si alguno de vosotros tenéis los dedos finos y las articulaciones prominentes, es importante que la medida elegida pase sin dificultad por las zonas con más circunferencia.

 

A la hora de calcular el tamaño del dedo para el que queréis la alianza de boda o el anillo de compromiso, en este caso el anular, es importante medir dos (o incluso tres) veces el dedo antes de encargarlos.

 

Debéis tener en cuenta que las tallas no están unificadas entre todos los países, por lo que no es lo mismo una talla en España, que en Francia, en el Reino Unido o en EE.UU. Estad atentos a esto si compráis en otro país.

 

Midiendo la circunferencia 

 

Para medir la circunferencia de tu dedo puedes utilizar más de una técnica.

 

Una de ellas es usar un metro flexible, de los de costura. Es importante que el metro quede bien colocado, es decir, con las líneas que marcan las medidas bien alineadas. Otro punto fundamental es que la cinta métrica no esté ni muy apretada ni muy floja. 


Cinta métrica de costura

 

También podéis usar una tira de papel o de plástico flexible para ponerlo sobre el dedo, luego sólo tendréis que marcar el lugar en el que el aro cierra y medirlo con un metro o una regla.

 

En este caso conviene tomar la medida en centímetros.

 


 

Obteniendo el diámetro

 

Podéis obtener la talla también obteniendo el diámetro. Esto es muy fácil, puesto que únicamente tendréis que dividir la medida que hayáis obtenido (con el metro o la cinta)  entre 3,14. Es decir si al utilizar el metro o la cinta de papel para medir el dedo habéis obtenido 55 mm. (5,5 cm.), sólo tendréis que realizar la siguiente operación: 55 mm. / 3,14 = 17,51 mm. (1,75 cm.).

 

Luego será necesario recurrir a una tabla de equivalencias para calcular cuál es vuestra talla. 

 

Para tomar la talla con el diámetro es mejor pasar la medida a milímetros.

 


 

Otras formas de medir

 

Otra opción es usar un anillo que os encaje a la perfección en el dedo y tomarlo como referencia. En este caso tendréis que medir el interior del anillo, nunca el exterior. 

 

Alianzas de boda sobre hojas secas

 

Mucho cuidado con el cálculo de la circunferencia interior en anillos con los bordes redondeados, porque puede conduciros a error. En ese caso tendréis que medir desde la parte más cerrada o abombada del anillo, que será la que más ajuste en el dedo.  

 

En las joyerías tienen palos o conos medidores, que están graduados con las diferentes medidas en milímetros. En ese caso sólo hay que colocar el anillo sobre la herramienta y ver en qué medida ajusta.

 

También existen unos medidores que consisten en una especie de cinturón o de brida que se ajusta al dedo para obtener la talla.

 

En las joyerías y tiendas de bisutería suelen tener también unas herramientas que se conocen como anilleros medidores, que consisten en una colección de argollas de metal o plástico con las diferentes medidas. En ese caso únicamente tendréis que iros probando esas argollas hasta encontrar vuestra talla.

 

En cualquier caso también podéis adquirir vosotros este tipo de medidores por un precio razonable.

 

Si al utilizar como referencia la propia sortija, con el palo medidor veis que encaja entre dos medidas, mi consejo es que elijáis la más grande, puesto que siempre es más fácil (y más económico) achicar una pieza que agrandarla.

 

Mujer mostrando su anillo de compromiso

 

En algunos sitios web podéis encontrar plantillas con las circunferencias de los anillos y su medida. Con ellas únicamente tenéis que colocar un anillo vuestro que os quede bien sobre estos círculos hasta encontrar el que tiene la misma medida. Esto puede ser una ayuda, pero tiene un inconveniente: las impresoras no siempre tienen la misma escala con la que se creó la plantilla original, por lo que puede que el tamaño real no coincida. Si se indica la escala, se puede ajustar fácilmente en la impresora que se vaya a utilizar en las opciones de impresión.

 

Y si no habéis acertado con la talla...

 

Que no cunda el pánico, porque si no habéis acertado con el tamaño de los anillos siempre podéis llevarlos a un joyero que lo adapte a vuestra medida. Eso sí, tened en cuenta que eso lleva un tiempo, por lo que conviene ser previsores para tenerlos ajustados el día de la boda.

 

Espero que estos consejos os sean útiles y os permitan encontrar la talla perfecta para vuestros anillos. 


 

Post relacionados:

Cómo Limpiar y Cuidar las Alianzas o el Anillo de Compromiso

El Anillo de Compromiso También Es Cosa de Hombres 

Alternativas (Muy) Originales a las Alianzas de Boda

Cómo Elegir (Bien) las Alianzas de Boda

 

La primera vez que apareció el post Consejos para Encontrar la Talla Correcta de las Alianzas o del Anillo de Compromiso fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?

 

Licencia de Creative Commons
Consejos para encontrar la talla correcta de las alianzas o del anillo de compromiso by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

17 marzo, 2021

Qué es una Boda Boutique y Cómo Organizarla

¿Sabéis qué es una boda boutique? Pues no, no es una tienda de ropa y complementos nupciales. Es algo totalmente diferente. Es un tipo de boda muy especial. 

 

Si queréis conocer un poco más acerca de las bodas boutique y cómo organizarlas, os invito a seguir leyendo. 


Qué es una boda boutique y cómo organizarla

 

Son celebraciones exclusivas, personales y elaboradas, en las que prima la calidad sobre la cantidad.

 

Se caracterizan por ser bodas a medida de la pareja, totalmente alejadas del concepto de una boda en serie. Están diseñadas para ser recordadas por novios e invitados.


 

Una boda boutique os permitirá reducir los costes que tendría una gran celebración, sin renunciar a la calidad, el buen gusto y el lujo.

 

Aunque el hecho de que sean bodas con un número limitado de invitados no significa que sean low cost, sino que por el dinero que invirtáis conseguiréis más. Más que caras, este tipo de celebraciones son íntimas y personales.

 

¿El número de asistentes ideal para este tipo de celebraciones? Hasta 75 invitados.


 

Es la mejor manera de centrarse verdaderamente en la experiencia que supondrá la boda, tanto para vosotros como para los invitados.

 

Se trata de un tipo de celebraciones en las que podréis disfrutar realmente de vuestros invitados, y ellos de vosotros

 

Su organización está centrada en el detalle y en la personalización

 

 

Son bodas que tienen alma, que cuentan una historia. 

 

Es fundamental que recortéis la lista de invitados para que únicamente asistan los más cercanos, esos sin los que no os imaginaríais vuestra boda. Y no me refiero a los invitados con los que os unen obligatoriamente los lazos de sangre (o las relaciones profesionales), sino a los que realmente tienen un hueco en vuestro corazón, sean o no familia. 

 

El espacio y la gastronomía son dos pilares fundamentales para este tipo de celebraciones. Ambos deben tener personalidad y calidad. 

 

 

Hablando del espacio, además del propio recinto en el que se celebren la ceremonia y/o la recepción, también debería tener un peso específico el paisaje, tanto natural como urbano, en el que tengan lugar.

 

Las bodas boutique son perfectas para tematizarlas, aunque es muy importante hacerlo de forma sutil y con buen gusto. 

 

 

La deco de este tipo de eventos no la verás en otras bodas, puesto que se personaliza totalmente para los novios. Y como no hay dos parejas iguales... ¿cómo podría haber dos decoraciones que lo fuesen?

 

Las tendencias no marcan la decoración de las bodas boutique, de hecho probablemente lo que veáis en ellas sea lo que termine siendo copiado por los demás.  

 

Para conseguir una verdadera boda boutique necesitaréis la ayuda de una wedding planner. Aunque es importante que sea profesional, que no trabaje en exclusiva con ningún proveedor (así podrá proponeros los que realmente encajen con vosotros, no los que le proporcionen una comisión), que tenga experiencia en este tipo de bodas, que os escuche y que sea capaz de convertir en realidad vuestros deseos.

 

¿Os gusta la idea de tener una bonita y exclusiva boda boutique?

 

Post relacionados:

¿Qué es y cómo Organizar una Pop Up Wedding?  

Motivos para Celebrar una Boda Pequeña

Consejos para una Boda Íntima

Cómo Organizar una Boda en un Espacio No Convencional

 

La primera vez que apareció el post Qué es una Boda Boutique y Cómo Organizarla fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Qué es un boda boutique y cómo organizarla by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.