13 marzo, 2019

Cómo Organizar una Boda en un Barco... Sin Marearse

Si os pregunto dónde tenéis pensado celebrar vuestra boda es probable que respondáis que en una finca, en un hotel, en un restaurante o incluso en una preciosa casita rural. ¿Y en un barco? ¿Elegiríais una embarcación para organizar la ceremonia o la recepción?


Por si os ha llamado la atención esta idea tan marinera y original, a continuación os detallo sus ventajas y sus inconvenientes, así como algunos consejos a tener en cuenta si decidís casaros en un barco.


Cómo organizar una boda en un barco... sin marearse


Ventajas


  • Es una de las opciones más originales para celebrar una boda. Si lo que buscáis es algo realmente diferente y que deje a todos los invitados sin palabras, llevarla a cabo en un barco es lo vuestro.

  • En caso de que a ambos os guste el mar, la navegación y el aire libre, la boda en una embarcación será el espacio que más encaje con vosotros. Os sentiréis como peces en el agua, literalmente.

  • Será un momento increíblemente romántico.

  • Las fotos serán realmente increíbles, especialmente si podéis aprovechar la puesta de sol sobre el agua.

  • Si queréis recortar automáticamente la lista de compromisos y de invitados superfluos, es una manera de conseguirlo de lo más eficaz.

  • En caso de que queráis una boda sin niños, será la excusa perfecta para lograrlo, porque los padres no suelen ser partidarios de llevar a sus hijos a un barco, sobre todo sin son muy pequeños.


Novios besándose con el mar al fondo


Inconvenientes


  • Un barco, salvo que se trata de uno de los destinados a cruceros, tiene un espacio limitado.

  • No todas las empresas que alquilan barcos para eventos están preparadas para celebrar bodas, porque muchas de ellas se centran en empresas o en despedidas de soltería y una boda necesita un enfoque y un trabajo diferente.

  • Para conseguir una embarcación y unos servicios seguros y de calidad, hay que pagarlo. Y si el precio es muy económico, se pagan... pero de otra forma.

  • Si la meteorología tiene importancia en una boda en tierra, todavía la tiene en mayor medida cuando se lleva a cabo en el mar, incluso con la nave amarrada. El viento o el oleaje pueden ser un verdadero problema en el agua.

  • Tened presente que si habéis previsto que la boda se celebre fuera de la costa y el tiempo no acompaña, el barco no zarpará y todo, ceremonia y/o recepción se llevará a cabo mientras está amarrado.

  • No todos los invitados soportan bien el hecho de estar en un barco, por la inestabilidad (sobre todo las embarcaciones pequeñas o antiguas), por el mareo o incluso por el hecho de estar en un lugar relativamente reducido y alejado de tierra.

  • Una embarcación no suele ser el lugar ideal para niños muy pequeños o ancianos, salvo que sea un navío destinado a cruceros. 


A tener en cuenta


El barco


Debéis escoger el barco teniendo en cuenta varios factores:


  • El número de invitados que asistirán a la boda. Según su número tendréis que escoger una embarcación más pequeña o más espaciosa. 
  • Las características de los asistentes: edades, estado físico, experiencia marinera...  
  • Si se celebrará en la nave la ceremonia, la recepción o ambas.
  • Si además de la celebración de boda, todos o algunos de los invitados pernoctarán en el barco.
  • Es importante tener presente que los barcos antiguos son preciosos, elegantes, románticos... y también que se mueven muchísimo más con el oleaje y el viento que los actuales; además de ser algo más incómodos y con un espacio menos aprovechable.
  • Los barcos actuales cuentan con más comodidades y espacio, pero en muchos casos tienen menos encanto que los clásicos.
  • Otra forma de celebrar una boda en un barco es hacerlo en un crucero, por lo que es algo que también podéis valorar. En este caso hay que tratar la organización como si fuese una destination wedding.


Ramo de novia y barco a vela al fondo


Tratad la embarcación como si fuese cualquier espacio para bodas en tierra. Exactamente igual que una finca, un hotel o una casa rural. Así que os aconsejo que miréis varios, que comparéis precios y condiciones, que os informéis de los servicios que os pueden ofrecer, etc.


Los barcos son, por lo tanto, la base de la ceremonia y/o de la recepción; de modo que es fundamental buscar el más adecuado para vosotros y a partir de ahí contratar todo lo demás: catering, música, decoración, animación...


Y, como en un lugar de secano, reservad con antelación suficiente. Aunque os parezca que una embarcación no tiene tanta demanda como una finca, están muy solicitadas, especialmente en las fechas en las que se suelen celebrar las bodas.


Decidid qué preferís, un barco a motor o a vela. La vela es muy romántica y emocionante, aunque el motor es más cómodo.


Comprobad si cuenta también con espacios interiores, porque os dará margen en caso de mal tiempo o incluso para tener diferentes ambientes en los que se puedan mover los invitados.


En un crucero


En el caso de los cruceros es importante que os informéis de los que permiten celebrar bodas a bordo, porque no todas las compañías lo hacen.


Informaos de los servicios y ofertas que tienen, porque en muchas compañías son de lo más completo: desde una botella de cava en el camarote de los novios hasta la ceremonia celebrada por el capitán del navío, pasando por decoración o catering, por supuesto.


Crucero


A la hora de preparar la lista de invitados para una boda en un crucero, es necesario que os lo planteéis como una destination wedding. Mi consejo: que invitéis únicamente a las personas más cercanas.


Tened en cuenta que muchos invitados declinarán la invitación, porque no podrán (o no querrán) enfrentarse al gasto que supone.


Aunque serán los invitados los que tengan que costearse el crucero, vosotros podéis pactar descuentos y ofertas con la compañía.


La navegación y el fondeo


La navegación no es libre por toda la costa, puesto que hay una normativa en cuanto a la distancia a la playa, a cuánto se puede alejar la embarcación de la costa, a si se puede navegar de noche o no, incluso a la velocidad. 


El fondeo no siempre es posible, porque en algunos lugares están restringido, especialmente en el Mediterráneo debido a la protección de la posidonia oceánica.


Tampoco se puede fondear (ni navegar) sin restricciones en los parque marinos y reservas naturales. Ante la duda hay que consultar y pedir el permiso oportuno, si es que es posible.


Pareja de novios bajo el agua


La contratación


Dirigíos siempre a empresas solventes y con experiencia en celebración de bodas a bordo.


La empresa que os alquile el barco debe contar con todos los permisos, licencias y medidas de seguridad oportunas para poder navegar.


Cercioraos de si es posible (cumpliendo toda la normativa) navegar durante la noche y de la distancia de la costa a la que puede alejarse la embarcación.


Pedid que os especifiquen claramente y por escrito todas las condiciones: servicios contratados, precios, gastos añadidos, impuestos, composición de la tripulación, tiempo de navegación, medidas de seguridad, seguros contratados, exclusiones...


Y, ojo, comprobad si la nave va a ser para vosotros en exclusiva o habrá otros grupos o personas en él. No es lo habitual en el caso de las bodas, pero no está de más consultarlo.


La época del año


Según la estación en la que vayáis a celebrar la boda será más o menos conveniente celebrarla en un barco. El mal tiempo, las lluvias o el viento intenso no son los mejores acompañantes para darse el sí, quiero.


Antes de reservar no está de más que consultéis cuál es la mejor época para hacerse a la mar.


El destino


Una de las peculiaridades de celebrar la boda en una embarcación es que, además de la propia nave, hay que tener en cuenta el lugar en el que ésta se hará a la mar, incluso dónde estará amarrada.


Si en el destino escogido suelen darse vientos fuertes, temporales o tiene mucho tráfico marítimo, puede que no se la mejor opción, porque el barco se moverá mucho por el oleaje y el viento hará imposible mantenerse en cubierta.


En el caso del amarre, es importante que vosotros, los invitados y los proveedores podáis acceder sin problemas hasta la nave.


Ramo y zapatos de novia con el océano como fondo


Los proveedores de servicios


En muchos casos la empresa que os alquile al barco os impondrá muchos de los servicios como el catering, por lo que os aconsejo que os informéis bien acerca de lo que os ofrecen, porque es probable que no podáis hacer demasiados cambios.


Si os permiten llevar a proveedores externos, os recomiendo que busquéis a aquellos que tengan ya experiencia a la hora de trabajar en una embarcación, porque tiene sus peculiaridades.


✿  La decoración en un barco debe ser algo más sencilla que en tierra, porque el espacio suele ser más reducido y es necesario dejar determinadas zonas libres para el paso o para la operativa necesaria para la navegación o la seguridad.


Los fotógrafos y videógrafos deberán tener experiencia en reportajes a bordo, porque el escenario tiene sus peculiaridades: espacios pequeños, movimiento constante del barco, no se puede estorbar el paso de la tripulación en ningún caso, etc.


Vueltas a tierra


Si la boda va a durar varias horas, es recomendable que se hagan varias vueltas a tierra, por si hay invitados que quieren abandonar la nave. Es el equivalente a que los autocares para la boda hagan al menos dos viajes para llevar a los invitados al origen, uno más temprano y otro al finalmente la fiesta. Esto es especialmente necesario si hay niños y personas mayores entre los asistentes. Evidentemente, es algo que no vais a poder solicitar en un crucero, pero sí en otros casos.


Barandilla de un barco con el mar al fondo


El catering


El catering es algo especialmente delicado, porque salvo las grandes naves, no se cuenta con unas cocinas bien equipadas, así que debe llegar preparado desde tierra. También hay que tener en cuenta la conservación de alimentos y bebidas y el servicio.


Mi sugerencia: comida que no necesite mucha elaboración a bordo, principalmente platos fríos o aquellos que se puedan recalentar sin demasiado problema. 


La comida ideal para una recepción en un barco es la que no requiera que los invitados se sienten, es decir, un cóctel, un buffet o un brunch, entre otros. Salvo que se trate de un crucero, en el que podéis llevar a cabo una comida o cena convencionales en un bonito salón y con un excelente servicio de camareros, claro.


La comida debería ser ligera y digerible, porque si alguien tiene problemas con el mareo unos platos pesados pueden agravarlos. De hecho, en alguno ferries en los que se ofrece dar un paseo por la costa agasajados con champán y marisco al atardecer, se cuenta con que la mayoría de los pasajeros ni los probarán, aunque pagarán como si los hubiesen consumido... picaresca pura y dura.


En las invitaciones


Una buena idea es informar a los invitados del tipo de ropa y calzado más recomendable para asistir a la boda. Según el tipo de barco (pequeños, sobre todo) tendrán que llevar ropa y calzado cómodos. Lo ideal es consultar este asunto previamente con la empresa que alquile la nave.
En las invitaciones tendrá que incluirse no sólo la hora de celebración de la ceremonia o la recepción, también la de llegada al amarre en el muelle, porque es probable que se les ofrezcan algunas recomendaciones de seguridad o que tengan que subir a la nave todos al mismo tiempo.


Para el mareo


No está de más que en las invitaciones sugiráis a los invitados que tomen medidas para el mareo antes de subir al barco, sobre todo los que ya sepan que sufren de este problema y los que no hayan subido nunca a una embarcación.


Otras consideraciones


En un barco, por la noche y en el agua es fácil que refresque, así que es interesante recomendarles que lleven algo de abrigo o tener previstas unos chales o mantas.


Si la boda se celebra durante el día sería interesante sugerirles que lleven protector solar o ponerlos vosotros a disposición de los invitados.


Ya sólo me queda desearos una buena travesía...




Post relacionados:

Validez de las Bodas en Alta Mar
Cómo Organizar una Boda de Fin de Semana 


La primera vez que apareció el post Cómo Organizar una Boda en un Barco... Sin Marearse fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Organizar una boda en un barco... sin marearse by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

06 marzo, 2019

Cómo Manejar Alergias, Intolerancias y Dietas Especiales en la Boda

Elegir el menú de la boda no es tarea fácil. Hay que encontrar una combinación de platos que os guste a ambos (y a las personas que os acompañen a la prueba del menú), que penséis que va a agradar a la mayoría de los invitados, que no repita ingredientes ni preparaciones desde el cóctel hasta la recena, que incluya preparaciones actuales, que sea equilibrada, que encaje con el estilo de la boda, que se adecuada para la época del año... En resumidas cuentas, un pequeño quebradero de cabeza para cualquier pareja que esté organizando su boda.


Pero si a todo lo anterior le sumamos unas más que probables alergias o intolerancias alimentarias o dietas especiales, la cosa se complica todavía más. Antes los cambios de menú se limitaban (en algunos casos) a que los invitados pudiesen elegir entre carne o pescado, pero ahora os podéis encontrar con que tendréis que contar con menús bajos en sal, platos aptos para celíacos, preparaciones que no incluyan huevos o lácteos, comida que no lleve pescado o marisco, menús para veganos o vegetarianos y todo un amplio abanico de excepciones dietéticas.


Pero que no cunda el pánico, porque si seguís leyendo encontraréis todos los consejos que necesitáis para manejar las alergias, intolerancias y dietas especiales en la boda.


Cómo manejar alergias, intolerancias y dietas especiales en la boda


Necesidades dietéticas vs gustos personales


Lo primero que tenéis que tener presente es que una cosa son las necesidades dietéticas justificadas y otra muy diferente los gustos personales.


Es muy diferente tener alergia al marisco a que no puedas ni ver la langosta. En el primer caso está justificado que se pida un menú específico para un invitado que con el mero hecho de inhalar los vapores de la cocción del marisco note síntomas respiratorios o cutáneos. En el segundo se trata de una preferencia personal que no respalda la complicación de cambiar un menú, especialmente si no es alguien a quien queráis mimar o mostrar una consideración especial.


Imaginad si tuvieseis que tener en cuenta las preferencias personales de todos y cada uno de los invitados, sería un verdadero caos.


En cualquier caso, tampoco necesitáis preocuparos en exceso, porque los invitados que tengan requerimientos dietéticos realmente vitales, estarán más que acostumbrados a comer en entornos en los que no controlan la preparación de los alimentos, y sabrán tomar las medidas preventivas necesarias. Vuestra labor es que los invitados se sientan bien atendidos y cómodos, no la de vigilar su salud como un médico, un dietista... o una madre. 


Tarta de boda


Consultad a vuestros invitados


Si se trata de invitados muy cercanos a vosotros, probablemente sepáis con si tienen alergias o intolerancias alimentarios o si siguen alguna dieta concreta, así que os será fácil prever cuántos menús especiales serán necesarios. El problema surge cuando se trata de personas con las que se tiene menos confianza.


Y es que cada vez hay más personas que siguen dietas especiales. Las alergias e intolerancias alimentarias cada día son más frecuentes, tanto en niños como en adultos. Las personas con problemas crónicos de salud también son cada vez más, sobre todo porque cada vez somos más longevos. Y, por supuesto, también es cada vez más numeroso el colectivo de personas que siguen una dieta vegana o vegetariana en todas sus versiones, como la estricta, lactovegetarina, ovolactovegetaria, etc.


Así que la única manera de saber si hay invitados que necesitan un menú específico, es preguntarles.


Para consultarles podéis hacer tres cosas: hacerlo a través de la invitación, preguntarles en persona o remitirles a vuestra web.


Si lo hacéis mediante la invitación, podéis incluir la pregunta junto al "se ruega confirmación" o a las recomendaciones de etiqueta. Otra opción es que la invitación incluya los datos básicos y que la petición de confirmación de asistencia, la etiqueta requerida y la consulta sobre las necesidades dietéticas vayan en una tarjeta que incluyáis en el mismo sobre de la invitación.


Ejemplo de tarjeta de "se ruega confirmación" con petición de información sobre alergias alimentarias


Otra opción es la de consultar en la web a los invitados, incluso poner el menú en la web previamente para que los invitados lo vean y os comuniquen si hay algo que no pueden comer.


Y, por supuesto, tendréis que ir apuntando cuidadosamente esas necesidades en un listado, que luego tendréis que hacer llegar al proveedor que se encargue de la gastronomía.


Un consejo: plantead la pregunta sobre las necesidades dietéticas con cuidado, porque en caso contrario os encontraréis con unos cuantos invitados que os dirán cada alimento que no les gusta, que están haciendo un (enésimo) régimen para perder peso y que pongáis comida ligera... Lo ideal es pedir que os informen de alergias, intolerancias o requerimientos dietéticos serios, severos o graves. Así será más difícil que haya quienes se sientan tentados de pediros que el menú se adapte a sus gustos particulares.


La elección del proveedor


En caso de que sepáis de antemano que varias de las personas invitadas a la boda tienen alergias, intolerancias o requisitos dietéticos especiales, es muy importante que elijáis a un proveedor que pueda responder a esas necesidades de una forma segura y profesional.


Tened en cuenta que un proveedor que no sepa preparar y manipular la comida debidamente, puede poner en riesgo la salud, e incluso la vida de una persona que tenga una alergia alimentaria.


Hago hincapié en la manipulación, además de la propia preparación, porque tan importante como evitar los alimentos potencialmente alergénicos lo es mantener unas escrupulosas medidas a la hora de tratar y procesar la comida; puesto que es la única forma de evitar las peligrosas contaminaciones cruzadas.


Mesa de boda con comida sobre la mesa


Hay proveedores muy concienciados con estas necesidades y que tienen ya establecido un amplio abanico de menús para alérgicos, intolerantes y personas que deben seguir una dieta especial, o que pueden diseñarlos a medida para cada pareja. Incluso los hay que eliminan directamente los alimentos que suelen producir más alergias e intolerancias de sus preparaciones como prevención.


Hablando de dietas especiales, pueden ser de lo más variados: sin sal para personas con hipertensión, sin azúcares para diabéticos, comida que respete preceptos religiosos (como la kosher o la halal en el caso de judíos y musulmanes), y cada vez más menús vegetarianos (en cualquiera de sus versiones) o veganos.


En cualquier caso, cuanto más sencillas sean las preparaciones, más fácil será controlar que no haya alimentos potencialmente alergénicos. Cualquier plato que necesite de muchos ingredientes y que esté muy elaborado, multiplica las posibilidades de que no sea apto para muchos invitados. Mi sugerencia: menús que se centren más en la materia prima que en la elaboración.


Plato elaborado sobre una mesa de boda


Cada vez hay más profesionales que tienen en cuenta este tipo de requerimientos, pero os aconsejo que lo consultéis antes de firmar ninguna reserva.


Coordinación con el proveedor


Mi consejo es que una vez que tengáis claras las necesidades especiales de los invitados que hayan confirmado su asistencia y que esté listo el seating de la boda, le paséis esa información al proveedor de gastronomía. Es fundamental que incidáis en las alergias y necesidades especialmente serias.


También es conveniente que lo actualicéis convenientemente si hay cambios de última hora, comunicándoselo lo antes posible al proveedor.


En caso de que os ayude una wedding planner, será ella quien se encargue de ir actualizando la información y coordinarse con el catering. 


El servicio de camareros


Además de que la cocina de vuestro proveedor tenga en cuenta las necesidades dietéticas de vuestros invitados, es importante que lo haga el servicio de camareros.


Estos deben estar avisados de las personas a las que deben servir menús o platos especiales, así como de su composición, por si alguno de los invitados necesita consultarles.


Camarero pasando una bandeja durante el cóctel


Una buena opción es que haya una única persona que se encargue de servir a los invitados con necesidades singulares. Así será más difícil que haya equivocaciones con los platos que pueden o no pueden tomar y que haya peligro de contaminación cruzada, puesto no tendrán que tocar los que compongan el menú principal.


También deben saber cómo evitar la contaminación cruzada a la hora de servir los platos.


Por anticipado


En el caso de alergias e intolerancias graves, no es mala idea enviar con tiempo una copia del menú (y sus ingredientes) a los invitados afectados para que lo puedan valorar. Así podréis comunicarle al proveedor si es necesario hacer algún cambio.


Identificad los alimentos


Una buena idea es identificar los alimentos potencialmente alergénicos en la tarjeta del menú que pongáis sobre cada plato, o incluso un marco en el centro de la mesa para que pueda se consultado por todos los comensales sentados a la mesa.



Tampoco está de más poner carteles o etiquetas que identifiquen los alimentos que estén expuestos en corners, barras o buffets.


Barra de dulces con carteles identificativos


Otro punto a tener en cuenta es etiquetar los alimentos que están libres de los alérgenos más comunes, indicando, por ejemplo, los platos sin gluten, sin huevo, sin lactosa... 


Por separado


En caso de que vayáis a poner corners o barras, es muy importante que se evite la contaminación cruzada, de modo que los platos que puedan producir alergias o intolerancias estén bien separados de los seguros. Esto incluye que no haya posibilidad de que un invitado pueda utilizar un cubierto contaminado para servirse de un plato seguro para los alérgicos, o que no puedan caer partículas que puedan desencadenarle una crisis.


También se pueden preparar platos con los alimentos que puedan comer alérgicos, intolerantes o personas con necesidades especiales y que se les sirvan aparte. Esto es especialmente útil para el momento del cóctel.


Ya sólo me falta por decir una cosa... Bon appétit!





Post relacionados:

Trucos para una Prueba de Menú Perfecta
El Menú de Cóctel Perfecto para una Boda
Recepción de Boda: ¿Cocina Propia o Catering?


La primera vez que apareció el post Cómo Manejar Alergias, Intolerancias y Dietas Especiales en la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo manejar las alergias, intolerancias y dietas especiales en la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

27 febrero, 2019

Consejos para Elegir la Música para la Ceremonia Civil

¿Habéis escogido ya la música para vuestra boda civil? Y no me refiero a la que sonará durante el baile, sino a la que acompañará a la ceremonia. Porque acertar con su elección es algo muy importante, puesto que unos temas bien escogidos le aportarán brillo, emoción y significado a ese momento.


Pensad en cualquier película o en cualquier serie de TV. ¿Os imagináis los momentos más intensos sin música? ¿No serían lo mismo, verdad? Pues en el caso de las bodas sucede lo mismo.


Y lo cierto es que las parejas que optan por una boda civil o simbólica tienen mucha más libertad para seleccionar las canciones que sonarán durante la ceremonia, puesto que no requieren de la aprobación del sacerdote o del clérigo que oficie.


Así que si queréis que la música que suene en vuestra boda civil sea perfecta, aquí tenéis unos cuantos consejos que os pueden ser útiles...


Consejos para elegir la música para la ceremonia civil


Por el principio...


Lo primero que debéis tener en cuenta antes de elegir los temas de la boda es el tipo de ceremonia que tendréis, es decir, si será una ceremonia civil celebrada por un funcionario público o una simbólica oficiada por un maestro de ceremonias. También el lugar en el que se celebrará, el tono que queráis imprimirle a la ceremonia, los invitados... Y, por supuesto, vuestros gustos personales.


¿En vivo o con DJ?


A la hora de elegir la música es fundamental decidir si ésta se tocará en vivo o intervendrá un DJ. Esto dependerá del presupuesto con el que contéis, del lugar en el que se celebrará la ceremonia (espacio, equipamiento, acústica...), del estilo que tendrá la boda y de vuestros gustos personales.


La música en vivo da una mayor sensación de personalización y de intimidad. En mi opinión, es una elección muy elegante. Eso sí, es imprescindible contar con músicos profesionales, que el número sea suficiente para darle brillo a la ceremonia y que tengan un repertorio amplio y de calidad.


Violonchelo


En el caso de la música en vivo es necesario definir cuántos músicos participarán y qué instrumentos tocarán. Esto dependerá de varios factores como vuestro presupuesto, el lugar en el que se celebrará la ceremonia, el número de invitados...


La elección del DJ también es muy interesante, porque os permitirá que suene cualquier tema musical. Además es, en general, una elección más económica, puesto que se suele contar con el mismo profesional que se encargue del baile y el precio es más ajustado para ambas intervenciones.


En caso de que contéis con un DJ, es importante que le pidáis que no corte los temas bruscamente cuando vaya a haber intervenciones vuestras, del maestro de ceremonias o de los invitados. Lo ideal es que la música vaya bajando progresivamente hasta que se comience a hablar y luego vuelva a subir cuando finalicen los parlamentos. Los disc jockeys profesionales lo saben, pero no está de más que también lo tengáis claro vosotros.


Anillos sobre un disco de vinilo


Y un consejo más respecto a la música con disc jockey: dejadle claro al profesional el tema y la versión que deseáis, porque puede que haya varias y si no sabe la que queréis en concreto, pondrá la que decida por su cuenta


¿Clásica o actual?


Otra de los puntos importantes es elegir es si sonará música clásica o actual. Incluso podéis combinarlas, aunque es algo más complicado hacerlo con acierto.


Hablando de música actual, es necesario que tengáis en cuenta que las canciones más apropiadas son las que soportan bien el paso del tiempo. Hay temas que son de consumo rápido, es decir, suenan a todas horas durante unos pocos meses (o incluso unas semanas), pero que pasado un tiempo nadie recuerda. Esos son los menos indicados para introducirlos en la boda. Pensad que el vídeo de la boda estará siempre ahí y quizás no os apetezca verlo dentro de 15 años y que suene la típica canción machacona que fue un hit durante unos meses el año en que os casasteis. Dejarse llevar por las modas no es una buena idea, al menos en este caso.


¿Instrumental o con letra?


En el caso de canciones con letra, es importante tener en cuenta lo que dicen, sobre todo si son en otro idioma. Hay temas que suenan muy bien en otro idioma, pero que tienen letras poco apropiadas para una boda. Si es necesario traducidlas. Podéis buscar la letra en Internet y si no conocéis la lengua en cuestión pasarla por un traductor on-line o pedid que lo haga alguien de confianza.


Partitura sobre un piano


En el momento indicado


Es recomendable integrar los temas dentro el guion. Por eso es fundamental que hay una coordinación entre vosotros, el maestro de ceremonias o la wedding planner y los músicos o el DJ.


Procurad que la música se adecue al momento de la ceremonia en el que sonará.


Los momentos en los que la música debería estar presente son:


Entrada de los invitados


  • Mientras que los invitados van entrando y sentándose en el lugar en el que se celebrará la ceremonia.

  • Los temas que suenen en este momento son los que marcarán el estilo de la ceremonia y que darán a los invitados una pista de cómo será la boda.

  • Es conveniente que las canciones sean alegres, pero sin ser muy estridentes y sin tener un ritmo demasiado marcado. Al fin y al cabo es el inicio de la boda.

  • Tendréis que elegir varios temas, puesto que esta parte de la ceremonia durará un tiempo, puede que hasta 20-30 minutos.

Entrada de los novios y el cortejo nupcial


  • Lo habitual es escoger una canción para la novia, aunque siempre recomiendo que el novio también elija un tema para entrar con la madrina. Lo habitual (en España) es que el novio espere a la novia junto a la madrina, saludando a los invitados, primero en el exterior del espacio en el que se celebre la ceremonia y posteriormente en el interior; aunque personalmente creo que ambos, novio y madrina, deben lucirse también recorriendo el pasillo nupcial acompañados de una bonito tema musical.

Novia caminando por el pasillo nupcial con su ramo en las manos

  • Las dos canciones tienen que dar margen a la novia y al padrino y al novio y a la madrina a recorrer el pasillo con tiempo suficiente.

  • La música debería ser romántica, suave y con significado para ambos.

  • Debe tener un ritmo que permita caminar de forma natural.

  • También se puede elegir un tema añadido para que entre el cortejo nupcial está integrado por varias personas: damitas, pajecillos, damas de honor y caballeros de honor o groomsmen.

  • Todos los temas que suenen en esta parte de la ceremonia tienen que tener una cierta coherencia entre ellas; la de la novia, la del novio y la del cortejo nupcial.

Durante la ceremonia


  • Son las que sonarán durante la propia ceremonia y que sirven para vestir los momentos más importantes y emotivos.

Novia mirando al novio durante la ceremonia

  • Pueden estar presentes constantemente a un volumen muy bajo o escoger únicamente unas pocas canciones para los momentos más importantes como el intercambio de anillos o durante el ritual simbólico. Mi recomendación es que la música suene únicamente en los momentos más señalados, porque puede terminar recargando demasiado la ceremonia y haciendo perder protagonismo a las palabras que se pronuncien, pero la decisión siempre será vuestra.

  • También es conveniente que suene algún tema cuando los invitados que vayan a leer se dirijan hacia el altar o el atril que se haya preparado para ello.

  • Las canciones deben elegirse teniendo en cuenta el momento en el que van a sonar. No es lo mismo acompañar al intercambio de los anillos que al momento de pronunciar los votos.

Para las firmas


Durante la firma de las actas es conveniente que suene la música, para que los invitados perciban que la boda continua y todavía no deben levantarse de sus asientos. 


De salida de los novios


Una vez que estéis casados, la música debería transmitir alegría, por lo que debe ser la que más ritmo tenga. Incluso puede sonar un poco más alta que las demás, no en vano es la que da por terminada la ceremonia... y la que marca el comienzo de la fiesta.


Novios saliendo de la ceremonia


Final


Mientras que los invitados abandonan el lugar de la ceremonia también puede sonar algún tema, que siga manteniendo el espíritu de celebración de la ceremonia que acaba de finalizar.


Con significado


Las canciones deben tener significado para ambos, haceros sentir cómodos, emocionaros...



Un plus: podéis buscar que los temas elegidos sean una sorpresa para el otro miembro de la pareja, no desvelándole que sonará cuando recorra el pasillo nupcial o cuando pronuncie sus votos hasta que no llegue el gran día.   


Piano en un jardín adornado con flores


¿Y en qué cantidad?


En cuanto a la cantidad, lo más apropiada es que haya suficientes temas para darle brillo a la ceremonia, pero sin excesos.


Después de haber organizado muchas ceremonias, puedo afirmar que las más emotivas y memorables estaban enmarcadas por música elegida con mucho cuidado y mucho cariño, así que os animo a que dediquéis tiempo y mimo a la hora de escoger la que sonará en la vuestra.




Post relacionados:

La Ceremonia Simbólica Perfecta
8 Tips para Acertar con la Música de Vuestra Boda
10 Consejos para Elegir al DJ 


La primera vez que apareció el post Consejos para Elegir la Música para la Ceremonia Civil fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Consejos para elegir la música para la ceremonia civil by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

13 febrero, 2019

Frases y Poemas para San Valentín

Se acerca San Valentín, la fecha más romántica del año, y en ¿Quién dijo boda? no podíamos dejar de celebrarlo. Para ello queremos compartir contigo una selección de frases y poemas que puedes regalarle a tu pareja. Escríbeselos en un post-it y déjaselo pegado en el espejo del baño o en la nevera para que lo encuentre cuando se levante la mañana del 14 de febrero. O viste con ellos una bonita tarjeta, si es DiY mejor todavía. O envíale un WhatsApps con alguno de ellos cuando menos se lo espere.


Estas frases y poemas para San Valentín pueden parecer empalagosos, pero su dulzura casi no sube el nivel de glucosa en sangre. Lo que sí que sube es la autoestima de nuestra pareja y las comisuras de sus labios para dibujar una sonrisa. Son de diferentes autores, épocas y estilos, así que tienes donde elegir.


Venga, anímate y regala una de estas frases y poemas para decirle a tu alguien especial cuánto significa para ti...


Frases y poemas sobre San Valentín


Frases


"Si me recuerdas, entonces no me importa si todos los demás se olvidan".


Haruki Murakami


“En un mundo lleno de cosas temporales, tú eres un sentimiento perpetuo”.


Sanober Khan


Frase sobre el amor de Roy Croft


“Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde. Te amo directamente, sin complejidades ni orgullo; así que te amo porque no conozco otra cosa que esta: donde yo no existo ni tú, tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mi mano, tan cerca que tus ojos se cierran cuando me duermo”.


Pablo Neruda


“Al minuto que escuché mi primera historia de amor me puse a buscarte, sin saber lo ciego que estaba. Al final los amantes no llegan a conocerse en ningún lugar. Están enlazados desde siempre”.


Rumi


Frase sobre el amor de Judy Garland


“El amor es nuestro verdadero destino. No encontramos el significado de la vida por nosotros mismos, solos, lo encontramos con otro”.


Thomas Merton


“Uno es amado, porque es amado. No se necesita ninguna razón para amar”.


Paulo Coelho


“El amor no hace girar al mundo. El amor es lo que hace que el viaje valga la pena”.


Franklin P. Jones


“El amor es como el viento, no puedes verlo, pero sí puedes sentirlo”.


Nicholas Sparks


“El amor no es algo que tú encuentras. El amor es algo que te encuentra a ti”.


Loretta Young


Pareja de novios abrazados


“La paradoja del amor es, ser uno mismo, sin dejar de ser dos”.


Erich Fromm


"Amar no es solo mirarse el uno al otro, es mirar en la misma dirección".


Antoine de Saint-Exupéry


"El amor está compuesto de una sola alma que habita dos cuerpos".


Aristóteles


"De lo que están hechas nuestras almas, la suya y la mía son lo mismo".


Emily Brontë


“Existe entre nosotros algo mejor que un amor: una complicidad”.


Marguerite Yourcenar


Frase sobre el amor de Dr. Seuss


“¡Envejece conmigo! Lo mejor está por llegar”.


Robert Browning


“Las verdaderas  historias de amor nunca tienen final”.


Richard Bach


“Ser profundamente amado por alguien te da fuerza, mientras que amar a alguien profundamente te da valor”.


Lao Tzu


“Una amistad parecida al amor es calidad. Un amor parecido a la amistad es constante”.


Thomas Moore


"El amor es una promesa, el amor es un recuerdo, una vez que se entrega nunca se olvida, nunca se deja desaparecer".


John Lennon


"Cuando eres amado, puedes hacer cualquier cosa en la creación. Cuando eres amado, no hay necesidad de entender lo que está pasando, porque todo sucede dentro de ti".


Paulo Coelho


Frase sobre el amor de Robert Heinlein


"No caí enamorada por ti. Caminé enamorada hacia ti, con mis ojos bien abiertos, eligiendo dar cada paso a lo largo del camino. Creo en la suerte y el destino, pero también creo que estamos destinados a aquellas cosas que de cualquier modo hubiésemos elegido. Y yo te elegí; en cien vidas, en cien mundos, en cualquier versión de la realidad, te encontraría y te elegiría."


Kiersten White


"Juro que no podría amarte más de lo que lo hago en este momento y, sin embargo, sé que lo haré mañana".


Leo Christopher


Poemas


Poema "Qué bonita" de Jorge Javier Roque


Lo que necesito de ti

No sabes cómo necesito tu voz;
necesito tus miradas
aquellas palabras que siempre me llenaban,
necesito tu paz interior;
necesito la luz de tus labios
¡¡¡Ya no puedo... seguir así!!!
...Ya... No puedo
mi mente no quiere pensar
no puede pensar nada más que en ti.


Mario Benedetti



Te quiero

Te lo he dicho con el viento,
Jugueteando tal un animalito en la arena
O iracundo como órgano tempestuoso;

Te lo he dicho con el sol,
Que dora desnudos cuerpos juveniles
Y sonríe en todas las cosas inocentes;

Te lo he dicho con las nubes,
Frentes melancólicas que sostienen el cielo,
Tristezas fugitivas;

Te lo he dicho con las plantas,
Leves criaturas transparentes
Que se cubren de rubor repentino;

Te lo he dicho con el agua,
Vida luminosa que vela un fondo de sombra;

Te lo he dicho con el miedo,
Te lo he dicho con la alegría,
Con el hastío, con las terribles palabras.

Pero así no me basta:
Más allá de la vida
Quiero decírtelo con la muerte;
Más allá del amor
Quiero decírtelo con el olvido.


Luis Cernuda


Poema "Yo pienso en ti" de José Batres Montufar


Amo, amas…

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo:
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.
Y cuando la montaña de la vida
nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,
amar la inmensidad que es de amor encendida
¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

Rubén Darío 



Quiero

Quiero que me oigas sin juzgarme.
Quiero que opines sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mí sin exigirme.
Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mí.
Quiero que me cuides sin anularme.
Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mí.
Quiero que me abraces sin asfixiarme.
Quiero que me animes sin empujarme.
Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mí.
Quiero que me protejas sin mentiras.
Quiero que me acerques sin invadirme.
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten.
Que las aceptes y no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas... que hoy puedes contar conmigo…
Sin condiciones...

Jorge Bucay


Poema "Contigo" de Luis Cernuda


Soneto V

Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma mismo os quiero.

Cuando tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero.

Garcilaso de la Vega



Cuando hombres y Fortuna me abandonan

Cuando hombres y Fortuna me abandonan,
lloro en la soledad de mi destierro,
y al cielo sordo con mis quejas canso
y maldigo al mirar mi desventura,

soñando ser más rico de esperanza,
bello como éste, como aquél rodeado,
deseando el arte de uno, el poder de otro,
insatisfecho con lo que me queda;

a pesar de que casi me desprecio,
pienso en ti y soy feliz y mi alma entonces,
como al amanecer la alondra, se alza

de la tierra sombría y canta al cielo:
pues recordar tu amor es tal fortuna
que no cambio mi estado con los reyes.

William Shakespeare


Poema "Amor eterno" de Gustavo Adolfo Becquer


Si tuviera que hacerte un regalo,
te regalaría un espejo,
porque después de ti,
lo más bonito es tu reflejo.

Anónimo


Con un mismo principio
con mil finales
todos junto a ti
tú junto a mi
una vida para recorrer
mil momentos para compartir
y un solo amor que vivir.

Anónimo


Y, por supuesto, estas frases y poemas también pueden inspirarte para tus votos matrimoniales, en caso de que después de San Valentín... llegue el anillo.




Post relacionados:

18 Frases Preciosas para Tus Votos Matrimoniales 
16 Frases de Película para Inspirar Tu Votos 
25 Frases de Amor (I)
Qué Grabar en las Alianzas de Boda


La primera vez que apareció el post Frases y Poemas para San Valentín fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Frases y poemas para San Valentín by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License. Las frases poemas son propiedad de sus autores.