06 diciembre, 2017

Cómo Caminar por el Pasillo Nupcial

¿Os habéis imaginado cómo será el momento de caminar por el pasillo nupcial? ¿Y os habéis preguntado cuál es la forma de acceder a él, de caminar o con quién entrar?


Y es que es un momento que impone, no nos vamos a engañar. Entre los nervios porque se acerca el momento de la ceremonia, no saber qué es lo que se hace en ese caso, el miedo escénico por tener a tanta gente pendiente de vosotros y el pánico por la posibilidad de tropezar, el camino por el pasillo nupcial puede ser estresante.


Por eso, a continuación encontraréis algunos consejos que os harán más fácil caminar hacia el altar.


Cómo caminar por el pasillo nupcial


Cómo entrar en la zona de la ceremonia


Si hay dos bloques de asientos para invitados y un solo pasillo nupcial, los novios accederán siempre por este. Primero accederá el novio con la madrina y después la novia con el padrino. En caso de que el cortejo nupcial incluya a damas de honor, damitas y pajecillos, os aconsejo que leáis nuestro post sobre el protocolo a la entrada y salida de la iglesia o juzgado.


Si no se puede hacer un pasillo y sólo hay un bloque de sillas frente a la mesa de ceremonias, tendréis que entrar cada uno por un lateral hasta llegar a la zona de la ceremonia.


Camino novios por el pasillo nupcial con 1 solo bloque de invitados

Si hay 3 columnas de sillas y dos pasillos nupciales, porque el número de invitados o la disposición del espacio lo imponen, es importante que cada uno de los dos elijáis para entrar el pasillo más cercano a la silla en la que os vayáis a sentar en la ceremonia. El protocolo dice que la novia se sienta en la zona izquierda y el novio a la derecha (según se mira hacia el altar o mesa de ceremonias).


Camino novios por el pasillo nupcial con 3 bloques de invitados


Cómo caminar por el pasillo


Procurad caminar con la espalda recta, la cabeza alta y sin mirar hacia abajo constantemente. Para no tropezar podéis dirigir la mirada de vez en cuando al suelo, pero moviendo únicamente los ojos, no la cabeza.


Dirigid la mirada alternativamente al frente y a los invitados que os esperan en sus asientos y sonreídles, al fin y al cabo están allí por vosotros.


Pedidle al coordinador del espacio o a vuestra wedding planner que compruebe que la alfombra, la moqueta o la tarima estén en buen estado, que no tengan desniveles ni bordes levantados, es la mejor forma de no tropezar.


Pasillo nupcial


También es conveniente que la decoración del  pasillo nupcial no estorbe el paso de ningún integrante del cortejo nupcial. 


Para las novias: aseguraos de que la modista o la asesora de la tienda de novias os enseña cómo caminar con el vestido para no dar ningún traspié.


Con quién entrar


Con la madrina o el padrino. La opción más tradicional. En las bodas católicas prácticamente es imposible hacerlo de otro modo.


Del brazo de una persona importante que no sea ni la madrina ni el padrino. Es una elección que tiene más en cuenta las emociones que el protocolo. Por ejemplo, si el padre de uno de los dos va a actuar como padrino, pero el padrastro es alguien a quien también queréis y respetáis, podéis pedirle a éste último que os lleve al altar y al padre que ejerza de padrino. En vuestra boda, al fin y al cabo, sólo hay dos personas que deciden: vosotros dos.


Del brazo de ambos padres, con la novia o el novio en medio. Tampoco es una forma convencional de andar por el pasillo nupcial, pero así no tendréis que renunciar ni a vuestro padre ni a vuestra madre en un momento tan especial.


La novia y el novio solos y por separado. Una elección para valientes, que es perfecta si no os gusta mucho la idea de que os entreguen en el altar, porque os consideráis muy independientes, o si tenéis problemas a la hora de encontrar una madrina o un padrino.


La novia y el novio juntos. No es algo frecuente, pero es una bonita opción. Podéis encontraros en la puerta de acceso al lugar de la ceremonia para mantener el misterio y entrar del brazo. Por cierto, esta fue mi elección el día de mi boda. No soy supersticiosa ni tradicional, como podéis imaginar...


Pareja de novios


Cómo salir


Debéis salir siempre por el pasillo nupcial. Aunque los invitados insistan en felicitaros al finalizar la ceremonia, deben permitiros caminar por el hasta la salida como matrimonio. Es importante que os luzcáis al entrar y también al salir.   


Pareja de novios saliendo por el pasillo nupcial

 
Os deseo que el camino por el pasillo nupcial sea una experiencia maravillosa, porque es un viaje muy corto para llegar al destino más grande de todos: la pareja que os espera para daros el sí, quiero.




Post relacionados:

Todo lo que Debes Saber sobre el Pasillo Nupcial 
Cómo Organizar el Espacio de la Ceremonia 
14 Tips para Decorar las Sillas de Tu Boda


La primera vez que apareció el post Cómo Caminar por el Pasillo Nupcial en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo caminar por el pasillo nupcial by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

29 noviembre, 2017

Consejos para Señalizar la Boda

Una boda ya no se entiende sin su correspondiente señalización. Si haces memoria, no habrás asistido a una boda últimamente en la que no haya habido por doquier pizarras, carteles, señales o banderas con todo tipo de información y otros contenidos.


Y lo cierto es que, al margen de las modas nupciales, la señalización es básica para la organización de cualquier tipo de evento, puesto que sirve para transmitir información a los invitados, desde darles la bienvenida a la situación de los diferentes espacios.


Aunque en algunas bodas, incomprensiblemente, se utiliza únicamente para decorar, sin ninguna finalidad. Esto se debe probablemente a que no están organizadas por alguien con experiencia en eventos en general, que enfoca la señalización hacia la estética (y no siempre con éxito) en lugar de a la utilidad. Y es que a muchos niveles y salvando las distancias, una boda se organiza casi como un evento de empresa.


Para que utilices la señalización con éxito en tu boda, aquí tienes algunos consejos útiles que te invito a leer.


Consejos para señalizar la boda


Consejos básicos


  • Es importante tener presente que, antes que decorativa, la señalización debe ser práctica. La finalidad de los carteles y mensajes en una boda es informar y transmitir mensajes de forma general a los invitados. Y si son bonitos, mucho mejor.

  • Los carteles y señales deben ser legibles. Para esto es imprescindible escoger el tamaño y la tipografía adecuados. Recuerda que debe primar la utilidad sobre la estética, aunque lo ideal es aunar las dos.

  • Tienen que estar situados en un lugar visible. Es importante que las señales y los carteles estén colocados en zonas de paso para los invitados, a una distancia apropiada y sin nada que los tape. Ante la duda, camina por el mismo lugar que pasarán los invitados para comprobar si se ven sin problemas.

  • Es fundamental que sean suficientemente resistentes y estables. Utiliza soportes y materiales que permitan que la señalización se mantiene en su lugar y en perfecto estado hasta el final de la celebración. Ojo a la meteorología, porque si llueve o hacer viento tendrás que redoblar las medidas de sujeción y seguridad.

  • Deben tener un diseño que armonice con la decoración y con el entorno. Es importante que el estilo encaje con el ambiente general que quieres crear. 


Bicicleta decorativa con cartel de "Just Married"


  • Procura que los materiales, las texturas, los colores y los tipos de letra sigan la misma pauta que el resto de la decoración de la boda, o al menos que no sean discordantes.

  • Es importante emplearlos en la cantidad adecuada. Como te he comentado antes, la señalización tiene que ser práctica, por eso no debe ser excesiva ni quedarse corta. Si hay muchos carteles y la mayor parte de ellos son inútiles, los invitados terminarán por ignorarlos, con lo que tus esfuerzos (y tu dinero) no  habrán servido para nada. Por no hablar de que muchos de los asistentes pueden tener la sensación de que les estáis tratando como si fuesen torpes. Y si no son suficientes, pueden sentirse perdidos.


Dónde emplear la señalización


Aquí tienes algunas sugerencias para utilizar la señalización. Dependiendo del espacio, de si vas a celebrar la ceremonia y la recepción en el mismo lugar o no, de la época del año, del número de invitados o de la complejidad del evento, necesitarás utilizar algunos de ellos... o casi todos.


  • En la entrada al recinto en el que se va a celebrar la boda. Puedes utilizar un cartel colgante o de pie, un atril o un marco grande, por ejemplo. Si tendrá lugar en una finca, conviene poner dos carteles, uno que se vea desde la carretera y otro en la entrada interior del recinto. El el caso de la señalización exterior es vital que se visible desde cierta distancia. Por cierto, si lo colocas en la carreteras ten cuidado de no tapar señales de tráfico, indicaciones existentes o publicidad. Y retíralos según termine la boda, por supuesto.

  • Para indicar la zona de aparcamiento. Si se trata de un recinto grande o en el que se celebren varias bodas al mismo tiempo, es conveniente señalar la zona donde pueden estacionar los invitados.

  • Como bienvenida. Puedes poner un cartel de bienvenida en la entrada, como cortesía para los asistentes.


Cartel de bienvenida


  • Cómo programa general de la boda. Puedes colocar un cartel con el programa en una zona visible y en la zona de acceso para los invitados. Así te ahorrarás el programa de mano y podrás utilizarlo como elemento decorativo. Puedes utilizar pizarras, tablas de madera pintada, ventanas antiguas recicladas, espejos, marcos de madera, etc.

  • Para señalar las zonas en las que tendrán lugar los diferentes momentos de la boda. Si ceremonia, cóctel, recepción y fiesta tendrá lugar dentro de un mismo recinto, es recomendable informar mediante señales y carteles dónde tendrá lugar cada uno.

  • A modo de programa de la ceremonia. Antes me he referido al programa general, aunque si prescindes de él, puedes colocar un programa específico para la ceremonia. Esto es interesante si la música está muy cuidada, si va a haber muchas intervenciones o si va a tener lugar una ceremonia simbólica.

  • A la entrada de la ceremonia. Como indicación de que se está entrando en la zona de la ceremonia. También se puede sustituir por un cartel o banda al comienzo del pasillo nupcial, con alguna frase del estilo de "aquí comienza todo", "éste es el principio de nuestra vida en común".


Cartel indicador de boda


  • En los asientos reservados. Si vas a reservar sitio para los familiares o amigos más cercanos, puedes colocar marcos o tablillas con el nombre del invitado o la palabra "reservado".

  • En la zona en la que se coloque el arroz, el confetti, los pétalos o los pañuelos para las lágrimas de felicidad. Si quieres colocar las bolsitas o conos con el arroz en una mesa o cesta para que cada invitado tome uno y pueda arrojarlos tras la ceremonia, debes colocar un cartel que indique claramente dónde está y lo que quieres que hagan con ello. Lo mismo para los pañuelos.

  • Para la llegada de la novia, los anillos o las arras. Puedes preparar carteles para que los lleven los niños con las frases: "aquí viene la novia", "aquí viene el amor de tu vida", "corre, todavía estás a tiempo...", "ya llega el novio", "aquí están los anillos"...

  • Para indicar el hastag que se ha escogido para la boda y las redes sociales en que compartir fotos y comentarios. Es una manera estupenda de fomentar la participación de los invitados y de filtrar (un poco) lo que se va a compartir.

  • Para señalar cuál es la zona en la que se celebrará el cóctel y/o la recepción. Sólo si el acceso no es directo, si se celebran varias bodas en el mismo recinto o si la zona del cóctel y la del banquete están muy alejadas.

  • Para el seating. Tus invitados deben saber dónde se sentarán dentro del salón, así que es imprescindible que coloques un cartel u otro tipo de soporte en el que lo puedan ver claramente.

  • Para marcar las mesas. Aunque coloques el seating visible, también tendrás que identificar las mesas para que los asistentes puedan encontrar la suya.

  • En la zona de los corners y barras. Puedes poner carteles para identificar las distintas estaciones de comida o alimentos poco conocidos. También para dar instrucciones o recomendaciones acerca de los diferentes platos.


Guirnalda de Candy Ba


Cartel "busca tu nombre" para galletas personalizadas


  • Para indicar dónde se celebrará el baile y la barra libre. Únicamente si están alejados de la zona de la recepción.

  • Para señalar la zona del photocall o el photo booth o de la animación. Y también puedes añadir instrucciones acerca de cómo usarlos o dónde están los complementos.


Cartel para zona de juegos en la boda


  • Para indicar dónde estará la zona lounge, si es que la has previsto, sobre todo si el acceso no es sencillo.

  • En las zonas en las que se colocarán los detalles para los invitados. Si vas a poner abanicos, sombrillas, sombreros, gafas de sol, pashminas, mantitas, protector solar, bailarinas u otros detalles a disposición de tus invitados, indícalos. Esto también válido si vas colocar los regalos para los asistentes en mesas o cestas y para los kits de cortesía para los baños.

  • Para señalar los aseos. Si los baños no están muy cerca de los diferentes espacios, coloca señales en la zona de acceso y en la misma puerta si es necesario.

  • Para transmitir cualquier mensaje a los invitados. Si quieres darles las gracias por su asistencia, si te apetece compartir con ellos alguna frase o algún pensamiento, puedes emplear algún cartel o marco para ello.


¿Pondrás carteles y otro tipo de señalización en tu boda? ¿Cómo será?





Post relacionados:

Caligrafía, Lettering y Tipografía para Tu Boda 
12 Errores de Decoración que No Debes Cometer en Tu Boda
Bodas y Redes Sociales: ¿Amigas o Enemigas?
27 Consejos para Utilizar Instagran en la Boda


La primera vez que apareció el post Consejos para Señalizar la Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?
 

Licencia de Creative Commons
Consejos para señalizar la boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

22 noviembre, 2017

Motivos para Celebrar una Boda Pequeña

Me encantan las bodas pequeñas, no puedo evitarlo. Me gusta organizarlas para otros, incluso la mía también fue una boda íntima, con poco más de 30 invitados.


Como wedding planner me atrae la facilidad para personalizarlas, la emotividad de la ceremonia, la implicación de los invitados y la posibilidad de centrarme en la calidad en lugar de en la cantidad.


De hecho, la mayor parte de las bodas que he organizado en los últimos años han tenido un número reducido de invitados, rondando los 70 de media.


Si os estáis planteando cómo será vuestra boda, a continuación quiero daros algunos motivos para celebrar una boda pequeña que quizás os convenzan.


Motivos para celebrar una boda pequeña


La organización


Aunque la organización de una boda es un asunto complejo de por sí, si se trata de una boda pequeña, el estrés y el trabajo se reduce en cierta medida.


Podréis preparar la boda con menos antelación que en el caso de las celebraciones más numerosas.


Podréis centraros en lo realmente importante. Una boda con muchos invitados requiere mucho trabajo y es muy fácil perderse en los detalles, en lugar de poner el foco en lo primordial: compartir vuestro compromiso mutuo con familia y amigos, agradeciéndoles su presencia con una fiesta. Es más importante saludar y charlar un rato con cada uno de los invitados, que perder el sueño porque no encontráis servilletas de lino en el mismo tono rosa lavanda que las flores de los centros de mesa.


Si queréis casaros fuera de vuestro lugar de residencia (destination weddings), una boda pequeña es la solución. La propia organización, los traslados y el alojamiento se organizan mejor para un número limitado de invitados.


Pareja de novios


El ahorro


Ahorraréis dinero, puesto que al reducirse el número de asistentes también se reduce el presupuesto. Aunque si no tenéis problemas en ese sentido, el hecho de recortar la lista de invitados os permitirá gastar más en la calidad y cantidad de los detalles y la personalización. O podréis invertir más dinero en la Luna de Miel, algo a tener en cuenta.  


Los invitados


Os obligaréis a elegir cuidadosamente a los invitados, eliminando compromisos y personas con las que no tengáis una relación estrecha.


Al restringir el número de invitados compartiréis ese día sólo con las personas que realmente os importan, lo que convertirá la boda en un momento realmente emotivo y especial.


Vuestros invitados se sentirán más cómodos, puesto que estarán en confianza. Incluso si algunos no se conocen entre sí, es más fácil que interaccionen en un grupo reducido que en uno muy grande. 


Podréis relajar el dress code de los invitados. O incluso pedirles que lleven un vestuario poco convencional: que vayan todos vestidos de un mismo color, que lleven trajes relacionados con la temática de la boda... Si hay muchos asistentes, es más difícil rebajar la formalidad  o imponer un código de vestuario fuera de lo normal.


Los invitados podrán participar en la boda, o al menos la mayoría de ellos. En la organización, leyendo en la ceremonia, participando en la ceremonia simbólica, en la animación...


Invitadas de boda


La ceremonia y la recepción


A la hora de encontrar el lugar para celebrar la ceremonia y la recepción podréis acceder a espacios originales y sorprendentes. Un número reducido de asistentes abre todo un mundo de posibilidades para encontrar lugares perfectos para la boda: la casa familiar, un chalet de alquiler, un loft, una casa rural, un jardín, un reservado en un restaurante, una pequeña bodega, un molino, una ermita, una sala en un pequeño ayuntamiento... Si bien es cierto que, si la boda es muy pequeña, no interesaréis como clientes en los espacios estándar en hoteles y fincas, que suelen estar diseñados para bodas con más invitados.
 

Encontrar fecha libre en los espacios pequeños y diferentes es más fácil que si se trata de los lugares más convencionales, puesto que suelen estar muy solicitados.


La ceremonia es más personal y emotiva. Las razones: si la relación con todos los invitados es cercana os será más fácil mostrar vuestros sentimientos, os sentiréis menos cohibidos a la hora de pronunciar los votos, las personas que participen durante la boda se sentirán más cómodas al hablar ante un público reducido y las ceremonias simbólicas tendrán más sentido.


La comida y bebida en la recepción podrá ser más creativa y de más calidad, incluso aunque no dediquéis mucho dinero a cada cubierto. Si en una finca con salones para 200 personas sugerís que os cambien un plato del menú, probablemente se muestren reacios; si le pedís lo mismo a una empresa de catering, para 50 en lugar de para 200, no tendréis ningún problema en personalizar el menú en todo o en parte. 

 
Mesa para boda


La decoración


Podréis crear decoraciones muy especiales. Como los espacios serán más pequeños, podréis dedicarle más tiempo y recursos a la decoración. Y, por otra parte, en lugares que no suelen celebrar demasiadas bodas, son más flexibles a la hora de permitir una decoración más elaborada. 


Si queréis una boda DiY os será más fácil dedicarle trabajo y tiempo a todos vuestros proyectos. Si la boda es muy grande os será materialmente imposible dedicaros al handmade bodil.


Decoración para boda


Las fotos


El fotógrafo podrá hacer fotos más creativas y emotivas, puesto que no estará obligado a perder tiempo (y paciencia) en mil y una fotos de grupo. Y como vosotros os sentiréis más cómodos que en una boda multitudinaria, las fotografías reflejarán ese estado y serán increíbles.


Y más...


La boda será más divertida, porque al estar en confianza todos estaréis más relajados y con ganas de fiesta. Incluso es más fácil preparar sorpresas y animación para todos.


Os será más fácil pasar tiempo juntos ese día, puesto que no tendréis que estar saludando a decenas de personas y preocupándoos de que todo esté en orden.


¿Cómo será vuestra boda? ¿Íntima o al más puro estilo boda de la realeza?





Post relacionados:

Consejos para una Boda Íntima
Cómo Organizar una Boda Secreta Sin Ser una Celebrity
¿A Quién No Invitar a la Boda? 
6 Ideas para Preparar (Bien) la Lista de Invitados 


La primera vez que apareció el post Motivos para Celebrar una Boda Pequeña fue en el blog de ¿Quien Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Motivos para celebrar una boda pequeña by ¿Quién dijo boda? - Arancha is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

15 noviembre, 2017

Cómo Organizar el Espacio de la Ceremonia

Cuando se organiza una boda la mayor parte del tiempo, el esfuerzo y el dinero se dedica a la recepción y a la fiesta posterior; aunque se le debería dedicar una buena parte de la atención a la ceremonia, puesto que es realmente el núcleo de la boda, la que le da sentido a todo lo demás. Y esto es válido para las bodas religiosas, las civiles o incluso las simbólicas.


Opino que son tan importantes, que merece la pena negarse a las ceremonias en serie, las que no tienen alma. Para lograr que ese momento ese emotivo y especial hay que cuidar el guión, los textos que se vayan a leer en ella, los votos y también el espacio en el que se va a celebrar.


Claro que, en el caso de que la boda sea religiosa, tendrás que plegarte a lo que te permita quien oficie la boda; aunque siempre puedes intentar negociar algunos cambios. Y si se trata de ceremonias civiles celebradas en dependencias oficiales, te dejarán poco margen para elegir cómo disponer el mobiliario, la decoración y lo que se diga o se lea en ellas.


Por eso siempre es más fácil tener una boda personalizada cuando es civil o simbólica y fuera de espacios oficiales. En este post quiero ayudarte precisamente a organizar el espacio de tu ceremonia con consejos básicos.


No te lo pierdas...


Cómo organizar el espacio de la ceremonia


La planificación


Dile no a los espacios sin personalidad, si te es posible. Si ves fotos de los montajes de ceremonias y todas son iguales, pide que te permitan personalizarlo a tu gusto... o cambia de lugar.


A la hora de planificar la zona de la ceremonia debes tener en cuenta las posibilidades del espacio, el número de invitados y el tipo de boda que tienes en mente.


En caso de que el espacio disponible sea reducido y el número de invitados sea alto, puedes dejar una zona libre de asientos en la parte trasera y en los laterales para que algunos asistentes sigan la ceremonia de pie. Eso sí, en este caso la ceremonia debe ser corta, por respeto a los asistentes que no puedan sentarse.


Los asientos


Las sillas deben ser bonitas, pero también funcionales. En ocasiones es fácil dejarse llevar por la creatividad, sin pensar en la comodidad de quienes se van a sentar en ellas. Si pones balas de heno a modo de asiento, ten presente que éste no es precisamente suave y que puede enganchar los tejidos delicados de los vestidos de fiesta. Si quieres utilizar las balas, no te olvides de forrarlas. O si vas a tener una boda a mediodía con sol, evita las sillas que se recalienten en exceso, como las de metal o plástico, o las que están forradas de materiales que mantienen mucho el calor.


La distancia entre asientos debe ser suficiente para que los asistentes estén confortables. Es una boda, no un vuelo en una compañía low cost.


La colocación de las sillas y el pasillo nupcial debe ser estética, pero ante todo debe ser práctica. 
 

Pasillo nupcial
 

La disposición y el acceso


A la hora de organizar la disposición de las sillas, se puede prescindir del orden tradicional.  No es necesario colocar dos bloques iguales de sillas, dejando un pasillo en medio, se pueden organizar las  en semicírculo, en círculo, en espiral, en "U", etc.  Incluso se pueden ordenar las sillas para que el pasillo nupcial cree formas sinuosas o geométricas, de ese modo alargaréis vuestra caminata hacia el altar, algo muy interesante en lugares en los que la sala no tiene mucho fondo.


El acceso desde el coche o lugar en el que esperéis cualquiera de los dos para entrar no debe ser muy alejado del pasillo nupcial. Especialmente si a ese trayecto van a transitar o esperar los invitados, porque hay muchas posibilidades de que os paren para saludaros y el comienzo de la ceremonia se ralentice. Por ejemplo, si celebras la boda en un hotel y para llegar al pasillo nupcial tienes que entrar por el aparcamiento y rodear buena parte del edificio hasta llegar al jardín en el que tendrá lugar la boda, te podrás encontrar con varios invitados o con clientes del hotel, te pondrás más nerviosa (todavía) y puede que tengas problemas con tu vestido o tu velo si el espacio es estrecho. Mejor planifica tu entrada desde otro lugar en el que tengas que pasear menos para llegar al pasillo nupcial.


El pasillo


Es conveniente que coloques algún elemento que marque el comienzo del pasillo nupcial propiamente dicho. Pueden ser elementos decorativos como flores o plantas, también puede ser una cinta al comienzo del pasillo para que la cortéis cuando entréis, o incluso una puerta como símbolo del camino que comenzáis con el matrimonio.


Es recomendable que pongas alguna decoración en la zona del pasillo, aunque hay que evitar aquellos elementos que puedan estorbar el paso del cortejo nupcial.


Pasillo nupcial en ceremonia de boda


Mi consejo es que cierres el pasillo, colocando cintas, guirnaldas o elementos que dificulten el acceso. Si el paso queda abierto, lo pisarán antes de que entréis vosotros y es fácil que lo ensucien o arrastren la decoración con los pies. Y cerrándolo también evitarás que lo crucen mientras camináis hacia el altar para saludaros, para hacer fotos (estorbando al fotógrafo) o para charlar con otros asistentes en medio de la ceremonia.


La mesa de la ceremonia


La mesa debe contar con espacio suficiente para que el oficiante pueda disponer sus herramientas de trabajo, tanto si se trata de una ceremonia religiosa como civil o simbólica.


La mesa o altar debe ser útil, no sólo un elemento decorativo. Nunca se me olvidará una boda en la que la decoradora le dijo al oficiante que colocase su guión y las actas en la mesa, pero sin desordenarla mucho... La mesa está para oficiar en primer lugar, si además está bellamente decorada, mejor.


La distancia de la mesa a vuestros asientos debe ser suficiente para que permita el paso de ambos con holgura, teniendo en cuenta el volumen de la falda del vestido y el velo. Aunque nunca debe estar demasiado lejos del oficiante, porque éste debe dirigirse a vosotros y la ceremonia puede quedar fría y distante. Y con más razón si tiene que entregaros un micrófono para que pronunciéis los votos, porque si está muy alejado, tendrá que estirarse o salir de detrás de la mesa o atril cada vez que tenga que daros el micro.


Lo ideal es que la mesa esté vestida, salvo que su diseño sea excepcional y justifique que se presente desnuda. Debe diferenciarse de las mesas de decoración, y eso se consigue cuando se viste debidamente. 


Mesa de ceremonia
 
 
Si hay otra mesa para colocar las actas o elementos para la ceremonia simbólica, es importante que esté situada en un lugar visible y al que se pueda acceder fácilmente. También hay que evitar que esté demasiado pegada a la mesa de ceremonias para no recargar es espacio.


En caso de que la ceremonia sea de mañana, evita las velas, porque éstas sólo se encienden en la tarde-noche. Y si se trata de una ceremonia a la caída del sol, ten cuidado con el viento a la hora de mantenerlas prendidas. 


La colocación de los novios


Lo habitual es que los novios se sienten dando la espalda a los invitados, con la novia situada a la izquierda y el novio a la derecha (según se mira hacia la mesa de ceremonias), aunque cada vez hay más parejas que prefieren situarse de cara a los invitados. En este caso lo ideal es colocar los asientos de los novios y la mesa de ceremonias mirando a los asistentes, pero formando un ligero ángulo. Si se coloca todo el mobiliario mirando en paralelo a la primera fila de invitados, podéis sentiros demasiado expuestos, además de que parecerá que se trata más de una conferencia que de una boda. 


Boda civil


La seguridad


Ten cuidado con las alfombras y moquetas. Deben estar hechas de un material que soporte bien las pisadas. Todavía recuerdo con horror un pasillo alfombrado por papel tipo kraft, sobre un suelo de grava. Un desastre total, que por cierto no diseñé yo. Según comenzaron a pisarlo las invitadas, se fue agujereando y ensuciando; de modo que cuando la novia hizo su entrada, parecía caminar sobre un periódico viejo y comido por las polillas en lugar de una alfombra nupcial. También es importante que estén bien aseguradas, porque podéis sufrir caídas y tropezones, tanto vosotros como los invitados. Y, por supuesto, hay que tener en cuenta que hay alfombras y moquetas que pueden manchar la cola de tu vestido o el velo si es largo.


Evita que en el camino hacia la mesa de ceremonias haya ningún tramo de escaleras, así se reducen las posibilidades de tropezar o caer. También es conveniente que no haya desniveles y que el suelo sea firme.


Con reserva...


Pon carteles con la palabra "reservado" o el nombre del invitado que quieres que se siente en  determinados asientos. Aunque te parezca mentira, hay quien se atreve a ocupar los primeros asientos para ver mejor, aunque no tenga una relación muy estrecha con vosotros. En las pequeñas iglesias de pueblo incluso te puedes encontrar con vecinas de la localidad que se ponen en primera fila sin sonrojo, incluso sin estar invitadas a la boda. Ocurre pocas veces, pero ocurre.


Cuidando a los invitados


Coloca a las personas que vayan a participar en la ceremonia en asientos más cercanos al pasillo central o a los laterales. Así no tendrán que molestar a otros invitados para llegar a la mesa de ceremonias.


Reserva los asientos con acceso más fácil para los invitados que tengan movilidad reducida. Si hay alguien en silla de ruedas, retira uno o dos asientos en los laterales para que pueda acomodarse sin dificultad.


Procura que la zona de la ceremonia tenga un suelo firme, si no es así, facilítale las cosas a los invitados. Protectores de tacón, pasarelas o tarimas pueden ser una gran idea en suelos de arena, grava o césped.


¿Tienes ya pensado cómo estará organizado el espacio de tu ceremonia de boda?





Post relacionados:

Todo lo que Debes Saber sobre el Pasillo Nupcial 
14 Tips para Decorar las Sillas de Tu Boda 
Reservar Asientos en la Iglesia o el Juzgado: Importante


La  primera vez que apareció el post Cómo Organizar el Espacio de la Ceremonia fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo organizar la zona de la ceremonia by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.