19 junio, 2019

Cómo Organizar una Boda Accesible e Inclusiva


Convertir una boda en accesible e inclusiva es mucho más que eliminar algunas barreras para que las personas con problemas de movilidad puedan acudir a la ceremonia o a la recepción. Es tener en cuenta a los asistentes que tengan problemas de visión, de audición, de habla, de interacción social, incluso necesidades especiales en cuanto a alimentación, a lactancia materna y requerimientos especiales de los bebés que puedan estar invitados a la boda.


No todos los invitados que acudan a la boda tienen 25 años, están en perfecto estado de salud, no tienen ninguna discapacidad, se relacionan sin dificultad con otras personas y no están en estado de gestación o lactancia y no tienen que ocuparse de las necesidades de un bebé de corta edad y que necesita comer, beber y que le cambien el pañal, esté donde esté. Y esto es aplicable también a los novios, por supuesto. De hecho, muchas personas tienen discapacidades no son visibles, lo que dificulta el poder cubrir sus necesidades.


Cualquier pareja busca que sus invitados estén cómodos y bien atendidos durante la boda, así que... ¿por qué no hacerlo también con los que tienen alguna necesidad especial por sus circunstancias físicas o emocionales? Esto no debería suponer una molestia, sino un detalle que todos los asistentes merecen. Así que aquí tienes algunos consejos para organizar una boda accesible e inclusiva... 


Cómo organizar una boda accesible e inclusiva

Por el principio


Aunque lo recomendable es que busquéis la accesibilidad para los invitados que sabéis con certeza que tienen alguna necesidad especial, lo ideal es ir un paso más allá y procurar que la boda sea accesible e inclusiva en general. Porque puede que algún invitado acuda con muletas tras una lesión de la que no teníais noticia. O quizás la pareja de alguno de los invitados, a la que no conocéis en persona, tenga problemas de visión. Incluso puede que no hayáis tenido en cuenta la audición deficiente de muchos de los invitados de más edad. Por eso, cuanto más accesible en general sea la boda, más cómodos estarán vuestros invitados, y más problemas de última hora os ahorraréis todos, ellos y vosotros.


Es fundamental que las medidas que toméis sean naturales y fluidas, que no haya que dar explicaciones al resto de invitados. A nadie le gusta sentirse señalado y observado porque tenga necesidades especiales, así que conviene que todo esté integrado en el desarrollo de la boda con normalidad.


Muchas personas con discapacidad prefieren ejercer su autonomía, así que si se ven obligados a pedir ayuda durante la boda porque se encuentran barreras de todo tipo, se sentirán incómodos, incluso ofendidos. Tenedlo en cuenta. 


La mejor forma de que la boda sea accesible es tenerla presente desde la confección de la lista de invitados.


En las invitaciones podéis incluir alguna tarjeta en la que los asistentes puedan comunicaros si tienen alguna necesidad especial. También podéis invitarles a que lo hagan por teléfono, WhatApp o e-mail en el texto de la invitación.


Si hay invitados ciegos o con problemas severos de visión, podéis encargar sus invitaciones en Braille.



En cualquier caso, el tamaño y estilo de tipografía de las invitaciones debe ser legible para todos los invitados. No todos tendrán una agudeza visual perfecta, así que lo ideal es facilitar su lectura


A la hora de buscar el lugar de la ceremonia hay que tener en cuenta lo siguiente


El acceso debe ser asequible para todos: ausencia de escaleras y escalones, presencia de rampas con una inclinación que permita que las personas con sillas de ruedas y problemas de movilidad (también padres con carritos de bebés) puedan utilizarlas sin problemas, ascensores, etc.


También es importante comprobar que el suelo es apropiado para que se desplacen por él todos los invitados, esto implica que el césped, la grava o la arena no son la mejor opción. Si el lugar os gusta mucho y tiene este tipo de suelo, podéis poner una tarima y otros elementos similares que permitan el desplazamiento de los asistentes por las zonas de paso. 


Verificad si los invitados con silla de ruedas, muletas o carritos de bebé pueden sentarse con comodidad en la zona de la ceremonia. Es importante que no se les sitúe en los pasillos y zona de acceso, de forma que haya que hacer aspavientos o molestar a otros invitados para que accedan a su sitio. Lo ideal es reservarles un espacio adecuado entre el resto de los asistentes, de forma que todos estén cómodos.


Comprobad si hay un buen equipo de sonido para que las personas que tengan alguna dificultad de audición puedan escuchar lo que se dice en la ceremonia. En caso de que haya invitados con problemas severos de audición y/o de habla, no estaría de más contar con un intérprete de lenguaje de signos (si es que ellos lo dominan).



Hablad con el oficiante para que hable mirando a los asistentes, para que puedan leerle los labios. Y situad a las personas con una audición limitada en una zona con buena visión.


En caso de que alguna de las personas que intervengan en la ceremonia tengan requerimientos especiales, debéis tenerlos en cuenta a la hora de planificarla. Puede ser que necesiten una rampa para acceder al atril, una pantalla en la que puedan leer el texto a leer, una altura de micrófono diferente...


Si hay personas ciegas, un bonito detalles es entregarles el programa en Braille. 


A la hora de escoger el espacio para la recepción


Hay que comprobar que los accesos al lugar en el que se celebre la recepción sean adecuados, con los mismos criterios que en el caso de la ceremonia, pero teniendo presente que puede haber varios espacios (cóctel, comida o cena, lounge, baile...). El paso de unos a otros debe ser practicable para todos los asistentes.


En caso de que haya varios invitados con necesidades especiales, es importante comunicárselo al proveedor para que las tenga en cuenta, desde la confección del menú a la ayuda a los asistentes a encontrar su lugar dentro del salón.


La zona del cóctel debe contar con asientos para que quien lo necesite pueda hacerlo. Esto es necesario en general, pero en especial para personas mayores, con problemas de movilidad, embarazadas en avanzado estado de gestación, con fatiga crónica, etc.


El espacio entre comensales en las mesas no debe ser demasiado estrecho, para que cualquier invitado pueda sentarse sin dificultades.


En caso de que haya invitados ciegos, podéis poner las minutas en Braille para que puedan leerlas como el resto de los asistentes. 


A la hora de distribuir a los asistentes en las mesas hay que tener en cuenta sus problemas de movilidad, como los que necesiten una silla de ruedas o que requieran más espacio por el motivo que sea. No deben estar en zonas de paso o en las que tengan poco espacio detrás de su silla.


Si hay un invitado con silla de ruedas, el proveedor debe haber retirado la silla del mobiliario estándar antes de que entre al salón. Nunca hay que permitir que tengan que retirarla cuando ya están en su mesa y mientras el resto de los invitados se están sentando, puesto que se creará un pequeño alboroto totalmente innecesario y poco delicado. 


Si la persona requiere de un acompañante, hay que prever un asiento para que esté a su lado.


No soy partidaria de las mesas atestadas, por estética y por usabilidad, algo todavía menos recomendable si hay personas con dificultades de visión o de movilidad, puesto que cada objeto de más les impedirá disfrutar de la comida que se sirva. 


Mesa de boda con decoración profusa
Las mesas atestadas con todo tipo de objetos son una barrera para muchas personas con discapacidad


Si hay estaciones con comida o bebida, éstas deben ser accesibles a las personas con problemas de movilidad y con estatura reducida.


Procurad que haya una zona tranquila donde las personas con ansiedad o a las que les agobien las aglomeraciones o el ruido pueda acudir para relajarse y respirar con tranquilidad.


Un detalle para con los invitados asmáticos, con sensibilidad química o con tendencia las migrañas es evitar los ambientadores, perfumes y flores con olores fuertes.


Durante la fiesta


No conviene dar por hecho que las personas con problemas de movilidad no van a hacer uso de la pista de baile, así que hay que darles su espacio y no situarles en el fondo de la sala.


 
La música debería tener un volumen medio, lo suficientemente alto para que se escuche en todo el recinto y que de la sensación de fiesta, pero sin que sea excesivo para que todos puedan hablar sin necesidad de gritar.


Es importante que haya asientos suficientes en el espacio de la fiesta, para que cualquiera que necesite sentarse pueda hacerlo.


En general


Contar con una wedding planner profesional os ayudará a planificar una boda inclusiva y accesible y a intermediar con los proveedores para que respeten vuestros deseos.


Todos los espacios deben contar con aparcamiento con tantas plazas habilitadas como invitados con discapacidad vayan a asistir a la boda.


Todos los recintos deben estar adaptados para que personas en silla de ruedas o estatura reducida puedan acceder a los elementos comunes: pulsadores de intercomunicadores y ascensores, mesas, mostradores, etc. 








Una publicación compartida de Courtland Photography LLC (@courtlandphotographyllc) el
 
Preguntad si el espacio de la ceremonia, y sobre todo el de la recepción y la fiesta, cuenta con baños accesibles, con cambiadores y zonas de lactancia. Estos dos últimos son importantes si hay padres recientes, porque los necesitarán, seguro.


A evitar: los baños pequeños, los que tengan escalones, los que tengan puertas pequeñas  o con suelos deslizantes.


Hay personas que necesitan un animal de servicio, si es así, tanto vosotros como el resto de invitados tendréis que admitir su presencia.


Hablando de animales de servicio, os aconsejo que tengáis en cuenta sus necesidades, como la de contar con un espacio, con un cuenco de agua fresca y un comedero con su pienso.


Es importante que haya tomas de electricidad accesibles para cargar las baterías de respiradores portátiles o sillas de ruedas eléctricas, por ejemplo.


En caso de que vayáis a proporcionar un transporte colectivo para los invitados, como un autocar, es importante que éste sea accesible para todos. 


Espero que este post, además para para ayudar a organizar una boda accesible e inclusiva, nos sirva a todos para reflexionar acerca de que hay muchas personas con necesidades especiales de las que pensamos, y  sobre las dificultades a la que se enfrentan todos los días, más allá de un día tan especial como el de una boda.




Post relacionados:

Todas las Claves para una Boda Eco
Claves para Encontrar un Vestido de Novia Sostenible 


La primera vez que apareció el post Cómo Organizar una Boda Accesible e Inclusiva fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo organizar una boda accesible e inclusiva by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

12 junio, 2019

Cómo Planificar el "Timing" del Día de la Boda

Uno de los secretos infalibles de cualquier wedding planner para que una boda sea perfecta es que el timing también lo sea. El timing podría traducirse como el cronograma o programación de la boda.


Lo cierto es que pocas parejas le dan la importancia que tiene, quizás porque piensan que todos los implicados en la boda saben el momento en el que deben intervenir, casi por arte de magia. Pero la realidad es muy diferente, porque es necesario coordinar de forma meticulosa para que todo vaya sobre ruedas a los novios, a los padrinos, a los invitados, al oficiante, al chófer, al fotógrafo, al videógrafo, a los músicos, al personal del catering, al DJ, a los animadores... Para que todo sea un éxito hasta la improvisación debería estar programada.


En caso de que hayáis contratado a una organizadora de bodas, no os tendréis que preocupar por el timing más que para consensuarlo con ella y para que os lo comunique una vez que esté finalizado y podáis seguirlo el día de la boda. Pero en caso de que os vayáis a encargar vosotros mismos de la programación de vuestra boda, necesitaréis ayuda, así que nada mejor que los consejos que encontraréis a continuación para ello.


Cómo planificar el "timing" del día de la boda


En general


Hay dos cosas fundamentales que debéis tener en cuenta: qué ocurrirá y cuándo tendrá lugar.


Plasmadlo por escrito y retocadlo todo lo necesario hasta que sea eficiente y realista.


Es fundamental que, además de diseñarlo, se lo comuniquéis a todos los involucrados en la boda.


Cuando contratéis a los proveedores, pedid que incluyan en el documento de reserva o el contrato la duración de sus servicios.


No os fieis de los timings de otras parejas o de plantillas que encontréis en Internet, porque cada boda es única, incluso aunque se celebre en el mismo lugar.


Preparación


Valorad el tiempo necesario para el maquillaje y la peluquería. No seáis optimistas con el cálculo del tiempo, porque será mucho mayor del que pensáis, tanto si sois la novia como si sois el novio. En el mejor de los casos a la novia le llevará 1 hora y media, aunque es mejor contemplar 2 horas. Mucho más si el peinado es complejo o si hay más invitadas que también se están arreglando en el mismo salón de belleza.


Tened en cuenta el tiempo que requiere el vestuario. Vestirse para ir a trabajar por la mañana suele llevar pocos minutos (salvo en esos días en los que no sabéis qué poneros, ya sabéis a lo que me refiero), pero hacerlo para pasar por el altar requiere mucho más tiempo. 


Abrochando el vestido de la novia


Si vais a hacer fotos antes de la ceremonia. Os aconsejo consultar los tiempos con el fotógrafo y planificar las sesiones de ambos.


Desplazamientos


Si la ceremonia y la recepción se celebran en diferentes lugares, considerad el tiempo necesario para los desplazamientos entre un lugar y otro, tanto los vuestros como los de los invitados. En vuestro caso, contad con unos minutos extra por si hubieses atascos o algún imprevisto en el tráfico o con el vehículo. Si el transporte es especial, como un carruaje de caballos, por ejemplo, debéis añadir más tiempo.


Considerad si los invitados acudirán tanto a la ceremonia como al banquete por sus propios medios o con un transporte colectivo. En este caso es necesario contar con el trayecto o trayectos en caso de que haya varios puntos de recogida y de los tiempos de espera (no optimistas) para la llegada de todos los invitados.


Ceremonia


Contemplad la duración de la ceremonia. Diseñarla junto con el oficiante si es simbólica o consultar duración con el funcionario que celebre la boda civil o con el sacerdote en caso de que sea religiosa. También deberíais saber el tiempo requerido para los discursos de los amigos o familiares que participen en la ceremonia. Añadid tiempo extra para imprevistos y retrasos.


Contad con entre 10 y 20 minutos después de la ceremonia, porque tendréis que saludar a buena parte de los invitados.  


Novios tomados de la mano delante de la mesa de ceremonias


Recepción


Consultad con el proveedor de gastronomía la duración del cóctel, de la recepción y de la fiesta, qué ocurrirá si hay retrasos, etc.


Considerad el tiempo estimado del cóctel.


Coctel de boda


Cuidado con las sesiones de fotos antes del cóctel, porque pueden retrasar el resto del programa de la boda, tanto las vuestras como las que se hagan con la familia y amigos más cercanos. Es importante planificarlas al milímetro... y seguirlas. El hecho de que no aparezcáis durante el cóctel o que el comienzo de la comida o la cena se retrase es todo un inconveniente para el personal de servicio, para los profesionales (DJ, animadores, cocteleros, etc.) y una grosería para con los invitados. Lo ideal, que la sesión antes del cóctel no dure más de 20-30 minutos, porque el fotógrafo ya habrá hecho fotos preciosas durante la preparación de ambos, en la ceremonia y luego las hará a los postres y durante la fiesta.


Calculad unos 30 minutos para las fotos de grupo antes de pasar a la zona en la que se sirva el banquete. Si estas fotos las vais a tomar tras la ceremonia, esa media hora debéis trasladarla al final de la misma. Lo ideal es organizarlas por grupos, comenzando por las personas más cercanas. Por ejemplo, podéis empezar con el grupo de padres y padrinos, luego continuar con el de hermanos y sobrinos, con el de abuelos y tíos, con las damas de honor y groomsmen, con los amigos más íntimos, con los compañeros de trabajo y finalmente con los compromisos, por ejemplo. Cada grupo os llevará aproximadamente 5 minutos.


Tened en cuenta el tiempo estimado de la recepción. Aunque lo habitual es que la comida o la cene se alargue mucho más, lo recomendable es que dure unas 2 horas.


Mesas preparadas para una boda


La fiesta


Considerad el tiempo estimado del traslado de la zona del banquete a la fiesta. Normalmente esto llevará unos 30-35 minutos, más o menos dependiendo del número de asistentes.


Contemplad la duración pactada de la barra libre y la posibilidad de ampliación del horario en caso de que podáis permitíroslo y que el proveedor estén en disposición de ofrecéroslo.


Invitadas en el baile con bengalas en las manos


Tened en cuenta el tiempo y momento de servicio de la recena. 


Entretenimiento


En caso de que haya entretenimiento y/o animación, debéis consultar con los profesionales y artistas que vayan a llevarlos a cabo el tiempo que requerirán.


Si vais a ofrecer a los invitados algún tipo de sorpresa, es importante que contéis con la duración estimada.


Estas ideas son generales, por lo que tendréis que adaptarlas a vuestra boda en particular. 




Post relacionados:

La Coordinadora del Día de la Boda: Tranquilidad a la Vista
Trucos para Ahorrar Tiempo en la Boda
La Puntualidad de la Novia: Imprescindible


La primera vez que apareció el post Cómo Planificar el Timing del Día de la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo planificar el timing de la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

05 junio, 2019

Cómo Entretener a los Invitados en la Boda

Todo es importante a la hora de organizar la boda: el lugar en el que se celebrarán tanto la ceremonia como la recepción, el menú, el outfit de la pareja, el ramo, la decoración... y el entretenimiento de los invitados.


Ni los invitados ni los novios se conforman ya con el baile que suele ser el colofón de la boda como único entretenimiento. De hecho, más que entretenimiento en sí, lo que desean son experiencias inolvidables. 


Pero no todo vale para entretener a los invitados, para ofrecerles esas experiencias que antes os mencionaba. Y no sólo importa el qué, también el cuándo sucederá durante el desarrollo de la boda.


Os invito a que sigáis acompañándome en este post, porque a continuación os contaré algunas ideas para entretener a vuestros invitados con (mucho) éxito


Cómo entretener a los invitados en la boda


En la ceremonia


Mi consejo es que durante la ceremonia no haya entretenimiento más allá de la música que la acompañe, puesto que es el momento más emotivo y con más peso de la boda. La atención de todos los asistentes debe estar centrada en vosotros y en el "sí, quiero"; incluso en los padrinos y los invitados que participen en la ceremonia.


Cualquier intromisión en la ceremonia restará protagonismo a lo que realmente importa. Además, hay tiempo suficiente una vez que finalice para entretener a los asistentes.


Una forma de introducir el entretenimiento en la ceremonia es conseguir que los invitados participen. Puede ser con sus discursos, en la ceremonia simbólica y a la salida. En el caso del ritual simbólico, puede consistir en que las alianzas pasen por las manos de todos ellos, para que vayan expresando sus mejores deseos para vosotros mientras las sostienen, por ejemplo. También durante la ceremonia simbólica o a la salida, pueden soltar globos a los que hayan atado unas tarjetas con frases emotivas para vosotros. 


Una sugerencia: si el lugar donde se celebre la ceremonia está cerca del de la recepción, siempre podéis preparar un pequeño desfile encabezado por vosotros y seguido del resto de invitados, acompañados por un pequeño grupo de músicos, por ejemplo. 



Ver esta publicación en Instagram

I can still hear that awesome trumpet 🎶💕🎶 Wedding Parades are so much FUN!!! I’m adding a few more favorite images to the portfolios this week! Last season was such a blast and I love working with @nantucketislandevents (this was one of our weddings from last June) ! There’s a lot of great things happening here this week too......I was honored to photograph a very good friend yesterday who is running for Select Board (more on that soon!) and heading out for another newborn session this morning 💜🎶😍 I hope everyone is having a great week so far 📸. . . . . . . . . . #love #ack #AuthenticNantucketWeddings #NewEnglandWedding #editingweddings #isntthatdarling #weddingparade #celebration #happynight #lovestory #NewEnglandWedding #kanddmeanttobe #celebrategoodtimes #justmarried #ido #happyallthetime #trumpet #letsgetmarried #parade #family #flowersonchestnut #NantucketIslandEvents #party #lovemyjob #prettyflorals #NantucketWeddings #NewEnglandWeddings #NewEngland #KatieKaizerPhotography #panphotographers #NantucketPhotographer
Una publicación compartida de Katie Kaizer Photography ⚓✨📷✨⚓ (@happyallthetime) el
 

Durante el cóctel


La música siempre es un acierto, también durante el cóctel. Eso sí, es importante que el estilo de música, su volumen y la elección de los temas sean adecuados para esa parte de la boda. Debe ambientar, pero no impedir las conversaciones entre los asistentes.


Los juegos pueden ser una forma de amenizar la hora del cóctel, preparando el ambiente para la recepción y la posterior fiesta. Pueden separarse los juegos para niños de los de los adultos, incluso organizar algunos que sean de tipo familiar para que participen todos. El estilo dependerá del tipo de boda que hayáis planificado, de la edad y carácter de los asistentes. de si se tendrán lugar en interior o exterior... Este tipo de actividades tienen la ventaja añadida de que los invitados que no se conozcan entre sí podrán comenzar a interactuar entre ellos, rompiendo el hielo de cara al resto de la boda.


Los juegos de gran tamaño y los de jardín (en caso de bodas de exterior) suelen ser todo un éxito entre los invitados. Las únicas precauciones: que sean seguros para todos y que no impliquen que los jugadores deban ensuciarse o estropear su vestuario.



 
Un mago, también es una buena idea. Mi consejo es que durante el cóctel la magia sea siempre de cerca, de forma que el artista vaya haciendo juegos entre los diferentes grupos.


Un caricaturista hará las delicias de los invitados mientras disfrutan de los aperitivos. Les encantará que les hagan un divertido retrato, pero también ver cómo se lo dibujan a otros asistentes.


Los photocalls, videocalls y photo boots no son lo más novedoso en las bodas, eso está claro, pero lo cierto es que siguen funcionando, sobre todo si están bien planificados en cuanto a formato, diseño, complementos y lugar en el que se sitúen.


 

Algo que seguro que será un éxito es poner algunas máquinas de juegos Arcade, un futbolín, un billar o una diana para que los asistentes pasen un buen rato.


¿Y qué os parece la idea de preparar un puzle gigante que los invitados tengan que ir armando durante el cóctel?


Una buena idea es preparar espacios en los que las invitadas puedan retocar su peinado o su maquillaje. Uno o varios tocadores, una bonita decoración y uno o dos profesionales contratados para ese momento son todo un éxito.


En la recepción


Personalmente no me gusta que haya entretenimiento durante la comida o la cena, salvo que se haga entre plato y plato o a los postres.


La atención de los invitados debería estar en la conversación, en la comida, en la bebida y en contemplar lo guapos y lo felices que estáis vosotros, los novios.


Si se ofrece la animación entre plato y plato, es importante coordinarlo con el personal de servicio. Si no se planifica bien, es muy fácil que los animadores interfieran en el trabajo del personal de cocina y de los camareros, puesto que ralentizarán la salida de platos que deben servirse inmediatamente, por ejemplo. Y, por otro lado, si los camareros sirven los platos y la bebida mientras el animador está actuando, los invitados no le prestarán toda la atención que merece el espectáculo.


Algunos ejemplos de entretenimiento de los invitados para este momento podrían ser la intervención de músicos o cantantes para interpretar un solo tema que sea importante para vosotros, una pareja que baile uno o dos temas entre las mesas o un mago que haga juegos entre las mesas a los postres.


Aunque lo que realmente funcionará para mantener a los invitados con al atención ocupada durante la recepción es poner corners, barras, cocina en vivo o food trucks para que puedan levantarse de sus asientos cuando lo deseen y se sirvan diferentes comidas, más allá de los platos principales que puedan servir los camareros dentro del menú.


 

Un juego que se puede llevar a cabo entre plato y plato es uno que consiste en preguntas y respuestas, a modo de Trivial. Podéis repartir unas tarjetas con preguntas sobre vosotros y la relación que os une con los asistentes y ellos deben responderlas. El que más aciertos tenga, podría recibir un premio.


Eso sí, si tanto durante el cóctel como durante la fiesta va a ofrecerse algún tipo de entretenimiento, lo más recomendable es no recargar la boda con ninguna actividad durante la comida o la cena. 


Durante la fiesta


Un clásico dentro del entretenimiento de los invitados es vuestro primer baile, sobre todo si habéis preparado una coreografía. Imprescindible: que hayáis preparado (muy) bien la coreografía, que os compenetréis a la perfección y que tengáis gracia a la hora de bailar. Si no, es mejor que intentéis un vals u otro tipo de música de forma torpe, pero encantadora.


 

Además de la intervención de un DJ, podéis contar con una banda que toque en vivo y que ofrezca un pequeño concierto a los invitados. Es importante que si también hay disc jockey, la música que interprete la banda sea totalmente diferente de la que se pinche. Este miniconcierto puede tener lugar al principio de la fiesta, o a la mitad de la actuación del DJ.


Un DJ animador. Hay disc jockeys que, además de pinchar música, mueven a los invitados a bailar y a divertirse. Si se trata de un buen profesional, la pista permanecerá llena mientras esté en el escenario.


Al igual que en otros momentos de la boda, se puede contar con un mago o un humorista. En este caso se puede recurrir a la magia de cerca o de escena. Si se trata de un humorista, mi consejo es que se disponga una zona a modo de escenario, con un micrófono y una iluminación que al menos sea básica para centrar la atención en el artista.


Animadores para el baile, 100% de acierto. Se trata de parejas que se encargarán de sacar a bailar a los invitados que no tienen pareja con la que ser los reyes de la pista. También pueden bailar entre ellos para dar un pequeño espectáculo o dirigir coreografías de forma colectiva.


Hablando de baile, una interesante elección puede ser la de un concurso en el que varias parejas se disputen un premio por su forma de bailar. Para que funcione debe ser corto, con una o dos canciones a lo sumo para que el resto de invitados puedan votar y no se aburran. 


Un espectáculo circense probablemente deje a los asistentes sin habla. Para contar con uno es necesario tener en cuenta el espacio disponible y sus características. Podéis contar con un malabarista, un tragafuegos, un zancudo, un acróbata, payasos y colombinas... En este caso es fundamental que lo consultéis antes con el proveedor del espacio en el que se celebre la boda.


¿Y qué os parece un karaoke en el que se interpreten vuestras canciones favoritas? Puede ser algo realmente divertido para todos.


 

En las bodas de exterior podéis organizar una pequeña búsqueda del tesoro, para que los asistentes se entretengan intentando localizar algún regalito gracias a las pistas que vayáis dejando por todo el recinto. 


Un casino también puede mantener a los invitados entretenidos. Una ruleta, una mesa de black jack o unas máquinas tragaperras pueden ser una idea original. Hay proveedores que los montan y desmontan e incluyen el trabajo de croupieres que atiendan los diferentes juegos. Eso sí, es importante que no se juegue con dinero, para evitar situaciones desagradables.


¿Y una piñata para los adultos? Imaginad una piñata con una forma divertida y que tenga que ver con vosotros y con la boda, rellena de regalitos y detalles para los invitados.





Una publicación compartida de Amy Bennett Photography (@amybennettphotography_) el
 

Un masajista que alivie el dolor de pies de los invitados siempre será bienvenido, tanto o más que un buen surtido de bailarinas o alpargatas.


Hacer volar linternas de los deseos (que sean seguras para los invitados y para el entorno) al final de la fiesta.


Un espectáculo de fuegos artificiales puede ser el broche perfecto para una gran boda. Eso sí, debe tener cierta calidad y, por supuesto, tiene que estar permitido lanzarlos en el lugar en el que celebréis la fiesta.


Espero que este post te haya resultado interesante... y muy entretenido.



Post relacionados:

12 Tips para Organizar Juegos para los Invitados
Animadores para el Baile: Un Acierto


La primera vez que apareció el post Cómo Entretener a los Invitados en la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda? 


Licencia de Creative Commons
Cómo entretener a los invitados en la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.