15 enero, 2020

Consejos para Elegir Tu Vestido Preboda

En un post anterior te hablé de las fiestas preboda. De cuáles son y de cómo organizarlas. Aunque también hay otro momento pre-wedding que no es una fiesta: la sesión fotográfica.


Ambos momentos se han convertido en imprescindibles para la mayoría de las parejas de novios, sin duda. Al fin y al cabo las bodas se han convertido en un todo relato, con su introducción, su desarrollo y su conclusión. Quizás por eso las fiestas pre y postmatrimonio son ya parte inseparable de la organización de cualquier enlace. 


Después de esta introducción tan filosófica voy al meollo del post... ¿y qué te vas a poner para tu preboda? Por supuesto la elección no es tan compleja como la del vestido de novia, pero sí que tiene su importancia. Si los momentos previos al matrimonio forman parte del mismo, es recomendable cuidar también su elección.


A continuación te doy algunos consejos para acertar a la hora de escoger tu vestido preboda, ¿te los vas a perder?


Consejos para elegir tu vestido preboda


Antes de comprarte un vestido preboda debes plantearte algunas preguntas: ¿cuándo lo vas a usar? ¿para una fiesta antes del matrimonio? ¿cómo será ese evento? ¿lo utilizarás para la sesión de fotos preboda? ¿lo quieres para ambas, fiesta y sesión fotográfica?


Si vas a tener fiesta y sesión preboda, puede que no quieras el mismo estilo de vestido para ambos momentos. Quizás desees un vestido elegante y sobrio para la celebración y otro más original y divertido para las fotos. O al contrario. Si hay discrepancia entre el estilo de vestuario que quieres para cada una, ni lo dudes, hazte con dos looks diferentes.


Pareja de novios delante de una puerta, ella con un vestido rojo y el cabello suelto


Como para el resto de las compras que hagas en la boda, márcate un presupuesto previo. Tanto para el vestido como para el resto de complementos. Piensa que el hecho de organizar una boda supone muchos gastos y conviene destinar el dinero a las prioridades que, con casi toda seguridad, no serán los momentos preboda. 


En caso de que tengas un presupuesto ajustado, quizás no debas sucumbir a la tentación de comprar y te convenga más reutilizar algún vestido bonito y adecuado para la celebración o la sesión de fotos. Incluso puedes alquilar, porque ahora tienes una oferta amplísima (y de lo más atractiva) para encontrar modelos preciosos y a muy buen precio. 


Novia con vestido de crochet y corona de flores con mirada soñadora


En cuanto al color, plantéate si quieres un vestido blanco con un cierto toque nupcial o prefieres algo más colorido y atrevido. Si el día de la boda vas a lucir dos vestidos blancos y muy de novia, mi consejo es que para la fiesta preboda busques algo con color y más de fiesta que nupcial. Aunque la decisión, por supuesto, es tuya. 


Foto preboda de novios, ella con un vestido blanco y enseñando el anillo


El estilo debe ser adecuado para el tipo de fiesta o de sesión fotográfica. Por mucho que te guste un vestido mini, palabra de honor, lentejuelas y con cientos de plumas en el bajo de la falda, si vas a celebrar una barbacoa con tus mejores amigos en una casa rural, no sería lo más adecuado. Y si la sesión fotográfica va a tener lugar en un lujosísimo palacete, puede que unos vaqueros cortísimos, una camisa de cuadros anudada a la cintura y unas botas cowboy no encajen demasiado bien. Vale, es una exageración, pero es la idea. 


Pareja tomada de la mano, ella con un vestido cruzado y con flores


En cualquier caso, para elegir el outfit para la sesión preboda, te aconsejo que consultes con tu fotógrafo para que te dé ideas y/o el visto bueno para lo que hayas elegido. A veces nos obcecamos en un tipo de vestuario que no va a ser el mejor para sacarle partido a las fotos y al lugar en el que se tomen. Cuanto más cómodo y simple sea lo que tanto tú como tu pareja lleváis puesto, más se centrarán las fotos en vosotros y en el escenario que hayáis elegido.


En el caso de la fiesta antes de la boda, salvo que sea de gala (y que haya baile después), te recomiendo que el vestido no sea largo. El largo midi o corto es más apropiado para ese momento. La excepción, si la fiesta es informal y vas a llevar un modelo de estilo boho o similar.


El vestido puede ser totalmente diferente al que vayas a usar el día de la boda, o puedes atreverte a llevar uno que sea una especie de avance de lo que será el que luzcas como novia. 




Y un último consejo: elige un vestido que puedas reutilizar. Tu bolsillo y el espacio en tu armario te lo van a agradecer. 


¿Ya has pensado cómo será tu look preboda?



Post relacionados:

Lo que No Te Contaron sobre la Búsqueda de Tu Vestido 
Cuestiones Imprescindibles para Comprar Tu Vestido 
Consejos Imprescindibles para Alquilar Tu Vestido de Novia


La primera vez que apareció el post Consejos para Elegir Tu Vestido Preboda fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda? 


Licencia de Creative Commons
Consejos para elegir tu vestido preboda by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

03 enero, 2020

Recopilación de 2019 de ¿Quién Dijo Boda?

Comienza el año y qué mejor forma de hacerlo que con una recopilación de los posts que he publicado a lo largo de 2019. Los he organizado por temáticas para que puedas consultar más fácilmente las entradas que te interesen.


Si hay algún asunto concreto sobre el que quieras que escriba este año 2020, no tienes más que decírmelo en el apartado de comentarios. Estaré encantada de hacerlo.


¿Me acompañas por este recorrido de todo lo que ha aparecido en el blog de Quién Dijo Boda durante 2019?


Recopilación de los post de 2019 de ¿Quién dijo boda?


Vestidos de novia

Claves para encontrar un vestido de novia sostenible
Atención novia: consejos para conservar la autoestima en el probador
Cuestiones imprescindibles para comprar tu vestido
Consejos para vender con éxito tu vestido de novia
Desastres con el vestido de novia y sus soluciones


Cuestiones imprescindibles para comprar tu vestido de novia


Zapatos de novia

Evita el dolor de pies el día de tu boda
Qué hacer con los zapatos de novia tras la boda


Belleza para la novia

Manicuras de novia para 2020
Atención novia: desastres de belleza y cómo solucionarlos 


Manicuras de novia para 2020


Novio

Consejos preboda para el novio
Gemelos para el novio: guía básica para elegirlos y llevarlos


Invitaciones

Cómo conseguir las invitaciones DiY perfectas 
¿Invito a mi ex a la boda? 
Cómo anular una invitación de boda 
Invitaciones de boda electrónicas: ventajas y desventajas 


Cómo conseguir las invitaciones DiY perfectas


Organización

Cómo organizar una boda de lujo
Cómo organizar una boda en un barco... sin marearse
Cómo organizar una boda en el jardín de tu casa
Cómo planificar el timing del día de la boda
Cómo organizar una boda accesible e inclusiva
Cómo crear el hashtag perfecto para vuestra boda
Cómo organizar una boda en un restaurante
Wedding planner, coordinador, director, decorador... ¿a quién contrato?
Storytelling: el secreto de una boda memorable
Cómo llevar el control de gastos de la boda
¿Qué hora es mejor para celebrar la boda?
Fiestas preboda: sí, quiero
Mucho cuidado con las fincas ilegales para bodas  


Cómo planificar el timing del día de la boda


Decoración

Consejos para decorar una boda invernal
Tendencias en decoración de bodas para 2020
Bombas de humo de colores para la boda
Claves para poner un arco decorativo en tu boda 


Consejos para decorar una boda invernal


Ceremonia

La ceremonia del Hilo Rojo del Destino
Desastres que pueden ocurrir en la ceremonia... y sus soluciones 
Consejos para elegir la música para la ceremonia civil 


La recepción

Errores a evitar en las mesas de boda 
Consejos para elegir con acierto el vino para la boda
Cómo manejar alergias, intolerancias y dietas especiales en la boda 


Errores a evitar en las mesas de la boda


Detalles para los invitados
 
Bolsas de bienvenida para los invitados  
Cómo presentar los regalos para los invitados de tu boda
Cómo entretener a los invitados en la boda  
Niños entretenidos, boda sin estrés 
Consejos para ser agradecidos con los invitados 


Cómo entretener a los invitados en la boda


Documentación y trámites

Qué es el permiso por matrimonio y en qué te afecta
Documentos necesarios para bodas entre españoles y extranjeros 


Y si has sido tú quien ha recibido la invitación...

Consejos imprescindibles para prepararles una sorpresa a los novios
Qué y cómo escribir en el Libro de Firmas de una boda 


San Valentín

Frases y poemas para San Valentín 


Me encantaría que en 2020 siguieses prestándome como hasta ahora un poquito de tu atención y de tu tiempo en este blog, que espero que te sea útil a la hora de organizar tu boda. ¡Nos vemos!



Post relacionados:

Recopilación de 2018 de ¿Quién Dijo Boda? 
Recopilación de 2017 de ¿Quién Dijo Boda? 
Recopilación de 2016 de ¿Quién Dijo Boda?  
Recopilación de 2015 de ¿Quién Dijo Boda?


La primera vez que apareció el post Recopilación de 2019 de ¿Quién Dijo Boda? fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda? 


Licencia de Creative Commons
Recopilación de 2019 de ¿Quién dijo boda? by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

25 diciembre, 2019

Desastres con el Vestido de Novia y Sus Soluciones

Elegir el vestido de novia no es una tarea fácil, no nos vamos a engañar. Desde que comienzas las búsqueda hasta que por fin recoges el vestido en la tienda con los arreglos terminados casi siempre hay un camino largo (y a veces estresante) por recorrer. Aunque es un esfuerzo que merece la pena.


Pero también es cierto que pueden ocurrir algunos pequeños (y grandes) desastres con el el vestuario nupcial, tanto antes de ponerte el vestido como el mismo día de la boda. Para poder hacer frente a los imprevistos que puedan surgir con tu vestido de novia, a continuación te cuento cuáles son los más habituales y sus soluciones.


Desastres con el vestido de novia y sus soluciones


El vestido no te ajusta bien


Esto puede ser debido a que no te lo hayas puesto bien, así que lo primero que deberías hacer es quitártelo y volvértelo a poner, poniendo cuidado en que todo esté en su sitio: escote, cuerpo del vestido, falda... Seguro que te ha ocurrido alguna vez que, al ponerte un vestido o una camiseta ajustada se te han descolocado las costuras de las mangas o del cuerpo y te ha dado la sensación de que no eran de tu talla, aunque no era cierto. Pues con el vestido de novia te ocurrirá lo mismo.


También debes tener en cuenta que los vestidos de novia suelen quedar más ajustados que el resto de la ropa, así que no confundas eso con el hecho de que no te cierre bien.


En caso de que te quede grande en la zona del busto, puedes ponerte unas almohadillas de relleno.


Novia ajustándose el vestido de encaje con ayuda


Si te queda grande en la cintura, puedes intentar ajustarlo con unas puntadas o apretar un poco el cinturón si lo lleva incluido. En caso de que no tenga cinturón, puedes ponerte uno que encaje con el diseño o incluso una cinta rematada con un lazo.


En caso de que el vestido te quede demasiado ajustado, puedes ponerte una faja o un sujetador reductor para intentar que encaje mejor. También puedes probar a dejar algún botón sin cerrar o dejar la cremallera a medio subir, utilizando algún imperdible o alguna puntada para cerrarlo bien. Luego sólo tienes que ponerte una chaqueta o un bolero encima para que no se vea.


Otra opción si te queda pequeño es vestido es hacer lo siguiente por orden de efectividad: tomar un baño con sales de Epson, tomar una ducha de agua muy fría y/o poner el aire acondicionado para que te deshinches un poco.


Consulta en el establecimiento o atelier en el que compres el vestido cómo ponértelo, cómo abrocharlo (y desabrocharlo)... eso te ayudará mucho el día de la boda.


Compra el vestido de tu talla, no te confíes pensando en que ya adelgazarás (o engordarás) para la boda, porque los arreglos, cuanto más numerosos y drásticos sean, empeorarán el resultado final, por muy buena que sea la modista.


Imprevistos de costura


Si se ha descosido un botón o una cremallera, tendrás que repararlo antes de ponértelo. Por eso es muy importante que tengas un kit de costura a mano y alguien que sepa usarlo, ya seas tú misma o alguien de tu confianza.


Hilo blanco y botón


El kit de costura debería incluir hilo (o hilos) del mismo color que tu vestido, unas tijeras, dedal, imperdibles de diferentes tamaños, etc.


También es conveniente tener a mano algún botón de repuesto, por si alguno se perdiese antes o durante la boda.


Y un truco imprescindible: no te olvides de cinta adhesiva de doble cara. Si se suelta un dobladillo o el tejido se rasga, podrás componerlo rápidamente. 


Si se rompe la cremallera, puedes coserla con el hilo de tu kit de costura. Si no lo tienes a mano, siempre puedes usar uno o varios imperdibles para solucionarlo. 


Invitada subiendo la cremallera del vestido a la novia


En caso de que la cremallera no cierre o se atasque, puedes bajar el cierre por completo y luego intentar subirla de nuevo. También puedes intentar enderezar los dientes ayudándote de unos pequeños alicates.


Si la cremallera se atasca, puedes utilizar una pastilla de jabón o un lápiz para lubricar los dientes. Eso sí, ten cuidado de que el tejido no se manche. Lo ideal es que el jabón o el lápiz sean del mismo color que el del vestido para evitar que si se mancha se note demasiado.


En caso de que la cremallera se haya quedado atascada definitivamente, puedes retirarla e intentar coser el vestido o incluso sujetarlo con varios imperdibles. 


Te recomiendo que revises exhaustivamente el vestido cuando lo recojas en la tienda o el atelier. Comprueba los botones, cremalleras y costuras. Si algo no está en perfecto estado de revista, pide que lo solucionen antes de llevártelo. 


Vestido de novia colgado de una percha


También es aconsejable hacer una segunda revisión el día antes de la boda, para comprobar que no haya nada fuera de su sitio.


A la hora de vestirte, comprueba que los botones están bien sujetos cuando los abroches. Si no lo están, cóselos bien antes salir rumbo a la ceremonia, porque corres el riesgo de que se suelten en el momento más inoportuno.


Espalda de vestido de novia de encaje con botones


Manchas


Una simple tiza puede ayudarte a camuflar las manchas de tu vestido, así que ten una a mano. Esto sólo te servirá si tu traje es blanco.


Nunca frotes las manchas, porque las empeorarás.


A la hora de limpiar no utilices papel, porque si tiene color puede manchar la tela, además de dejar restos de fibras sobre la tela. Es mejor usar una servilleta limpia o un paño limpio.


Antes de usar un quitamanchas, deberías haber leído la etiqueta de tu vestido, en la que se detallen las instrucciones de limpieza y cuidado del tejido. También es interesante pedirle consejo a la vendedora o la modista para actuar en caso de que te manches.


Si vas a utilizar un quitamanchas, prueba antes en una parte del vestido que no se vea, por si acaso.


Si tu vestido es de seda natural, no limpies las manchas con agua, porque dejarás un feo cerco por la humedad, además de extender la mancha inicial.


Las manchas blancas de desodorante no se suelen notar en los vestidos blancos, pero si tienen algo de color sí lo harán. En ese caso puedes frotarlas con una esponja (o servilleta) limpia y seca o incluso con unas medias o una toallita de las que se usan para limpiar las gafas.


Las manchas del dobladillos (siempre que estén secas) se pueden intentar limpiar con un paño limpio y seco, con una esponja de maquillaje o con un cepillo de los que tienen terciopelo en lugar de cerdas y que se usan para quitar pelusas.


Novia con la cola del vestido extendida sobre la arena húmeda de la playa


Siempre un "plan B"


Algo que te dejará mucho más tranquila si sucede algún imprevisto con tu vestido de novia es tener un "plan B". Si tienes un segundo vestido, podrás usarlo si tienes algún inconveniente con el primero. Si no vas a lucir un segundo modelo en la fiesta, te aconsejo que tengas preparado un vestido de fiesta que puedas usar si lo necesitas.


Mantén la calma


Lo peor que puedes hacer si tienes algún percance con tu vestido de novia es dejar que los nervios se apoderen de ti. Todo tiene solución y no deberías dejar que algo así te arruine el día más feliz.


Pide ayuda


Pide ayuda para vestirte. Incluso si el modelo es sencillo, agradecerás que haya a tu lado alguien que te eche una mano a la hora de vestirte. Piensa que tendrás que tener cuidado con el peinado y el maquillaje, evitar que se manche... Por no hablar de que estarás nerviosa y cualquier tarea, por muy sencilla que sea, te resultará más complicada.


Novia e invitadas ayudando con su vestido


Entre los invitados siempre hay alguien que es un experto en costura o que tiene mucha maña a la hora de arreglar todo tipo de imprevistos, así que tenlo en mente por si tienes que recurrir a esa persona. El mero hecho de saber que estará ahí te proporcionará mucha tranquilidad, aunque no ocurra nada.


Y esto es todo, aunque espero de corazón que nunca tengas que echar mano de ninguno de estos trucos con tu vestido de novia.




Post relacionados:

Lo que No Te Contaron Sobre la Búsqueda de Tu Vestido
Cómo Abrochar los Botones del Vestido de Novia 
Así es la Prueba de Vestido de Novia Perfecta 
Cuestiones Imprescindibles para Comprar Tu Vestido de Novia


La primera vez que apareció el post Desastres con el Vestido de Novia y Sus Soluciones fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Desastres con el vestido de novia y sus soluciones by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

18 diciembre, 2019

Consejos para Vender con Éxito Tu Vestido de Novia

¿Ya te has casado? Pues permíteme que te dé la enhorabuena y que te desee un matrimonio muy feliz. Y permíteme también que te haga una pregunta: ¿qué vas a hacer con tu vestido de novia después de la boda?


Hay novias que prefieren guardarlo como recuerdo o para regalarlo o prestarlo a otras mujeres de la familia o a amigas. Algo muy loable. Pero hay otras que prefieren sacarle un rendimiento y no dejar que se apolille en un altillo. Si tú eres una de ellas, en este post te doy algunos consejos para vender tu vestido de novia con éxito.


Consejos para vender con éxito tu vestido de novia


Cuando te lo quites después de la boda, procura guardarlo en un lugar ventilado, bien colgado y a salvo de humedades y polillas.


Revisa que está en buen estado, que no tenga manchas, que no tiene ningún roto, que no le faltan botones o trabillas, etc.


En caso de que el vestido se haya roto o tenga algún desperfecto, valora si te interesa llevarlo a arreglar para obtener un mejor precio. En caso de que quieras dejarlo tal cual, indica cuáles son sus taras en el anuncio. Si no te gusta que te engañen a ti, no lo hagas con los demás. 


Comprueba si tiene alguna mancha difícil. Esto es importante antes de que lo lleves a limpiar de forma profesional, puesto que si señalas el lugar en el que están las manchas y cuál es su origen, mejor quedará después. No indicar dónde están las manchas o su origen no implican que el precio de la limpieza será menor o que el tintorero no se entere de que está sucio, así que es mejor ser sincera a la hora de llevar el vestido al tinte. 


Novia revisando su vestido colgado de una percha


Lleva al vestido a la tintorería. Incluso aunque el traje se puede lavar en casa, es mejor llevarlo a limpiar de forma profesional si quieres venderlo, puesto que da una mejor imagen a la futura compradora. El hecho de llevar la funda y la percha del tinte, así como el resguardo de la limpieza implica mayor seriedad, lo que te beneficiará a la hora de obtener un mejor precio.


No tardes demasiado tiempo a la hora de llevarlo a limpiar de forma profesional. Cuanto más se instalen las manchas, más difícil será limpiarlas a fondo


Vestido de novia colgado


Una vez que lo recojas del tinte, guárdalo. Hazlo en una funda y a salvo de la luz, de la humedad y de los insectos. En cualquier caso, no lo tengas mucho tiempo guardado, porque puede que aparezcan manchas o se deteriore.  


Elige uno... o mejor varios canales de venta. No te limites a ponerlo en una sola plataforma de venta por Internet, porque tienes varias en las que ofrecerlo. Algunas de estas plataformas cobran un porcentaje por la venta y otras no, pueden ofrecerte anuncios gratuitos y con versión premium, tienen más visibilidad o menos en cuanto a clientes...


También debes tener en cuenta que hay firmas, tiendas física y outlets que recompran los vestidos, así que pregunta antes de deshacerte de tu vestido de novia.


Infórmate de los precios que se están pagando por vestidos como el tuyo y procura ser competitiva. No es cuestión de que regales tu traje de novia, pero sí que lo vendas y que lo hagas en un tiempo prudencial. Una cosa es lo que tú crees que vale tu vestido, por lo que te ha costado y lo que supone emocionalmente para ti y otra muy diferente lo que se cotiza realmente en el mercado de segunda mano. 


Vestidos de novia colgados de una percha


Fotografía el vestido de forma exhaustiva, tanto de forma general como de los detalles especiales. Refleja los puntos fuertes del modelo que te gustaría conocer a ti si fueses a comprar tu vestido de segunda mano.


Cuando pongas el anuncio, procura que sea atractivo, que esté bien redactado y que refleje todos los detalles importantes que le pueden interesar a una compradora, como la talla, el largo, el tejido, si tiene arreglos, etc... Si tiene algún defecto o mancha, indícalo.


No tardes demasiado en poner el vestido a la venta, porque cuanto más tiempo pase, más te costará venderlo. Las novias quieren vestidos de segunda mano, sí, pero que no estén pasados de moda.


Novia mirando su vestido de novia en un contraluz en un ventanal


Aunque puedes almacenar el modelo durante varios años y luego venderlo como vintage. Pero, mucho cuidado, no es lo mismo vintage que viejuno.


Además, cuanto más tiempo pase el vestido en su funda, más posibilidades hay de que se deteriore.


Espero que estos consejos te ayuden a vender tu vestido de novia al mejor precio y lo antes posible.




Post relacionados:

Consejos Imprescindibles para Alquilar Tu Vestido de Novia 
Claves para Encontrar un Vestido de la Novia Sostenible
Qué Guardar Después de la Boda 


La primera vez que apareció el post Consejos para Vender con Éxito Tu Vestido de Novia fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Consejos para vender con éxito tu vestido de novia by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.