03 marzo, 2021

Una Fragancia Personalizada para Vuestra Boda: un Detalle Único

Las bodas ya no son únicamente reuniones de amigos y familiares para compartir el sí, quiero con los novios, en las que también se come, se bebe y se baila (o se bailará cuando salgamos de la pandemia). Ahora van más allá y se convierten en experiencias. Se busca que dejen huella tanto en los propios novios como en los invitados a través de las emociones... y también de los sentidos. 

 

El vestuario de los novios, el ramo de la novia, el espacio, la decoración, la paleta de colores, la iluminación o los detalles grandes y pequeños se diseñan para que sean un espectáculo para la vista. Las invitaciones y el resto de la papelería, las mantelerías o los materiales con los que tienen contacto físico los invitados se eligen con mimo para que sean agradables al tacto. La música se escoge para que sean una fiesta para el oído. La comida y la bebida pretenden sorprender y agradar al gusto de todos los asistentes. 

 

¿Y el olfato? Puede parecer complicado seducir a los invitados por el olfato en una boda, pero es algo mucho más sencillo de lo que imagináis. Y el olfato es un sentido importante, porque despierta automáticamente emociones asociadas a determinados aromas. Por no hablar de que tendemos a recordar con muchísima facilidad lo que olemos. Imaginad que recordamos un 1% de los que tocamos, un 2% de los que escuchamos, un 5% de lo que percibimos con la vista, un 15% de lo que degustamos... y un 35% de lo que llega a nosotros a través del olfato. Una buena razón para elegir una fragancia única para vuestra boda, ¿no os parece?


Una fragancia personalizada para vuestra boda: un detalle único

 

Cómo elegir el perfume de vuestra boda

 

No escojáis el aroma al azar, es importante que estudiéis cuidadosamente el que sea más afín con vuestra personalidad y con el estilo de la boda. Al fin y al cabo, cada vez que aspiréis ese perfume os recordará automáticamente (a vosotros y a los invitados) el día de vuestra boda. 

 

Esencia

 

Además de vuestras preferencias personales, el aroma que elijáis debería encajar con la época del año en la que se celebre el evento, la hora o el lugar.

 

Es importante que las fuentes de la fragancia estén situadas en los lugares apropiados. Eso significa que se disperse de forma uniforme y constante, que la intensidad no sea excesiva, que sean invisibles o que, por el contrario, sean parte de la decoración.

 

La zona en la que vaya a celebrar la recepción es una de las más delicadas, puesto que la fragancia no debe interferir a la hora de disfrutar de alimentos y bebidas. En este espacio la intensidad debe ser mínima, o incluso nula. Mi consejo es que le comentéis al chef que vaya a preparar la comida que vais a perfumar la boda para que os indique si el aroma es el adecuado o incluso si debéis prescindir de él.

 

También es necesario que tengáis en cuenta si las flores del ramo y la decoración tienen una fragancia intensa, para que no se mezclen unos aromas con otros. Si ambos están bien elegidos, incluso pueden funcionar mejor si se combinan. Consultad también al florista al respecto. 

 

Dónde utilizar esa fragancia

 

Los save the date, las invitaciones y el resto de la papelería.

 

En los cojines o decoración textil de la zona de la ceremonia.

 

En difusores de todo tipo (electrónicos, programables, quemadores, varitas...) en el espacio de la ceremonia y la recepción.

 

Varitas difusoras de aromas

 

En la mantelería en las mesas de la boda. 

 

En velas en las mesas de la boda y en el espacio de la barra libre o de la fiesta (en bodas postpandemia, desde luego).

 

En las cartas personalizadas para los invitados o las tarjetas de agradecimiento

 

Perfumes mini o velas perfumadas como regalo para los invitados.

 

Tipos de aromas

 

Las fragancias florales son muy adecuadas para bodas románticas y primaverales.

 

Los cítricos, la lavanda o la menta están asociadas a eventos frescos, limpios, ligeros, serenos y optimistas. 


Lavanda en flor, en hojas y en esencia

 

Los aromas que recuerdan el musgo, la madera, hierba recién cortada y otras fragancias vegetales son ideales para bodas que se celebren en un ambiente natural y con parte de las mismas en exteriores. También las para que tienen un marcado espíritu eco o viajero.

 

Las fragancias de tipo marino son interesantes para bodas en la playa, las que se celebran en verano, las que tienen que ver con viajes y aventuras...

 

Los olores a vainilla, café o chocolate son muy reconfortantes, porque se asocian a ambientes hogareños, a la infancia o a momentos agradables. Son aromas perfectos para eventos íntimo y en los que se busca que todos los asistentes se sientan tan cómodos como en casa.

 

Las fragancias de especias o coco pueden ser muy apropiadas para bodas con un punto exótico, boho o misterioso. 

 

En cualquier caso, podéis utilizar una única fragancia o combinar más de una. Precisamente la mezcla de varios aromas entre sí es parte de la personalización. Eso sí, la combinación debe ser acertada, porque no todos funcionan bien juntos.

 

Algunos consejos más...

 

Antes de dar por definitivo el perfume, utilizadlo en casa o incluso en vosotros mismos durante unos días. Hay olores que parecen atractivos al principio, pero que al poco tiempo resultan insoportables. Probad primero antes de darle el visto bueno. 

 

Tened mucho cuidado a la hora de perfumar superficies. Antes de hacerlo es importante que comprobéis si se manchan. Esto es especialmente importante en el caso del papel o los tejidos. 

 

Perfumadores

 

Para perfumar papel o tejidos podéis perfumar un contenedor y luego depositarlos en su interior, cerrándolo de la forma más hermética posible. Dejadlos reposar durante unos días para que la fragancia se impregne en los materiales sin mancharlos. 

 

Si eso de combinar perfumes no se os da demasiado bien, recurrid a un perfumista experto (hay establecimientos estupendos en los que crean fragancias personalizadas) o a un profesional del marketing olfativo. 

 

¿No os parece algo realmente mágico que vuestra boda se asocie a un perfume?


 

Post relacionados:

12 Consejos para Elegir el Perfume para la Boda (I)

12 Consejos para Elegir el Perfume para la Boda (II) 

Cómo Personalizar (de Verdad) una Boda

 

La primera vez que apareció el post Una Fragancia Personalizada para Vuestra Boda: un Detalle Único fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Una fragancia personalizada para vuestra boda: un detalle único by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

24 febrero, 2021

Qué Es y Cómo Organizar una Pop Up Wedding

Seguro que has oído hablar de las tiendas, restaurantes y hoteles pop up (el término significa emergente o fugaz). El hecho de que sean temporales y que no sean conocidos por muchas personas los convierten en algo divertido y con un punto clandestino de lo más atractivo. Pero... ¿sabes lo que es una pop up wedding o boda fugaz y cómo organizarla? Si todavía no tienes muy claro en qué consiste, en este post vas a encontrar las claves que te ayudarán a conocerlas un poco más. 


Qué es y cómo organizar una pop up wedding

 

Es una boda muy íntima o de tipo elopement. Incluso se puede aplicar a bodas secretas.

 

El valor de este tipo de celebraciones es que son experiencias únicas, emotivas, íntimas, espontáneas y sorprendentes

 

Puede tratarse únicamente de la ceremonia, o también ofrecer la recepción en el mismo lugar. En otros casos la comida o cena puede servirse en otro espacio. Originalmente las pop up weddings (Norteamérica, Australia...) se limitan únicamente a las ceremonias, de hecho, hay profesionales que se dedican únicamente a este tipo de eventos. De hecho ofrecen paquetes que incluyen en muchas ocasiones la ceremonia, la fotografía, la decoración... Aunque también se puede incluir el servicio de comida o cena si es posible en el espacio o contratarlo en otro lugar si se desea.

 

Lo que realmente marca la diferencia es el lugar en el que se celebra. El espacio no tiene nada que ver con los habituales para una ceremonia o una recepción, nada de hoteles ni fincas. Las pop up wedding tienen lugar en sitios poco comunes, tanto públicos como privados: en un bosque, a la orilla de un lago, en la huerta de vuestros abuelos, en un invernadero, en una antigua fábrica, en una biblioteca, en vuestra librería favorita, en la panadería en la que os tomáis el café los sábados, en el mercado en el que hacéis la compra, en una estación de tren, en un autobús, en el gym en el que os machacáis a diario, en la sala del museo que os enamoraba de niños...



 

Pero, ojo, es que sea una boda emergente o fugaz, no significa que no requiera ninguna planificación y que surja de repente, como por arte de magia. Aunque sí que es un tipo de celebración íntima, espontánea y original.

 

La planificación es más sencilla y tiene una menor carga de estrés.

 

Por otra parte, al ser bodas más sencillas e íntimas, son más económicas, o al menos tanto como vosotros queráis. 

 

Es importante no confundir este tipo de bodas con las que se celebran en casa o las DiY, porque precisamente porque tienen lugar en espacios poco habituales, es necesario contar con profesionales que puedan hacerse cargo precisamente de esas peculiaridades. En este caso os aconsejo que contratéis una wedding planner, catering y decoración realmente profesionales que se puedan hacer cargo de todo ello. Si en cualquier boda una organizadora nupcial es importante, en una boda emergente lo es más todavía, puesto que se encargará de planificar y coordinar tanto el evento como a los proveedores. Precisamente los profesionales, aunque pueda parecer lo contrario, son los que os van a ahorrar estrés y dinero. 



 

Es el tipo de boda perfecta para celebrar entre semana o en horarios poco comunes.

 

Uno de los problemas principales con los que os podéis encontrar es con los permisos para llevar a cabo la ceremonia (y la recepción en su caso) en el espacio que queréis. Al no ser lugares habilitados y destinados a bodas y otros eventos, puede haber reticencias en el caso de los dueños a poner en marcha algo así, y también puede haber problemas con las licencias y permisos (sobre todo en el caso de una lista de invitados numerosa y/o si va a ofrecerse comida y bebida allí). 

 

Hablando de la ceremonia, ésta debe ser corta, personal y emotiva. Los invitados, poco numerosos o incluso limitados a los testigos. 

 

Si queréis ofrecer comida o bebida en el mismo lugar, tendréis que adaptaros a las condiciones del espacio. En algunos podéis tener algún tipo de restricciones en cuanto al tipo de alimentos y bebidas que se pueden servir, al tiempo que se puede dedicar a la recepción, del número de invitados, etc. Si no es posible instalar mesas, siempre podéis servir un cóctel, unas bebidas y unos aperitivos simples, un desayuno o brunch (en caso de bodas de mañana) o incluso simplemente ofrecer tarta y una copa de champán o cava. Si la recepción va a tener lugar durante la pandemia, es importante respetar las normas de seguridad: distancia, mascarilla, aperitivos servidos de forma individual, invitados sentados...



 

También es posible contratar la recepción en un restaurante que os guste. Como seréis pocos invitados tendréis menos problemas para conseguir una reserva y el precio de los menús será menor. Un truco para conseguir un mejor precio es no mencionar que se trata de una boda, es mejor decir que se trata de una celebración familiar. Al fin y al cabo, si sois 20 o 30 personas, es más eso, una reunión de familia y amigos, que un banquete de boda. En el momento en el que mencionéis que vais a celebrar vuestro sí, quiero, el mismo menú que ofrecen para otro tipo de celebraciones subirá mágicamente de precio por ser para una boda. También podéis ofrecer comida o bebida en una cafetería, una hamburguesería, una cervecería, en la terraza de un parque, en un merendero... Lo ideal es que no tengáis que desplazaros mucho desde el espacio en el que haya tenido lugar la ceremonia.

 

Si no queréis una comida o cena tras la ceremonia, podéis programar lo que os apetezca. Un paseo por un lugar bonito acompañados de una banda de música, una visita guiada por la ciudad, un taller de una actividad que os guste... vuestra imaginación es el límite. Los invitados estarán encantados de que vuestra boda se convierta en una aventura. 



 

En el caso de la música, tanto para la ceremonia o para la recepción también es necesario tener en cuenta las condiciones del espacio en cuanto a posibilidades de instalar equipos, decibelios permitidos, horarios en los que se puede hacer ruido, etc. 

 

Uno de los elementos más importantes en las pop up weddings es la fotografía, puesto que el espacio y la intimidad dan mucho juego para conseguir reportajes realmente mágicos, a la altura del shooting de cualquier revista nupcial prestigiosa.  

 

¿Qué opinas de este tipo de bodas? Desde mi punto de vista son perfectas para las parejas que buscan una boda diferente, espontánea, divertida y que no les suponga una gran carga económica ni emocional; en resumidas cuentas, la celebración ideal para novios del siglo XXI.

 

Post relacionados:

Motivos para Celebrar una Boda Pequeña

Consejos para una Boda Íntima

Cómo Organizar una Boda en un Espacio No Convencional 

Cómo Organizar una Boda en el Jardín de Tu Casa

Cómo Organizar una Boda en una Casa Rural

 

La primera vez que apareció el post Qué Es y Cómo Organizar una Pop Up Wedding fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Qué es y cómo organizar una pop up wedding by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

17 febrero, 2021

Escribir una Carta a los Invitados es un Bonito Detalle en la Boda

¿Qué os parecería la idea de escribir una carta a vuestros invitados? Y no me refiero ni al save the date, ni a las invitaciones ni a las tradicionales tarjetas de agradecimiento, sino a una carta. A unas palabras dirigidas a los asistentes para decirles lo importantes que son para vosotros y lo que apreciáis que os acompañen ese día. También para transmitirles lo que significa para vosotros el paso que vais a dar. O para sustituir a las tarjetas de agradecimiento por la presencia o por el regalo, pero añadiéndole un plus de atención, personalización y emoción.

 

A continuación os doy algunas de las claves para conocer, redactar y sacarles todo el partido a este tipo de cartas. ¿Me acompañáis?


Escribir una carta a los invitados es un bonito detalle en la boda

 

Cuál es su función

 

Como bienvenida. En el caso de los invitados que acudan desde otras ciudades, podéis incluir una carta en los packs que dejéis como detalle en sus habitaciones de hotel.

 

Como agradecimiento. Para darles las gracias a los asistentes en general, a los proveedores, a los que os hayan ayudado con la organización de la boda, a las personas más importantes para vosotros (padres, hermanos, amigos íntimos...). También para mostrarles vuestro cariño y consideración.

 

Como un regalo. Para tener un detalle especial no hace falta obligatoriamente que sea un objeto comprado, una carta en la que se demuestre agradecimiento y amor puede llegar a ser algo mucho más precioso para quien lo recibe, sobre todo si el texto es manuscrito y está completamente personalizado.

 

¿Cómo entregarlas?

 

En las bolsas o detalles de bienvenida para los invitados.

 

En el primer evento que tenga lugar en la boda. En la cena de bienvenida el día antes, si la boda es de fin de semana. A la entrada a la ceremonia o en su defecto en la zona de acceso al espacio del cóctel o de la recepción.

 

Sobre los platos o sobre la mesa, para que la encuentren cuando se sienten a la mesa.

 

Junto con los regalos que les vayáis a entregar como recuerdo de la boda.

 

Regalos para los invitados con una carta estándar para acompañarlos

 

Enviadas por correo postal después de la boda

 

¿Un mismo texto o personalización total?

 

Un modelo común para todos los asistentes. Según mi criterio no es la mejor elección, salvo que la destinéis únicamente a los invitados con los que tengáis menos relación o para los textos que expongáis en cartelería situada en zonas comunes en la boda. Para los asistentes más cercanos es mejor escribirles una carta diferente a cada uno de ellos.

 

Personalizada para cada invitado. Es una forma magnífica de hacerles sentir especiales, de que la boda sea una experiencia única, no un evento más.

 

Ambas opciones. Lo ideal es escribir una carta con un texto común para los invitados con los que se tiene menos relación o para mostrar de forma general en zonas de bienvenida o de paso y personalizada para el resto.

 

La estética

 

Cuidad la presentación. El papel, el sobre, la tipografía, la impresión, incluso el perfume (no está de más vaporizar una agradable fragancia sobre el papel o incluso adquirirlo ya perfumado) son importantes.

 

La estética debería ir en consonancia con la boda. No hace falta que sea igual que el resto de la papelería, pero sí que no desentone con ella.  


Sobres rosas con una peonía

 

Si la carta va a ser personalizada, sería una buena idea que fuese manuscrita, o al menos los nombres y vuestras firmas. Si no se os da muy bien la escritura a mano, podéis hacerle el encargo a un experto en caligrafía, que los hay y muy buenos.

 

Y no os olvidéis del exterior: sobres, rollos atados con cintas, bolsas, cajas... Es tan importante casi como la propia carta.

 

Otra opción es escribir un texto común en un cartel o pizarra para que todos los invitados puedan leerlo, situados a la entrada del espacio de la ceremonia, del cóctel o del banquete.

 

La redacción


Estas cartas deberían estar redactadas con la vocación de emocionar a las personas que las reciban. Mi consejo es que sean tan bonitas que a los invitados les apetezca conservarlas en su caja de recuerdos inolvidables.

 

No dejéis la redacción de las cartas para el último momento.

 

Dedicadle tiempo y cariño. Escribir este tipo de cartas no es una obligación, por lo que os aconsejo no toméis como tal la tarea, sino como algo emocionante y placentero para vosotros. Si prevéis que no vais a tener tiempo o ganas de redactarlas, es mejor que no lo hagáis antes de hacerlo mal y/o con prisas. 

 

Pluma

 

No os recomiendo que sea muy extensa, pero sí que sea sincera, emotiva y que a los invitados les apetezca conservarla después de la boda. También es importante que el tono de las cartas también encaje con la boda. Si ésta es formal y el modelo va a ser el mismo modelo para todos los asistentes, también debería tener cierto grado de formalidad, de elegancia y de seriedad. Y, por el contrario, si el estilo de la celebración va a ser desenfadado y bohemio, la redacción de las misivas debería ser cercana y divertida. 

 

Cuidad la gramática y la ortografía.

 

Si hay invitados extranjeros, traducir la carta a su idioma sería un bonito detalle.

 

¿Os animaréis ahora a escribir cartas a vuestros invitados? Es un gesto que agradeceréis y recordaréis tanto vosotros como ellos.

 


Post relacionados:

Escribir una Carta a Tu Pareja Antes de la Boda es una Gran Idea

Las Tarjetas de Agradecimiento: Imprescindibles

Caligrafía, Lettering y Tipografía para Tu Boda


La primera vez que apareció el post Escribir una Carta a los Invitados es un Bonito Detalle en la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Escribir una carta a los invitados es un bonito detalle en la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

10 febrero, 2021

Ideas para Celebrar la Fecha Pospuesta para la Boda

Muchas parejas han pospuesto su boda o incluso han decidido cancelarla hasta que la pandemia termine. Prefieren celebrarla más adelante cuando vuelva la normalidad y puedan abrazar y besar a los invitados, cuando no tengan que reducir al mínimo la lista de invitados, cuando puedan olvidarse de la distancia social y decirle adiós a las mascarillas. Aunque eso tiene un coste, sobre todo emocional. 

 

Y si ese coste emocional afecta desde que la pareja ve que se va a acercando la fecha de la boda y que la ansiada normalidad ni está ni se la espera en un futuro próximo. También lo hace, y mucho, el día en el que toma la decisión de aplazarla o cancelarla. Aunque quizás lo más doloroso es afrontar la llegada del día B, de la fecha en la que estaba prevista la celebración de la boda.

 

Me encantaría poder mitigar ese dolor, pero por desgracia no me es posible. Aunque sí que puedo hacer algo: ofreceros algunas ideas para celebrar la fecha pospuesta para la boda y convertir ese día en algo especial, en un día bonito y para recordar, aunque sea difícil evitar un cierto sabor agridulce.

 

Ideas para celebrar la fecha pospuesta para la boda

 

En compañía

 

Una boda íntima. Siempre tenéis la posibilidad de celebrar la boda con los más cercanos el día que teníais previsto inicialmente, siguiendo las normas sanitarias que correspondan en cada momento, dejando para más adelante una gran fiesta para compartir con todos los familiares y amigos.

 

Un sí, quiero diferente. Podéis celebrar una especie de ceremonia de compromiso, sólo entre vosotros o compartida con amigos y familiares de manera virtual. Independientemente de que más adelante tenga lugar la ceremonia legal y/o la recepción compartida con los invitados. Por ejemplo, leeros los votos el uno al otro es una manera de formalizar ese compromiso. 


Pareja de novios de la mano


Una reunión virtual. Siempre tenéis la posibilidad de reuniros a través de videoconferencia con las personas más queridas para sentiros acompañados ese día. Podéis quedar para tomar un aperitivo o una copa. Si tenéis posibilidades económicas, sería un bonito detalle enviarles a todos ellos previamente una botella de vino o de champán y unos canapés o dulces para brindar con vosotros, aunque sea a través de una pantalla. También es una buena idea organizar juegos virtuales para que sea algo más divertido y original.

 

Felicitaciones a distancia. Una bonita opción es pedir a los familiares y amigos más queridos y que no pueden asistir a la boda que os feliciten a distancia. Y no estoy hablando de comunicación virtual, no. Si no de que pasen con su coche por la puerta de vuestra casa (o del lugar en el que celebréis la boda íntima) y que os den la enhorabuena y os lancen un beso desde su interior. Así podréis mantener la distancia de seguridad, pero sin renunciar a veros las caras ese día. Si es posible circular por la calle, también pueden pasar caminando, pero es importante organizarlo de tal modo que no se organicen aglomeraciones debajo de vuestra ventana o en la puerta de la vivienda. 

 

Novios mirando por la ventana

 

En pareja

 

Una sesión de fotos (o un vídeo), tanto amateur como profesional. Es una manera de darle un significado especial a ese día a través de las imágenes. Unir ese álbum al de la boda cuando se celebre es una gran idea. Tomadlo como una sesión preboda llevada a otro nivel. 

 

Pareja de novios besándose

 

Vestíos de forma elegante para sentir que ese día es especial, aunque la boda no haya tenido lugar como estaba planeado. Podéis usar la ropa que teníais planeado llevar ese día u otras prendas bonitas y que os hagan sentir bien. Aunque pueda parecer frívolo, el hecho de ir bien vestidos, peinados y maquillados cambia nuestro estado de ánimo y nuestra actitud, justo lo que necesitáis un día en el que probablemente os sintáis tristes y decepcionados. 

 

Decorad la casa. No hace falta que hagáis un gran despliegue, pero sí poned algunos detalles que os hagan sentir de boda.

 

Preparad una comida especial. Un desayuno, un brunch, una comida o una cena magníficos es una forma perfecta de celebrar el día en el habría tenido lugar la boda originalmente. Podéis cocinar vosotros, encargar el menú o salir a un restaurante especial, en caso de que podáis desplazaros y que la hostelería esté abierta. Si queréis rizar el rizo, siempre podéis encargar el mismo menú que se habría servido en la boda. O, al contrario, si ese día preparáis u os sirven algún plato que os haya gustado mucho, quizás os apetezca que forme parte del menú de la celebración que tenga lugar más adelante. 

 

Pareja de novios desayunando en la cama


Un picnic. Tanto en el jardín de casa como en un parque o en el campo (si podéis desplazaros), hacer un picnic siempre es una buena idea. Poneros guapos, preparar una bonita cesta y disfrutad de vuestra compañía y de una buena comida sentados sobre una manta.

 

Encargad una tarta nupcial mini para disfrutarla vosotros con una copa de champán. 

 

El vino de la boda. Abrid una botella del vino que se iba a servir en el banquete para celebrar el día de la no boda.

 

No renunciéis a primer baile. Aunque sea en el salón de casa o en el jardín, bailad. Solos o compartiéndolo on-line con los invitados será un momento inolvidable.  

 

Pareja de novios bailando

 

Escribid una carta de amor al otro o unos segundos votos. Ese día podéis escribir una carta para vuestra pareja que únicamente podrá abrir cuando tenga lugar la futura ceremonia. O unos segundos votos para leer el día de la boda. Si os habéis leído los votos el día de la no boda, podéis sustituirlos por estos nuevos, que serán diferentes por el momento y las circunstancias en los que están escrito, o incluso leer ambos.

 

Un maratón de películas o series. Las que más os gusten, para disfrutar el día de la no boda a tope. 

 

Una tarde de spa. Si es posible, podéis reservar una tarde para disfrutar en pareja de los placeres que os puede brindar un spa: chorros de agua, piscinas, masajes, saunas, tratamientos...

 

Noche de no bodas. Que no os hayáis dado el sí, quiero no significa que no podáis utilizar la lencería que teníais preparada para ese momento y dar rienda suelta a la pasión...


Y es que la boda puede posponerse o cancelarse, pero el amor no...


 

Post relacionados:

Cómo Comunicar a los Invitados que la Boda Se Pospone

Novios e Invitados: cómo Enfrentar una Boda Covid19 

Cómo Organizar una Boda en Casa en Tiempos de Covid19

Ideas para que Participen en la Boda los Invitados que No Pueden Asistir

 

La primera vez que apareció el post Ideas para Celebrar la Fecha Pospuesta para la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Ideas para celebrar la fecha pospuesta para la boda by ¿Quién dijo boda?- Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.