05 diciembre, 2018

Barra de Quesos en la Boda: Sí, Quiero

Las barras o corners se han convertido en algo casi imprescindible en las bodas. Probablemente su éxito tenga mucho que ver con que aportan variedad y dinamismo al cóctel, la recepción o incluso a la recena. A los invitados les encanta acercarse a las barras para servirse ellos mismo, elegir entre varias opciones, charlar con otros invitados, disfrutar de otros alimentos distintos de los que se ofrecen en el menú oficial...


Y cada vez son más variadas y originales: de comida étnica, de arroces, de ostras, de mariscos, de croquetas, de setas, de ahumados, de encurtidos o incluso de platos regionales. Aunque siempre hay clásicos que funcionan sí o sí, como los puestos de cortadores de jamón... o las barras de quesos.


Por que sí, las estaciones de quesos son un acierto en la mayoría de las bodas. Si todavía no has decidido qué corners ofrecerás en la tuya, sigue leyendo, porque encontrarás buenas razones para darle el sí, quiero a una de estas barras de queso, cuando prescindir de ellas y consejos para prepararlas.


Barra de quesos en la boda: sí, quiero


Motivos por los que ofrecer una barra de quesos


El queso es un alimento que suele gustar a la mayoría de invitados (aunque seguro que habrá algunas excepciones), lo que garantiza el éxito en la boda.


Tienes una variedad enorme de quesos, lo que te permite crear barras de todo tipo: clásicas, creativas, por denominaciones de origen, por procedencia, por variedades...


Se pueden ofrecer en cualquier momento de la recepción. Son perfectas para completar el cóctel, para complementar la comida o la cena, para que el momento de los postres sea diferente e incluso durante la recena.


La barra o corner de quesos es fácil de combinar con otras opciones como un puesto de corte de jamón, una barra de embutidos o patés, un corner de encurtidos, una estación de ensaladas, una barra de frutas... y si junto a ella dispones una estación con un buen surtido de panes, serán las más visitadas de la boda.


Es un tipo de corner fácil de preparar.


El queso de por sí es un buen elemento decorativo, así que con poco esfuerzo puedes conseguir una barra muy estética


Tarta de quesos


Y cuando no hacerlo


Si la mayoría de invitados son veganos o vegetarianos estrictos, puesto que si bien es cierto que hay variedades veganas, estas no son suficientes para preparar una buena barra de este tipo de quesos.


Cuando el cóctel y el menú son muy copiosos, puesto que será contraproducente. Al final los invitados no terminarán ni el cóctel, ni la comida o cena, ni probarán apenas los quesos. O terminarán con una tremenda indigestión, lo que implica que no disfrutarán de la fiesta posterior y se irán pronto a su casa.


Cuando el queso no maride bien con el menú, puesto que habrá platos que por sus ingredientes y preparación no admitan bien este alimento.


Cuando no dispongas de sitio para montar una barra de quesos en condiciones. Ten en cuenta que necesitarás espacio para disponer las diferentes variedades de forma que los invitados puedan acceder a todas de manera cómoda y estética, nada de apiñar los quesos de mala manera. Otro punto a tener presente es que se deben poder colocar con holgura platitos, cubiertos, servilletas, complementos... Y, por supuesto, debe ser de fácil acceso para todos los asistentes.


Si no vas a destinar un presupuesto mínimo para este fin, ya que para que la barra quede lucida es necesario que haya cierta cantidad y variedad


Consejos a tener en cuenta


Habla con el responsable del lugar en el que vaya a tener lugar la recepción para saber con cuánto espacio cuentas para la barra.


Una vez que tengas claro con el sitio con el que cuentas, haz un cálculo de cuántas variedades podrás ofrecer.


Variedades de queso


A la hora de hacer un cálculo de cantidades que necesitarás, lo habitual para este tipo de barras es contar con una cantidad de entre 100-130 gr. por persona. 


Consulta con el proveedor de gastronomía qué tipo de quesos te recomiendan ofrecer. Si van a prepararla ellos, puede que te impongan las variedades con las que trabajen; si no te gustan, pídeles que te las cambien o que te permitan surtirla tú. En ese caso, te aconsejo que vayas a una tienda especializada en quesos para que te asesoren, y no te olvides de llevar el menú que se servirá para que lo tengan presente. 


Tienda especializada en quesos
Consulta con un experto en quesos para elegir los que ofrecerás en el corner más visitado de la boda


También debes tener en cuenta el estilo que quieres imprimir a la boda. Por ejemplo, si va a ser rústica, quizás deberías apostar por quesos artesanos y de elaboración sencilla. Si quieres que sea multicultural, puedes apostar por quesos de diferentes nacionalidades. O en caso de que apuestes por una boda eco, busques quesos ecológicos y de producción local.


Lo ideal es que haya quesos para todos los gustos, tanto los más suaves como los más fuertes. 


Queso azul


No te olvides de poner algún queso vegano en caso de que sepas que hay uno o varios invitados que siguen este estilo de vida.


Otro punto importante es la época del año y si se servirá en interior o en exterior. Los quesos necesitan una determinada temperatura para apreciar todas sus cualidades organolépticas, así que si la boda se celebra en verano, en exterior y con mucho calor, puede que no sea la mejor elección.


Aunque coloques algún queso entero en la mesa en la que dispongas los quesos, procura que todos ellos estén debidamente cortados, porque así los invitados se los podrán servir más fácilmente, las piezas de queso no correrán el riesgo de estropearse por un mal corte y, además, el servicio será mucho más higiénico. Las piezas grandes pueden funcionar como decoración y, si hace falta cortarlos, es mejor que lo haga el personal que esté sirviendo la recepción.


Presenta los quesos en platos, bandejas y otros expositores bonitos y apropiados para ello. Tampoco está de más colocar algún elemento decorativo, pero que no interfiera a la hora de apreciar los alimentos o de acceder a ellos


No te olvides de disponer unos platos pequeños, cubiertos para servirse, servilletas y aderezos.


Los complementos variarán según el momento en el que se ofrezca la barra de quesos, de si hay otros corners complementarios y del menú que se sirva durante el cóctel o la recepción. Por ejemplo, si no hay más barras y el queso se ofrece a los postres, conviene poner fruta fresca como higos o uvas (incluso frambuesas o frutos rojos deshidratados), frutos secos, mermeladas, gelatinas, membrillo, chutneys, miel, etc. En caso de que se presente en el cóctel o la recepción se pueden poner diferentes tipos de panes, picos, patés, aceitunas, entre otros alimentos.


Queso y aderezos


Si ofreces este tipo de corners durante el cóctel, te recomiendo que lo complementes con bebidas que mariden bien con los quesos que se sirvan (vino, jerez, cava, cerveza artesana...). Puedes pedir que coloquen las bebidas y los vasos al lado de los quesos o que los distribuyan los camareros.


Coloca carteles identificando los diferentes quesos, con su nombre, procedencia y su denominación de origen. También puedes complementarlo con alguna otra información sobre cómo consumirlo o algo que os inspire a vosotros esa variedad.


Puedes poner un cartel en el que se explique cuál es la mejor forma de comer los quesos, en cuanto a orden y aderezos. En cuanto al orden, los quesos deben comerse desde los más suaves a los más fuertes, como los que están ahumados o los azules. Respecto a los aderezos lo más recomendable es consultar a un profesional.


Cartel identificador para queso
Puedes colocar carteles para identificar cada queso, con su origen y recomendaciones de consumo


Y si quieres darle un punto más refinado y gourmet, puedes contar con un maestro quesero (maître fromager) o afinador (affineur) de quesos para que asesore a los invitados y ofrezca los quesos. Si un buen jamón debe ser cortado por un cortador profesional, no hay nada mejor que contar con un maestro quesero o afinador para que tus invitados disfruten al máximo de estos deliciosos alimentos.


¿Pondrás ahora una barra de quesos en tu boda?




Post relacionados:

Errores con los Corners en las Bodas 
Cómo Conseguir una Candy Bar Perfecta
Consejos para una Barra de Cócteles "10" en la Boda
Cómo Conseguir la Barra Libre Perfecta para Tu Boda


La primera vez que apareció el post Barra de Quesos en la Boda: Sí, Quiero fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Barra de quesos en la boda: sí, quiero by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

28 noviembre, 2018

¿Qué Hacer si Enfermas el Día de la Boda?

La mayoría de las novias temen que algo salga mal el día de la boda. Y probablemente alguno de esos miedos te suene de algo. Que en la floristería le entreguen tu ramo a otra novia por error, que la peluquería sufra una inundación la noche antes y no te puedan peinar, que el coche que te va a llevar a la ceremonia tenga una avería, que el oficiante llegue tarde, tropezar al caminar por el pasillo nupcial, que se caiga la tarta nupcial al colocarla en la mesa en la que la vais a cortar, que haya un corte de energía justo cuando va a comenzar el baile, que el fotógrafo pierda la cámara de fotos y os quedéis compuestos y sin álbum...


Los miedos preboda que atenazan a las novias (y los novios) son muchos. Y la mayoría de esos temores no tienen ninguna justificación más allá los nervios y la necesidad compulsiva de controlar todo y a todos que tienen (tenemos) muchas personas.


Aunque hay un miedo prenupcial que sí cuenta con cierta base, y es el de enfermar el día de la boda. Ninguno estamos libres de caer enfermos, y el estrés y el cansancio previos a la boda pueden desencadenar alguna dolencia o malestar. Y si bien es cierto que es algo que no puedes controlar, al menos puedes prevenirlo y paliarlo en cierta medida. Sigue leyendo y averigua cómo evitar sentirte mal el día de la boda y qué hacer si enfermas.


¿Qué hacer si enfermas el día de la boda?


Cómo prevenir enfermedades, dolencias y accidentes preboda


La alimentación


No hagas dietas muy estrictas y menos sin supervisión médica, porque las carencias nutricionales pueden desencadenar enfermedades.


Evita comer demasiado los días previos a la boda. No querrás estar hinchada o acabar con una tremenda indigestión.


Y, por el contrario, no dejes de comer, por muy nerviosa que estés. Necesitas energía e hidratación para hacer frente a tu gran día.  


Comida saludable


No pruebes alimentos que nunca has comido un par de días antes de la boda, por si pudiesen producirte alergias o indigestión.


No comas aquello que sabes que te sienta mal, o lo que te provoca problemas gastrointestinales o dolores de cabeza. 


Evita la comida que sea indigesta o que pueda provocarte gases, incluidas las bebidas carbonatadas y el chicle.


El mismo día de la boda come algo ligero, pero no estés con el estómago vacío.


Hidrátate lo suficiente.


El sueño


Duerme lo suficiente, aunque sea difícil hacerlo los días previos, con tanto estrés y tareas de última hora.


Chica durmiendo sobre una almohada


Y, sobre todo, procura dormir mucho y bien la noche antes de la boda.


Medidas higiénicas


Lávate las manos con frecuencia, especialmente tras tomar el transporte público, pagar con dinero en efectivo, tras saludar a mucha gente con un apretón de manos, después de empujar un carrito de la compra (tienen una cantidad de bacterias enorme, entre ellas la temida E. coli), después de manejar un teclado o una pantalla táctil (incluso si son tuyos), después de haber jugado con niños, etc.


Lleva unas toallitas o un gel que sean desinfectantes para limpiar las manos cuando sea necesario. 


Procura no llevar tus manos a la boca y las zonas próximas, sobre todo si no te has lavado las manos antes; así reducirás el riesgo de contagio.


Rehúye las aglomeraciones, porque cuando hay muchas personas reunidas, sobre todo en interiores, es más fácil que contraigas alguna enfermedad.


Si alguien de tu entorno ha caído enfermo con catarro, gripe o gastroenteritis, no le visites o al menos no le beses o le estreches la mano. Si le explicas que vas a casarte en pocos días entenderá que hagas todo lo posible por no contagiarte.


Pañuelos de papel, infusión y gafas


Evita los cambios bruscos de temperatura.


Mantén las estancias en las que pases la mayor parte del tiempo bien climatizadas, ni con mucho frío ni con mucho calor.


Procura que en las habitaciones no haya mucha sequedad en el ambiente, para que no se reseque tu garganta y tu nariz.


Pregúntale a tu médico o farmacéutico si te convendría tomar probióticos (y prebióticos) para mejorar tu microbiota intestinal y evitar problemas gastrointestinales y mejorar tus defensas. 


Mejor prevenir...


Opta por el transporte público en lugar del vehículo privado, así minimizarás el riesgo de accidentes.


No te excedas a la hora de hacer ejercicio en el gym, para no arriesgarte a las agujetas, las sobrecargas y las lesiones de cualquier tipo.


Evita los deportes muy exigentes o los que sean de riesgo, para no exponerte a accidentes y lesiones.


Novia practicando escalada


Los dos días previos evita los lugares con mucho humo o en los que haya tanto ruido ambiente que te obligue a forzar la voz, para esquivar el dolor de garganta o la ronquera. 


Medicamentos


En el kit de emergencia deberías incluir medicamentos para prevenir y paliar dolencias y molestias leves, así como los que necesites para tratar problemas crónicos o enfermedades ya existentes. Eso sí, siempre recetados por un médico, por una enfermera o al menos recomendados por un farmacéutico.


Evita la automedicación, porque puede ser peor el remedio que la enfermedad, literalmente. Piensa que hay muchos medicamentos que pueden provocarte reacciones adversas, incluso alergias serias.


Píldoras


Lo ideal es que tu kit de supervivencia para novias incluyas un analgésico y/o antipirético, algún remedio para la ronquera o los dolores de garganta, un producto para tratar los problemas gastrointestinales, un antigripal (si es época de gripe), antihistamínicos (si tienes alergias), una pomada con hidrocortisona por si te pica alguna abeja o tienes alguna erupción en la piel y un repelente para mosquitos (si la boda va a ser en exterior). Y recuerda que estos medicamentos y remedios deben estar recomendados por un profesional de la salud.


Cómo paliar los síntomas


Si ese día amaneces sintiéndote mal, que no cunda el pánico. Es muy normal, porque los nervios ante la boda y el estrés de los preparativos pueden desencadenar cierto malestar. Probablemente con el paso de las horas (y unos cuantos mimos de tus familiares y amigos) tus molestias desaparezcan como por arte de magia.


Si, ojalá no suceda, te levantas muy enferma el día de la boda, ve al médico a primera hora o pide que te visite a domicilio antes de tomar una decisión drástica como anular la boda. En muchas ocasiones el doctor podrá solucionar tus problemas de salud rápidamente, dejándote como nueva para dar el "sí, quiero". 


Chica enferma sobre una cama


En caso de que te encuentres mal cuando llegue el momento de la ceremonia, pídele al oficiante que la abrevie lo máximo posible y échate una pequeña siesta hasta que se sirva el cóctel.


Si vas a tomar medicación, procura tener cuidado con el alcohol, porque casi siempre interfieren y puedes sufrir efectos desagradables.


Cuidado con el exceso de medicamentos, porque puede que estés tentada de tomar más cantidad para sentirte mejor más rápidamente, y puede que lo que consigas es una intoxicación. Sigue escrupulosamente la dosificación que te haya indicado tu médico o la que figure en el prospecto. 


En caso de tomar medicación, pídele a tu doctor o farmacéutico que te receten fórmulas que no provoquen somnolencia. 


Si te levantas con dolor de garganta o afonía puedes recurrir a medicamentos específicos para tratarlos (ya sabes, recomendados por un profesional de la salud), o también puedes hacer gárgaras de agua con sal o tomar una infusión con jengibre, miel y limón. Y, desde luego, evita hablar en todo el día para reservarte para la ceremonia y el momento de atender a los invitados.


Ante las náuseas puedes recurrir a un medicamento de farmacia, aunque también funcionan las infusiones de jengibre o manzanilla, la canela o incluso los caramelos y chicles de menta


Infusión con miel y jengibre


En caso de que te hayas hecho un esguince antes de la boda, ve al médico para que te confirme el tipo de lesión y las medidas que debes tomar. Si te sucede el mismo día, procura mantener el pie en alto sin hacer esfuerzos las horas previas, ponte un vendaje, tómate un analgésico que te recomienden en la farmacia y, si es posible, deja tus taconazos en casa y ponte un calzado más cómodo.


Si amaneces con irritación ocular, acude al médico para que la trate. Si no te da tiempo a visitar a un doctor, pásate por la farmacia y pide que te dispensen algún producto que te pueda ayudar a bajar la irritación y la rojez. Y en caso de que tus ojos sigan más rojos que las fresas de Aranjuez en plena temporada, piensa que los fotógrafos hacen verdaderas maravillas con el retoque.


Si tu nariz está roja y despellejada, porque el resfriado o la gripe te han atacado sin piedad, puedes paliarlo utilizando manteca de karité, aloe vera, productos específicos como el que tiene Neutrogena, o pinchar una cápsula de aceite de onagra y aplicártelo en la zona que esté afectada. En cualquier caso, una buena maquilladora puede hacer milagros con este tipo de contratiempos.


Si te has pasado con la copas la noche anterior, procura hidratarte bien, date una ducha reparadora, desayuna (aunque no tengas ganas) incluyendo cereales integrales y proteínas de alto valor nutritivo, y tómate un analgésico si es necesario. 


¿Te ha venido la regla y tienes fuertes calambres? Aplícate calor, pero que no sea muy intenso, porque puedes tener una hemorragia mayor. Otra solución es comer alimentos con magnesio como el chocolate negro, los frutos secos, las semillas como la chía, el sésamo, o las pipas de calabaza, el bulgur, las espinacas, el puré de patatas... Y, claro, también funcionan los analgésicos. También puedes tomar infusiones de azahar, salvia o melisa, que suelen funcionar bien para estos casos, siempre que no te las haya desaconsejado tu doctor.


Chica enferma con una bolsa de agua caliente sobre el vientre


Espero sinceramente que no tengas que recurrir a estos consejos el día de tu boda y que puedas disfrutar de ese día con salud. 




Post relacionados:

Cosas que (Casi) Todas las Novias Temen
No Siempre Podrá Ser Todo como Tú Quieres...
Qué Hacer si la Boda se Aplaza o Se Cancela


La primera vez que apareció el post ¿Qué Hacer si Enfermas el Día de la Boda? fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
¿Qué hacer si enfermas el día de la boda? by ¿Quién dijo boda? - Arancha is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

21 noviembre, 2018

Cómo Preservar y Teñir Paniculata para Tu Boda

La Gypsophila paniculata, también conocida como paniculata, gisófila, velo de novia, espuma blanca o baby breath, es una de las flores silvestres más utilizadas en las bodas. Son flores tan delicadas a la vista como resistentes, lo que las hace perfectas para decorar, incluso para formar parte de los ramos de novia, boutonnieres o incluso tocados.


Quizás tenga una única pega: su color natural es blanco. Y puede que en blanco no encaje demasiado con tu outfit nupcial o con la deco de tu boda. Aunque, que no cunda el pánico, porque es una flor que se puede teñir fácilmente, y te lo voy a demostrar a continuación.


Mi consejo es que, cuando tiñas estas flores, las preserves antes, para que el tinte quede más bonito y para que puedas manipularlas sin problemas a la hora de preparar tus montajes. Así que en este tutorial comparto contigo cómo preservar preservar y teñir la paniculata, además de darte algunas ideas para incorporarla a la boda.


Cómo preservar y teñir paniculata para tu boda


Preservación


Ingredientes para preservar la paniculata o gypsophila


Paniculata
Agua
Glicerina líquida
Recipiente profundo para poner la paniculata


Como preservar las flores


Mezcla en un recipiente 2 partes de agua por 1 de glicerina. El agua debe estar tibia para que la glicerina se disuelva bien.


Coloca la ramas de paniculata dentro del recipiente con las flores hacia arriba, procurando que todos los tallos estén en contacto con la mezcla.


Paniculata


Déjalas reposar en el agua con glicerina durante unos días. Lo ideal es que estén entre 3 y 5 días.


Una vez pasado ese tiempo saca las flores y seca los tallos.


Ata los tallos y ponlos a secar boca abajo en un lugar seco, en el que circule bien el aire.

 
Pasado ese tiempo ya tienes la gypsophila lista para trabajar con ella. Verás que tiene el mismo aspecto que si estuviese fresca, con la diferencia de que las flores estarán como esponjosas y que no se romperán ni se caerán de los tallos con tanta facilidad.


Con el paso del tiempo, el verde de los tallos irá amarilleando y las flores tomarán un tono blanco roto (si no las tiñes), pero seguirá estando en perfecto estado y podrás hacer con ellas lo que quieras sin miedo a que se desmenucen o se estropeen.


Tinte


Ingredientes para teñir las flores


Agua
Tinte
Recipientes de plástico o cristal
Guantes de látex


Cómo teñir las flores


Antes de nada, prepara la mesa en la que vayas a trabajar con un plástico o protector, porque los tintes manchan una barbaridad.


Y precisamente porque manchan mucho, ponte los guantes de látex antes de manipular los tintes.


Vasos, agua y tintes para preparar la paniculata


Prepara uno o varios recipientes con agua, del tamaño apropiado para la cantidad y el largo de los tallos de gypsophila que vayas a teñir.


Rellena los recipientes con agua, hasta aproximadamente ¾ de su capacidad.


Vierte unas pocas gotas de tinte en el recipiente con agua. Con poca cantidad obtendrás un color intenso, aunque deberás ser tú quien decida si quieres la paniculata más o menos oscura.


Gotas de tinte rosa oscuro para teñir gypsophila


Vasos con tinte para teñir paniculata


Coloca las ramas de la gypsophila boca abajo en el agua, procurando que se cubran todas las flores.


Paniculata en vasos con agua y tintes de diferentes colores


Déjalas en el agua unos minutos hasta que se tiñan por completo. Si quieres que el tinte sea más intento, puedes dejarlas más tiempo.


Una vez pasado el tiempo de exposición, saca las ramas y déjalas secar sobre papel absorbente en horizontal unos 15 minutos, una vez que se haya absorbido el exceso de tinte y agua, coloca las ramas en vertical, en un jarrón o vaso y permite que se sequen por completo.


Paniculata secándose sobre papel


Paniculata secándose sobre papel


Una vez secas, verás que las flores no destiñen y que puedes manipularlas fácilmente para hacer tus montajes decorativos y DiY de todo tipo.


¿Y para qué las uso?


Para confeccionar o completar tu ramo de novia.


Paniculata teñida en diferentes colores


Para hacer tocados o decorar tu peinado de novia.


Para el boutonniere del novio.


Boutonniere confeccionado con paniculata y espiga teñidas


Para decorar las invitaciones o los menús de la boda. 


Sobre para invitaciones de boda decorado con cinta de organza y paniculata


Para decorar los distintos espacios de la boda.


Bombilla decorativa con paniculata teñida en rosas y malvas


Para darle un toque especial a los envoltorios de los regalos de tus invitados.


¿Te animas ahora a darle color a tu boda?




Post relacionados:

Cosas Preciosas para Hacer con el Ramo Tras la Boda
Boutonniere Rústico DiY. Con Aroma a Lavanda
Boutonniere Rústico DiY. Sencillo y Original
DiY: Cómo Hacer un Ramo de Espigas


La primera vez que apareció el post Cómo Preservar y Teñir Paniculata para Tu Boda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Cómo preservar y teñir paniculata para tu boda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

15 noviembre, 2018

Consejos para Decorar las Sillas de los Novios

Las sillas en las bodas han pasado de ser mero mobiliario funcional y ya cuentan con un lugar preferente en la decoración de la boda. Se eligen con mimo, se personalizan y se decoran.


En un post anterior, 14 tips para decorar las sillas de la boda, te comenté cómo personalizarlas y adornarlas en general, pero hoy quiero centrarme en cómo decorar las sillas de los novios, tanto para la ceremonia como para la recepción.


Venga, toma asiento y sigue leyendo...


Consejos para decorar las sillas de los novios


Antes de nada


Las sillas que elijas, ante todo, deben ser cómodas, incluso aunque no pasaréis mucho tiempo sentados en ellas. Tienes que tener en cuenta que el vestuario no es el habitual y eso puede dificultar el mero hecho de acomodarse en las sillas y permanecer sentados. El vestido largo, la falda voluminosa, el velo, el chaqué o el traje de chaqueta pueden resultar incómodos de por sí, así que no conviene añadir un extra con unos asientos poco confortables. 


También debes tener presente que si las sillas no son cómodas, mantener una buena postura será casi imposible, y eso se acabará plasmando en las fotos y en el vídeo. Y por último, y no por eso menos importante, ese día los dos estaréis nerviosos y cansados, por lo que no conviene añadir más estrés con unos asientos poco adecuados.


La elección de las sillas


Si en el lugar en el que se celebre la ceremonia o la recepción no te proporcionan unas sillas adecuadas, te aconsejo que las lleves tú de casa o las alquiles.


Los escabeles o bancos que suelen ponerse en las iglesias o en los lugares en los que se celebran ceremonias civiles son una opción poco recomendable. Como no podréis apoyar la espalda es probable que estéis incómodos y que os acabéis encorvando. Es cierto que en el caso de la novia, es un tipo de asiento muy lucido, porque si está de espaldas a los asistentes, estos verán la espalda del vestido, el peinado y el velo; pero es poco confortable, admite poca decoración y es más difícil sentarse en él con un vestido voluminoso.


Evita las sillas vestidas con una funda y un lazo, como los que suelen ponerse de serie en muchos hoteles y otros espacios en los que se celebran eventos. Es algo anticuado y poco personal. Si debes aceptarlas por el motivo que sea, quita el lazo y personaliza la funda con flores u otros detalles decorativos. Recuerda ahora se tiende a no vestir los asientos, permitiendo que éstas se vean, de hecho las hay preciosas y tienes una gran variedad de sillas para escoger


Silla para novia con el cartel "Mrs."


La colocación


La ubicación de las sillas más tradicional en el caso de la ceremonia es de cara al oficiante y dando la espalda a los invitados. Aunque ahora es más frecuente colocarlas en un lateral respecto de la mesa de ceremonias o el altar, o incluso haciendo una diagonal. Según la colocación de las sillas tendrás que centrar la decoración en la parte trasera o en la delantera, para que los invitados puedan disfrutar de ella. 


Silla dorada para novios


En el caso de la recepción también debes tener esto en cuenta. Si hay mesa presidencial de cara a los invitados y con una pared o ventanal detrás, lo recomendable es decorar la parte delantera. Si la mesa presidencial estará en el centro de la sala, con mesas de invitados a la espalda, convendrá decorar la parte trasera de los asientos, o incluso ambas.


Detalles que importan


A la hora de decorar las sillas es importante tener en cuenta que éstas sirven para sentarse, por lo que no debe haber elementos que lo dificulten, por su volumen o por sus características.


Evita los detalles que puedan rozar la piel. Y también los que puedan manchar, rasgar o engancharse en la ropa. Los bordes que pinchan o cortan, ciertos tipos de pintura, las purpurinas mal aplicadas o las flores con polen que pueda manchar pueden ser una mala idea a la hora de decorar las sillas de la boda.


Procura que la decoración esté bien sujeta, para que no se descoloque o se caiga a la hora de sentarse.


Sillas preparadas para ceremonia


Evita el exceso de la ornamentación, porque la atención acabará centrándose en las sillas en lugar de en vosotros dos. 


La decoración


Tanto el color como las texturas y los detalles que utilices en los asientos deben ser congruentes con el resto de la decoración y el ambiente de la boda.


Las flores y hojas son siempre un buen recurso para decorar las sillas de la boda, aunque también puedes emplear otros elementos como las piñas, el algodón natural, las espigas, etc. Colócalas en un lateral, en los dos, en forma de guirnalda o de corona...


Sillas para los novios decoradas con flores frescas y carteles con mensaje


Otra opción natural es la de las frutas, como cítricos, manzanas, pequeñas calabazas, bayas o incluso frutos secos.


Y si no quieres flores y hojas naturales, siempre puedes recurrir a las de tela o papel.


Las telas también son una gran idea. Ponlas entretejidas en el respaldo de la silla, sujétalas con un lazo unas flores o déjalas caer en diagonal sobre el respaldo, por ejemplo.  


Sillas para los novios decoradas con telas y flores


También puedes atar cintas al respaldo de las sillas, para aportarle un toque boho. 


En el caso de los tejidos hay que tener en cuenta que no deben estorbar a la hora de sentarse y levantarse, evitando que puedan engancharse en las patas o que os caigáis si pisáis las telas o las cintas.


Atrévete con detalles únicos como un par de mantones de manila sobre el respaldo, un sombrero colgado detrás de cada asiento y que tenga que ver con el estilo de la boda y con vuestro vestuario.


Si quieres simbolizar vuestra unión, puedes colocar una guirnalda o tela que una ambas sillas. Eso sí, procura que os permita moveros a los dos con libertad a la hora de sentaros y levantaros. 


Otro elemento que es muy interesante a la hora de decorar las sillas de la boda son los carteles. Estos deben ser coherentes con la decoración de la boda, estar bien terminados y reflejar un mensaje. Pueden ser los típicos "Sr. y Sra.", "Mr. & Mrs.", aunque personalmente creo que comienzan a estar demasiado vistos. También pueden mostrar el nombre o las iniciales de ambos. O unos carteles con "Novia y Novio". O con "De ella para siempre y De él para siempre". O dos carteles, uno con "Para" y otro con "Siempre". Incluso puedes recurrir a frases cortas de amor, de letras de canciones o que tengan un especial significado para vosotros. En los asientos de la ceremonia puedes poner carteles o guirnaldas con un "Recién casados" o "Just married".


Espero que este post te haya dejado pegada (o pegado) al asiento ;)




Post relacionados:

Cómo Organizar el Espacio de la Ceremonia
12 Errores de Decoración que No Debes Cometer en la Boda


La primera vez que apareció el post Consejos para Decorar las Sillas de los Novios fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Consejos para decorar las sillas de los novios by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.