20 mayo, 2020

Cómo Cuidar y Limpiar las Alianzas o el Anillo de Compromiso

Las alianzas y los anillos de compromiso se ensucian, sí o sí. Aunque hay quien piensa que no se ensucian, ya que se lavan constantemente junto con las manos, lo cierto es que sí necesitan limpieza.


Piensa la cantidad de cosas de tocas al cabo del día y el roce constante que experimentan. Incluso el hecho de lavarte las manos implica que pueden quedar restos de jabón seco en algunas zonas. Y no te olvides de los cosméticos corporales y faciales y de los productos capilares que usas a diario y que terminan por depositarse sobre la superficie de las alianzas.


El uso acaba opacando el metal y las piedras, y dejando pequeñas rayaduras o marcas.


A continuación vas a encontrar consejos y trucos para cuidar y limpiar tus alianzas y anillos de compromiso y tenerlos siempre como nuevos.


Cómo cuidar y limpiar las alianzas o el anillo de compromiso


Lo mejor, la prevención


Procura quitarte la alianza o el anillo de compromiso si vas a realizar tareas domésticas, bricolaje o incluso para hacer determinado tipo de deporte.


Evita que el anillo te quede muy holgado, porque es más fácil que se te enganche en cualquier parte y se dañe el metal o los engarces de las piedras. Si se te ha quedado grande, llévalo a achicar al joyero.


Mujer enseñando su alianza y su anillo de compromiso


Si llevas el anillo puesto evita el contacto con productos agresivos como lejía, acetona u otros disolventes, alcohol, limpiadores fuertes, desatascadores, etc. Lo ideal es que utilices guantes cuando uses químicos fuertes, por tus anillos...y sobre todo por tus manos.


Evita realizar tareas que impliquen roces repetidos o presión cuando lleves los anillos puestos. Así que si vas a hacer bricolaje, trabajos duros de jardinería, deportes en los que sujetes peso o manillares o incluso sesiones maratonianas de planchado de ropa, quítate la alianza o el anillo de compromiso o ponte guantes protectores.


Y no te pongas los anillos para ir a la playa o la piscina, porque la sal, el cloro, el sol y los protectores pueden estropearlos.


Ponte los anillos sobre todo si tienen piedras preciosas o semipreciosas cuando te hayas aplicado ya la laca o los perfumes, porque si caen en ellas pueden estropearlas.


Cuando guardes tu alianza o tu anillo de compromiso hazlo por separado de otras piezas de joyería, para que el roce no produzca daños en ninguna. Si tienes un joyero con compartimentos, deposita cada pieza en el suyo. Si no es así, puedes guardarlos en bolsitas o cajas individuales.


Anillo en su caja


Mejor con un profesional


Lo ideal es llevar a limpiar tanto las alianzas como el anillo de compromiso al joyero cuando esté muy sucio u opaco, porque él sabrá cómo actuar adecuadamente sobre cada metal, sobre los grabados y sobre las piedras preciosas o semipreciosas. Es la mejor manera de dejar los anillos limpios, brillantes... e intactos.


Por otra parte, cuando los anillos están limpios, el joyero puede detectar fisuras o daños en los engarces o en la piedras y podrá actuar antes de que sea tarde.


En general


Pregúntale al joyero al que le hayas comprado las alianzas cuál es la mejor forma de limpiarlas en casa. Él mejor que nadie sabe cómo hacerlo teniendo en cuenta el metal, los acabados, las piedras que lleva...


Cuanto más sencillos sean las alianzas o los anillos de compromiso, más fácil será la limpieza.


Manos con alianzas


Ten en cuenta que las piedras preciosas o semipreciosas pueden reaccionar a determinados productos químicos, así que es importante tener cuidado con ello. De hecho hay piedras que son tan blandas y porosas que incluso un agua muy dura puede causarles daños.


Las esmeraldas, zafiros y rubíes es mejor limpiarlas con un paño humedecido únicamente con agua para no dañarlas.


También hay que tener precauciones con las decoraciones o lacados que puedan llevar los anillos.


Si alguna piedra o decoración está suelta, no limpies el anillo y llévalo al joyero para que la repare. La limpieza puede terminar de soltarla y perderla sin querer al poneros la alianza de nuevo.


Limpia cualquier tipo de joyería en un recipiente, nunca dentro del fregadero o cerca de un desagüe, así evitarás posibles accidentes si se te caen dentro.


En el caso de la limpieza doméstica, procura hacerla cada 2-3 semanas. Aunque si realizas tareas intensas con las manos desnudas o estás en contacto con químicos agresivos, tendrás que hacerla con más frecuencia.


Agua + jabón neutro


Es una forma sencilla y económica de limpiar tus anillos.


El jabón debe ser neutro y el cepillo de cerdas suaves. Puedes usar uno de dientes que ya esté usado o uno para las uñas, siempre que no sea muy duro. Si no tienes claro que el cepillo sea suficientemente suave, es mejor que uses un paño suave y que no suelte pelusas.


En caso de que las alianzas estén grabadas, el cepillo te será casi imprescindible, puesto que te ayudará a limpiar la suciedad que haya podido quedar atrapada en los surcos. No te olvides de seguir la dirección del grabado para limpiarlo mejor y no dañarlo.


Si el anillo tiene piedras, ten mucho cuidado a la hora de limpiarlo para no moverlas de sus engarces o de dañarlas.


El agua debe estar tibia, porque si está fría no se limpiará bien y si está muy caliente puede estropear la pieza.


Es importante que diluyas el jabón en agua y no lo apliques puro sobre el metal. Deja las piezas sumergidas durante 30-40 minutos (nunca si tienen piedras o perlas) y luego pásale el cepillo con mucha suavidad.


Acláralo y sécalo bien.


Este truco de limpieza lo puedes hacer con frecuencia, sobre todo si se trata de alianzas de oro o platino.


Agua + jabón neutro + amoníaco


Prepara una solución de agua con jabón en agua tibia y añádele unas pocas gotas de amoníaco.


Deja el anillo sumergido un par de minutos y luego acláralo.


Seca con una gamuza que no deje pelusas.


Este truco es perfecto para anillos de oro o de platino que lleven diamantes, también para los de plata. No lo uses si el metal del que están hechos es el cobre.


Anillo de compromiso con diamante


Vinagre blanco + agua


Mézclalos a partes iguales, dejando la alianza en remojo durante unos 5 minutos. Luego aclara y seca bien.


No uses esta mezcla si tu anillo tiene piedras, lacados, esmaltados u otro tipo de decoración añadida.


Limpiador comercial de oro


El oro amarillo es un metal muy blando, por lo que hay que tener cuidado a la hora de limpiarlo. Para ello puedes usar limpiadores específicos para este tipo de metales.


Alianzas de oro amarillo sostenidas por las manos de una novia


Qué no usar


Pasta de dientes. Se ofrece como truco para limpiar los metales, pero es muy fácil que los raye, así que evítalo. Este truco es muy popular, lo mismo que el siguiente, pero ante la posibilidad de que raye la pieza, es mejor evitarlo.


Bicarbonato. Los gránulos también rayan el metal, tanto si se usan en seco como humedecido en forma de pasta.


Lejía. La lejía o cualquier otro producto con cloro puede decolorar el metal.


Toallas de papel. No seques tus piezas de joyería con pañuelos o toallas de papel, porque rayarán el metal y las piedras.


Las alianzas y los anillos de compromiso son para toda la vida, así que conviene cuidarlos (casi) tanto como al propio matrimonio, ¿no te parece?




Post relacionados:



La primera vez que apareció el post Cómo Cuidar y Limpiar las Alianzas o el Anillo de Compromiso fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Como cuidar y limpiar las alianzas y los anillos de compromiso by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

13 mayo, 2020

Llevar un Diario de la Boda: una Gran Idea

¿Llevabas un diario de pequeña? ¿Lo haces ahora para escribir todo lo que te sucede cada día? Tanto si eres habitual de esta forma escribir sobre ti y lo que te ocurre como si no lo eres, iniciar un diario exclusivamente para la boda puede ser una gran idea.


Por si no te lo habías planteado todavía, a continuación encontrarás los beneficios que te aportará llevar un diario de boda, qué formato puede tener, que puede contener y algunos consejos que pueden serte útiles.


¿Preparada?


Llevar un diario de la boda: una gran idea


Beneficios de llevar un diario de boda


El hecho de escribir algo físicamente te ayudará a reflexionar, a poner las cosas en perspectiva, a centrarte, a priorizar y a clarificar tus ideas. También es una forma de tomarte un respiro en el día a día, de pararte a pensar. También te será útil para:


  • Te ayudará a planificar mejor la boda.

  • Te será útil a la hora de tomar decisiones.

  • Si incluye agenda, podrás organizar tus citas.


  • Te servirá para administrar y gestionar mejor los tiempos.
 
  • Te ayudará a gestionar mejor el estrés.

  • Será un precioso recuerdo.


Qué formato puede tener


Un diario en papel. Los hay con diseños realmente preciosos, aunque puedes usar un diario al uso o incluso utilizar un cuaderno bonito para llevar el día a día de tu boda.


Un álbum. Con una elegante encuadernación, con anillas... cualquier formato te servirá.



Una carpeta o caja archivadora. En la que puedas ir guardando ideas, recortes o recuerdos relacionados con tu boda.


Un diario con planificador/agenda. Podrás apuntar tus ideas, tus sentimientos, tus expectativas, pero también tus citas, el cronograma de tu boda o gestionar tu presupuesto. Los hay muy completos ya en el mercado, aunque puedes hacerlo tú misma, adaptándolo a tus necesidades.



Un diario con planificador/agenda digital. Hay muchas aplicaciones disponibles que te permitirán llevar al día tu boda. Si usas esta fórmula, no te olvides de descargar una copia y encuadernarla para conservarla para siempre. Y mucho ojo con la privacidad de tus datos. Revisa qué permisos te ofrecen, cuánto tiempo guardarán la información, dónde la guardarán, etc.


Qué puede incluir tu diario


El día a día de la organización de la boda, desde la pedida de mano. Más allá de las citas o de las direcciones, la razón de ser de un diario de bodas es reflejar todo lo que ocurre desde que hayáis decidido que os vais a casar.



Detalles importantes que te vayan sucediendo. Como en un diario al uso, escribe aquello que va ocurriendo durante el proceso de organización de la boda. Con el tiempo esos pequeños detalles se olvida, pero si están negro sobre blanco, no. Te hará mucha ilusión consultarlo más adelante. Y también podrás compartirlo más adelante con tus hijos y nietos.


Tus expectativas y las de tu pareja ante la boda. Apunta lo que esperáis de la boda, cómo la imagináis, qué os haría felices...


El futuro que planeáis ambos para después de la boda. Incluir lo que queréis que ocurra con vosotros después del sí, quiero es una forma perfecta de no perder de vista lo realmente importante. Cuando vaya pasando el tiempo, os ayudará a recuperar lo que os llevó al matrimonio.


Ideas. Apunta todas las ideas que se te vayan ocurriendo, es la mejor forma de que luego no se te olviden. Eso no quiere decir que vayan a ser las definitivas, pero sí que queden por escrito.


Inspiración. Reflejar todo lo que te inspira por escrito te puede ayudar. Además, así podrás transmitírselo mejor a tus proveedores.


Bocetos. Puedes ir haciendo dibujos de cómo te gustaría que fuese tu vestido, los complementos, el maquillaje, el peinado, la decoración...


Fotos. De tus ideas, de lo que te inspira, de las pruebas (de tu vestido, del maquillaje, del peinado, del menú...), de momentos especiales que vayan surgiendo durante el proceso de la organización, etc.




Citas con proveedores. Puedes apuntar todas las visitas y citas, desde las que tengas para gestionar el expediente matrimonial hasta las que tengas con el servicio del alquiler del vehículo. Así podrás tenerlas centralizadas todas en el diario, aunque luego las traslades a tu agenda general.


Cronograma de la boda. No está de más que te hagas un cronograma de la boda, para que de un sólo vistazo puedas hacerte una idea general del punto en el que estás y qué te queda por completar.


Check lists de las diferentes tareas de la organización. Junto con el cronograma te permitirá controlar todo lo que concierne a la boda.


Lista de invitados. En el diario puedes incluir las diferentes listas de invitados (la tuya, la de tu pareja, las de vuestros padres, los compromisos) de las que luego surgirá la lista definitiva de asistentes.


Asignación de los invitados en sus mesas. Una vez que ambos hayáis confeccionado la lista de invitados, puedes reflejar en el diario la forma en la que asignaréis mesa a cada uno de ellos.


Algunos consejos


Es recomendable, pero no imprescindible. Si no te gusta la idea, deséchala.


Procura que se adapte a ti.


Busca un formato con el que te sientas cómoda.


Ver esta publicación en Instagram

Y hasta aquí puedo leer. . Sé que estáis deseando ver más, pero... hasta aquí puedo enseñar... . Como dije el diario se puede sacar de la estructura, por lo que obviamente tiene que llevar sus bolsillos para guardar cosillas si lo llevamos en el bolso... . Hoy no correspondería esta foto, pero después del fin de semana que me he pegado 🤣 no la pude subir ayer... tampoco quería dejar el trío incompleto... . Estoy recién levantada, y yo soy de las que hasta el segundo café y hayan pasado unas 5 o 6 horas no me espabilo 😭🤣🤣🤣🤣 Por eso hoy de pocas palabras va la cosa, estoy muy empanada, todavía no me he bebido ni el primer café 😜 . Y con esto y un bizcocho... . #wedding #scrap #scrapbooking #ideas #scrapideas #scrapbookingideas #handmade #diariodeboda #diariodenovia #ritarita #siquiero #aluacid

Una publicación compartida de Beatriz | Arte | Scrapbooking (@beazubo.art) el



No lo consideres una obligación, debe ser algo con lo que disfrutes y que te ayude.


Piensa en ese diario como en algo que permanecerá en el tiempo.


Compártelo con tu pareja.


Puedes dejar una parte reservada para la postboda, incluso puedes guardar en el diario las invitaciones, los menús, las tarjetas de agradecimiento, la tarjeta con los votos...


Lo importante apúntalo con bolígrafo o rotulador. Lo que vayas a tener que cambiar, mejor con lápiz.


Hazte con rotuladores y marcadores de colores para distinguir diferentes materias: diario, inspiración, proveedores, lista de invitados...


También puedes preparar separadores o adhesivos para ayudarte a organizar tu diario.


¿Tienes ya tu diario de bodas y tu bolígrafo preparado?



Post relacionados:



La primera vez que apareció el post Llevar un Diario de la Boda: una Gran Idea fue en el blog de ¿Quién Dijo Boda?


Licencia de Creative Commons
Llevar un diario de la boda: una gran idea by ¿Quién dijo boda? - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.